jueves, 3 de enero de 2013

Helen Lieberman, una felicidad que no se puede comprar




Helen Lieberman es una logopeda sudafricana,  en unos de sus primeros días de trabajo en un hospital segregado ve como un bebe negro recién operado de una afección que le impedía alimentarse, es dado de alta y expulsado del Hospital donde trabaja.
Esta Mujer, presionando a una limpiadora que trabajaba en el Hospital busca al niño en un suburbio de la Ciudad del Cabo llamado Langa, donde los blancos tienen prohibida la entrada.
Metiendo a la limpiadora oculta en su coche va hacia la casa donde esta el bebe, allí casi es expulsada por las abuelas (las abuelas en la sociedad sudafricana son las que están al cuidado de los bebes), al final consigue recuperar al bebe y llevárselo al Hospital, donde le hidrata y le alimenta por vía intravenosa, ese bebe se llama Jeremi actualmente.
Cuenta como las primeras veces, ella, hija de buena familia y casada con un prestigioso abogado sudafricano  tenia que vencer la repulsión por el olor nauseabundo de los bebes negros (falta de higiene).
Pero cuando dio por vez primera el biberón a uno en sus brazos, algo se cambio en su cabeza, se accionó un interruptor, la energía de la Humanidad entro en ella.
Desde entonces Helen Lierberman ha fundado escuelas, hospitales y centros de asistencia en innumerables suburbios de Surafrica.
La energía proporcionada le hizo desafiar las leyes antinaturales del Gobierno Surafricano hasta el punto de meter a treinta refugiados en el garaje de su casa cuando las excavadoras expulsaron a todo un suburbio de Ciudad del Cabo (esto podía costarle siete años de cárcel).
Todo un carácter, toda una mujer, valiente y generosa.
En el país más inhumano de la Tierra ella luchó y venció.

Con su Fundación, Ikamva Labantu (El futuro de nuestra nación) ha proporcionado enseñanza, educación , proporcionado seguridad en la alimentación y contribuido a formar pequeñas empresas y proyectos a miles de sudafricanos.

Se ve que el Nobel de la Paz no entiende el sudafricano y no quedaría muy bien darle el Nobel a Ikamva Labantu

De hecho ni tiene entrada en la Wiki en español (yo, por lo menos, no la he encontrado)
Un breve resumen de su actividad aqui.
Dominique Lapierre le ha dedicado su magnifico libro Un arco iris en la Noche, libro de obligada lectura para quien quiera saber algo de Sudáfrica  un libro que hay que rascarse el bolsillo y comprar, porque la mayoría de los beneficios de los libros escritos por este magnifico escritor van de vuelta a la sociedad y piratearlos no es como piratear a un millonario que se lo gasta en coches de lujo y mansiones, no es lo mismo, aquí robamos dinero y oportunidades a quien más lo necesita.
La canción de abajo habla de un Dios que bendice a Africa y era la canción de protesta de los africanos que eran oprimidos por otros africanos tan solo por ser de diferente color, que hay que ser un poco estúpido...
Ahora forma parte del himno sudafricano.

El camino de una Sudáfrica racional no ha hecho más que empezar, pero el futuro es optimista.




Helen Lieberman, una gran mujer.
La típica persona que hace que sienta una inquebrantable fé en esta especie de mamíferos que algunas veces parece que solo sabemos pegarnos y robarnos.
Hay alternativas al egoísmo  y muchas veces vencen, Helen Lieberman es una muestra tan solo, ha sido un placer haberme encontrado con ella.
Es más, viendo la trayectoria de estas personas y de algunas monjas y personas anónimas que ponen su vida y empeño en ayudar a gente que no conocen, observando sus miradas, estoy seguro que tienen una felicidad que no se puede comprar.

Me quito el sombrero ante su valentía.

Que Fortuna sea propicia a Helen Lieberman.

26 comentarios:

Tracy dijo...

Ojalá se expanda el espíritu de esta mujer entre nosotros.

María dijo...

Es que la felicidad TEMU, jamás se compra, jamás.
Se conquista, se disfruta y sale de dentro siempre. Depende si consigues o no sentirte a gusto y eso... solo es a ratos, a veces largos a veces cortitos, a veces muy a menudo y otras muuy de vez en cuando. Ayudar de verdad, hace sentirse muuy, pero que muuuy bien...lástima que probemos poco en general.

Conocía a esta mujer y también a este escritor con nombre de champán, siempre escribe sobre este tipo de submundos y su magia, tiene otro libro India, mon amour ( seguro que más que no conozco) que se sumerge en la extrema pobreza de la india y a pesar de ella, su luz y su grandeza... por eso cuando aquí entonamos el canto del cisne moribundo deberíamos recordar que hay vida hasta en el infierno y gente, muchísima gente que merece la pena... sieempre ha sido así y siempre será.


Un beso graaande recién estrenado y horneado :-)

Novicia Dalila dijo...

Admiro profundamente a la gente que se implica de esa manera en las causas más difíciles y retorcidas de este mundo tan malamente repartido. No conocía a esta mujer ni su labor humanitaria, pero tomo buena nota para difundirla.

Un beso, pater.

V dijo...

Hay personas que nacen con el coraje suficiente como para no poder apartar la mirada ni cerrar los ojos. ¿Serán ellas las más felices?... muy probablemente, aunque yo no puedo saberlo.

Un beso, Temu.

desastre manifiesto dijo...

Viendo el perfil de los premio nobel en los últimos años, si esta gente fuesen siquiera nominados tendrían que preocuparse, pues algo perverso habrían echo.

Esta gente no necesita el reconoicimiento de estúpidos premiadores; pienso que valoran más el que le demos ñla gente humilde.

Miquel dijo...

Siempre hay personas de las que aprender. Salut

Daltvila dijo...

Magnífico este post, una inyección de coraje y de amor que nos impulsa a seguirla.

En cuanto tenga un rato me meto en el "aquí" y por supuesto que me voy a comprar el libro.

Un abrazo

Francesc Puigcarbó dijo...

Hay más Helen Lieberman de las que pensamos y desconocemos sus obras, o mejor dicho, buenas obras.
¿Como le van a dar el Nobel de la Paz si no ha matado a nadie.?

Nuria dijo...

No es lo suficientemente mala ni conocida para que le den el Nobel de la paz.
Yo la conocía por un artículo en el Quo, o en Muy interesante, no recuerdo. Me fascinó, igual que me fascinan otros muchos que tampoco son muy conocidos.
Posts como el tuyo me hacen recuperar la fe en algunos humanos.
Gracias!
Besos!

Anónimo dijo...

No soy capaz de hacer ningún comentario coherente, sólo rendirme ante su coherencia y valentía.
Alguna vez me pregunté que qué mundo habría con personas de características parecidas. Imagínate si estas personas vivieran hasta que se acabara este mundo. Ricardo

Gemma dijo...

Todos esos africanos que cantan y ríen y que en condiciones infrahumanas comparten un cuenco de arroz con el vecino, aunque eso le suponga morirse de hambre lentamente son los que se merecen el Nobel, todos esos bebes que no huelen a limpios, y por qué coño tendrían que oler a limpio si viven entre excrementos y vómitos y sudores fríos y calientes?. Y nosotros necesitamos cogerlos en brazos para humanizarnos! hay evidencias que pasan tan desapercibidas en nuestro mundo aún sabiéndolas...y dormimos, y comemos, y necesitamos el mejor perfume francés, y encendernos un cigarro y la tele y los reyes magos...porque claro, qué hemos hecho nosotros para merecer tanta infelicidad e injusticias y tristeza y aburrimiento...?

Es tremendo.

jussepe dijo...

Si queda espacio, incluyo mi reconocmiento.

Dr.Krapp dijo...

Uno de los problemas de la Humanidad es que prefiere las grandes palabras a los pequeños hechos. La Historia reserva un sitial relevante a los grandes charlatanes, muchas veces grandes mentitorosos, y uno muy chico, casi insignificante, a aquellos que hacen de su vida ejemplo y en vez de "hablar de redimir a todos" prefieren ayudar a los que están más cerca.

Temujin dijo...

Tracy eso se nace, pero también se cultiva

Temujin dijo...

Maria este frances y un español tienen muchos libros interesantes, uno de ellos "Era medianoche en Bhopal" es estremecedor...

Temujin dijo...

Novicia es una gran desconocida, no había oído hablar de ella, por eso la he puesto aquí...

Temujin dijo...

Vero, hay algo en las miradas que dice mucho, he conocido monjas que habían estado en África en penosas condiciones que llevaban la felicidad en los ojos, a esta no la conocía, pero me imagino algo parecido..

Temujin dijo...

Desastre no creo que vayan buscando premios, la verdad, creo que les saldrá de "las tripas"..

Temujin dijo...

Miquel, son muchas si nos fijamos un poco, algunas veces las podemos tener al lado sin saberlo.

Temujin dijo...

Daltvila, en el libro viene la Historia de Sudafrica que es la Historia de la colonización y de la estupidez.

Temujin dijo...

Francesc, no reúnen los "méritos suficientes", parece ser..

Temujin dijo...

Nuria, hay mucha buena gente aunque lo salen en los noticiarios, no pueden gastarse millones en publicidad..

Temujin dijo...

Ricardo, puede ser que si gobernasen personas así, no fuesen necesarias personas como ellas..

Temujin dijo...

Gemma con la posesión empieza el egoísmo, cuanto más tienes más quieres es una realidad. Somos cómplices del sistema aunque no culpables, los culpables son pocos pero poderosos (porque les dejamos, claro)

Temujin dijo...

Iusseppe, siempre queda sitio como en el Camarote de los Hermanos Marx...

Temujin dijo...

Krapp, ahí lo has bordado... amen.