domingo, 12 de mayo de 2024

El suicida.

 

 El ex Ministro de Sanidad se presenta como candidato a las elecciones regionales en Cataluña. 

 En su favor tendrá que es una persona que se deja asesorar, durante la epidemia nos lo recordaba continuamente, "Estamos siendo asesorados por un comité de expertos", decía en su habitual sinceridad. 

 Luego siguiendo los planteamientos del Líder Supremo decía:

 "NI amnistía ni nada de eso, lo repito para que quede claro, ni amnistía ni nada de eso". 

 Si los catalanes ven bien que les mientan, pues ya tienen a su candidato.

 Enfrente esta un partido de extrema derecha supremacista liderado por un fugado de la Justicia, cómplice de malversadores. Un malversador, por si no lo saben ustedes, es un delincuente que coge el dinero de la Sanidad y la Educación Públicas y lo dedica para pagarse "sus fiestas"...

 Este extremista, presunto delincuente fugado, no miente, por lo menos conscientemente. 

 El presunto delincuente fugado vive de puta madre en sus mundos de yupi y delpueblo a cuenta del esfuerzo de los trabajadores españoles, más de los que viven explotados fiscalmente en Cataluña. Un parásito social. El Partido que regenta es la representación de los señoritos vagos, corruptos y acomodados de Cataluña, los herederos de CIU y Pujol. Esos que pasaron de hacerle felaciones al Caudillo a ser independentistas, todo por seguir siendo los caciques con mando en plaza.   CIU fue el partido con más alcaldes franquistas de la Transición. 

  Luego tenemos al nacional socialismo de ERC, también formado por algunos delincuentes indultados por el Líder Supremo para conseguir el poder que no le dieron las urnas. En ERC, junto a honrados militantes, hay otros presuntos delincuentes huidos (o eso creo), estos dicen que son socialistas y nacionalistas. Nacional-socialismo a tope.  Estos tampoco mienten. 

  En otro lado tenemos al Pp con Alejandro Fernández, un tipo moderado seguro, lo digo porque no le conozco.  En este país, normalmente, solo se conoce a los bocazas y a los "iluminaos". El Pp es el partido que ganó las elecciones nacionales, partido liderado por un señor que no sabe muy bien por donde tirar. Algunos dirán que Feijóo es moderado, yo creo que es un "progresista" con complejos, pero como no ha gobernado, pues no se que hará. 

  Y luego está VOX, con un tal Ignacio Garriga, un partido de derecha, conservador con tintes liberales.    Para mi, y desgraciadamente, más conservador que liberal.   De este señor no puedo hablar porque tampoco conozco su trayectoria. Asistí a un mitin de Vox en Burgos que dio Abascal y cuando empezaron a hablar del Cid me fui, solo pensé, ¿qué coño tiene ver el Cid con la actual política?, ¿me toman por gilipollas?. Por su política liberal y de bajar impuestos, yo bien pudiera ser el votante de Vox que no fui. Estos tampoco mienten.

  Y esto es España, todo el dia de campaña electoral, como si no hubiera otra cosa que hacer, otras labores que cumplir y otros trabajos a realizar. 

  Pekín tiene 21.766.214 habitantes y Shangai  29.210.808 ciudadanos, dos ciudades tiene más habitantes que España. Nueva Delhi tiene 32.941.308 habitantes. 

 Lo digo por si no lo sabían.

  Aqui todavia hay idiotas que recetan la división como receta de progreso, en fin, como son los más guapos y el resto somos "cortitos"...  

 Quizás hubiera que hacer todas las elecciones a la vez y por lo menos teníamos un poco de tranquilidad de vez en cuando.  

 Quizás hubiera que quitar el 80% de los parlamentarios y políticos, no se. No puede haber más jefes que indios, que decía el otro y yo esto si lo se. 

  Este ambiente electoral lo definió muy bien alguien alguna vez en algún sitio como: 

 "Esa es una atmósfera turbia, ya cansada, como de taberna al final de una noche crapulosa.".

 Estoy viendo de reojo el festival ese de marras, yo no veo TV pero me lo han pedido mis hijos. Veo hacer plaibag (o como se diga) a un tío con barbas vestido de mujer de rojo y pienso: 

 "Nos vamos a ir a la mierda por gilipollas".

 Y que conste que me da igual con quien se acueste cada cual, no es una disculpa, solo pienso que no es de mi incumbencia, sin más. 

 Las minorías no deben provocar dictaduras. 

 Ya empiezo a estar cansado de oír lo que me debe gustar, lo que está bien y lo que no, lo que debo comer, como debo viajar, como debo pensar, como si yo fuese un pedazo de carne que no tuviera criterio.  

 Que si estoy engañado yo y ellos no, que si ellos tienen la Verdad Absoluta, ¿como no se me habia ocurrido antes?, hay que joderse, con lo "relistos" que son ellos y lo tonto que soy yo. 

 Pero te pones a buscar y ves cosas que se dan por hechas sin razonamiento alguno y normalmente no están "tan hechas", tienes que ser de determinada forma, quieras o no, como ellos dicen. Son "cuestiones de fé", si no crees te sacan del sistema. 

  Todo este tinglado para contentar al "idiota de guardia", ese imbécil anónimo con espíritu inquisidor refugiado en la colectividad. Te meten miedo y amenazan con llamarte fascista.   Es el chantaje emocional de moda que conmigo ya no funciona.   

  De hecho, como sigan asi, al final fascista va a ser un elogio dependiendo quien te lo llame, este es el nivel. 

 Prefiero al cura con barragana, el párroco de "misa y olla" (Eslava Galán dixit), es más humano, no se mete con nadie. Sobrevive entre fanáticos militantes, come, folla, duerme, vive. 

 En el frontispicio de este blog pongo: 

 "Progresista es a progreso lo que carterista es a cartera."

 Que tomen nota los afectados, conmigo no cuela, soy una persona con mi modo de ver las cosas y no acepto chantajes, nunca los acepté y ya soy muy mayor como para empezar. 

 La economía se está hundiendo en Europa, nadie habla de esto, pero es la realidad. Perdemos competitividad todos los días y seguimos mirándonos al ombligo, diciendo lo majos y lo progresistas que somos y nos vemos. 

 Nadie quiere rectificar, aunque todos conocen que vamos al fracaso, saben que a ellos no les afectara y tiene miedo al Gran Sacerdote, sus sentencias morales.

 Roma empezó su declive cuando los romanos no quisieron ser soldados. 

 Pero actúan como si el mundo estuviera pendiente de nosotros. 

 Hace ya algunos años que esto no es asi, NO es asi. 

 Somos la presa. 

  Nos parecemos mucho al idiota suicida que se tiró desde el décimo piso de un edificio diciendo que podía volar y cuando caía por la quinta altura del mismo a toda velocidad mirando su altímetro de pulsera decía por el comunicador: 

 "Hasta ahora todo bien, los indicadores no muestran fallos".

  Como es costumbre se me ha ido la tecla, ustedes perdonen, o no, hagan lo que quieran.

   Como, desgraciadamente, no conozco música culta pongo la que siento en estos momentos. La banda sonora de esta entrada cantada por un tipo digno. 

 Sé que no estoy en mi juicio

Y que me falta inspiración.

Todo me saca de quicio

¡Qué desilusión!

Odio salir a la calle

Hiede la televisión,

El Rock and Roll es un arte

¡Qué desilusión!

Es sólo una canción

Y me siento mejor.

Soy compañero de nadie

Y viajo solo en mi vagón,

No encuentro un soplo de aire

¡Qué desilusión!

Soy pregonero del negro

Y tengo en cama la opinión,

Sé que no existe el infierno

¡Qué desilusión!

Es sólo una canción

Y me siento mejor.

 

   Que Fortuna nos sea propicia.

 

 

lunes, 6 de mayo de 2024

Libres e independientes

 Les dejo un discurso que me gusta mucho, porque es reflexivo, hace preguntas y ayuda a pensar. Quizas ustedes habran leido extractos o quizas lo hayan leido completo, no se. Yo me he decantado por ponerlo completo y que cada uno saque las conclusiones que quiera. 

 Tan solo he puesto en negrita las frases que más me gustan, quizas porque no han perdido vigencia, quizas porque nunca lo harán. 

 Saquen ustedes, si lo desean, sus conclusiones, sus reflexiones.

 O si quieren no lo lean, actúen como personas libres e independientes. 

 Solo las personas, los individuos, de forma singular, pueden ser libres e independientes y tomar estas decisiones.



 Aprecio mucho su generosa invitación a estar aquí esta noche.

 Ustedes soportan hoy en día grandes responsabilidades y un artículo que leí hace algún tiempo me recordó cuán pesadamente pesan sobre su profesión las cargas de los acontecimientos actuales.

 Tal vez recuerden que en 1851 el New York Herald Tribune, bajo el patrocinio y publicación de Horace Greeley, empleó como corresponsal en Londres a un oscuro periodista llamado Karl Marx.

 Se nos dice que el corresponsal extranjero Marx, arruinado y con una familia enferma y desnutrida, apelaba constantemente a Greeley y al editor en jefe Charles Dana para que le aumentaran su generoso salario de cinco dólares por cuota, un salario que él y Engels etiquetaron ingratamente como el "El peor engaño pequeñoburgués".

 Pero cuando todos sus llamamientos financieros fueron rechazados, Marx buscó otros medios de vida y fama, terminando finalmente su relación con el Tribune y dedicando su talento a tiempo completo a la causa que legaría al mundo las semillas del leninismo, el estalinismo, la revolución y la guerra fría.

 Si tan solo este periódico capitalista de Nueva York lo hubiera tratado más amablemente; Si Marx hubiera seguido siendo corresponsal extranjero, la historia podría haber sido diferente. Y espero que todos los editores tengan presente esta lección la próxima vez que reciban un llamamiento de un periodista desconocido para un pequeño aumento en la cuenta de gastos, asolado por la pobreza.

He seleccionado como título de mis comentarios de esta noche "El Presidente y la Prensa". Algunos podrían sugerir que la redacción más natural sería "El presidente versus la prensa". Pero esos no son mis sentimientos esta noche.

 Es cierto, sin embargo, que cuando un conocido diplomático de otro país exigió recientemente que nuestro Departamento de Estado repudiara ciertos ataques periodísticos contra su colega, fue innecesario que respondiéramos que esta Administración no era responsable de la prensa, ya que la prensa había ya dejado claro que no era responsable de esta Administración.

 Sin embargo, mi propósito aquí esta noche no es lanzar el habitual ataque a la llamada prensa de un solo partido. Por el contrario, en los últimos meses rara vez he escuchado quejas sobre parcialidad política en la prensa, excepto por parte de unos pocos republicanos. Tampoco es mi propósito esta noche discutir o defender la televisión de las conferencias de prensa presidenciales. Creo que es muy beneficioso que unos 20.000.000 de estadounidenses asistan regularmente a estas conferencias para observar, si se me permite decirlo, las cualidades incisivas, inteligentes y corteses que demuestran sus corresponsales en Washington.

 Por último, estas observaciones tampoco pretenden examinar el grado adecuado de privacidad que la prensa debería permitir a cualquier presidente y su familia.

Si en los últimos meses los reporteros y fotógrafos de la Casa Blanca han asistido con regularidad a los servicios religiosos, seguramente eso no les ha hecho ningún daño.

 Por otro lado, me doy cuenta de que su personal y los fotógrafos del servicio de noticias pueden estar quejándose de que no disfrutan de los mismos privilegios verdes en los campos de golf locales que antes.

 Es cierto que mi predecesor no se oponía, como yo, a las fotografías de las habilidades golfísticas en acción. Pero tampoco fue nunca un hombre del Servicio Secreto.

 Mi tema de esta noche es más serio y preocupa tanto a los editores como a los editores.

 Quiero hablar de nuestras responsabilidades comunes frente a un peligro común. Los acontecimientos de las últimas semanas pueden haber ayudado a iluminar ese desafío para algunos; pero las dimensiones de su amenaza han aparecido en el horizonte durante muchos años. Cualesquiera que sean nuestras esperanzas para el futuro (reducir esta amenaza o vivir con ella), no podemos escapar ni de la gravedad ni de la totalidad del desafío que representa para nuestra supervivencia y nuestra seguridad, un desafío que enfrentamos de maneras inusuales. en todos los ámbitos de la actividad humana.


 Este desafío mortal impone a nuestra sociedad dos requisitos que preocupan directamente tanto a la prensa como al presidente; dos requisitos que pueden parecer casi contradictorios en su tono, pero que deben conciliarse y cumplirse si queremos hacer frente a este peligro nacional. Me refiero, en primer lugar, a la necesidad de una información pública mucho mayor; y, en segundo lugar, a la necesidad de un secreto oficial mucho mayor.

I

 La misma palabra "secreto" es repugnante en una sociedad libre y abierta; y nosotros, como pueblo, nos oponemos inherente e históricamente a las sociedades secretas, a los juramentos secretos y a los procedimientos secretos. Hace mucho tiempo decidimos que los peligros de una ocultación excesiva e injustificada de hechos pertinentes superaban con creces los peligros que se citan para justificarla. Incluso hoy en día, tiene poco valor oponerse a la amenaza de una sociedad cerrada imitando sus restricciones arbitrarias. Incluso hoy en día, tiene poco valor asegurar la supervivencia de nuestra nación si nuestras tradiciones no sobreviven con ella. Y existe un peligro muy grave de que una necesidad anunciada de mayor seguridad sea aprovechada por aquellos ansiosos por ampliar su significado hasta los límites mismos de la censura y el ocultamiento oficiales. Eso no tengo la intención de permitirlo en la medida en que esté bajo mi control. Y ningún funcionario de mi Administración, ya sea de alto o bajo rango, civil o militar, debería interpretar mis palabras aquí esta noche como una excusa para censurar las noticias, reprimir la disidencia, encubrir nuestros errores o ocultar a la prensa y a la prensa. al público los hechos que merecen conocer.


 Pero sí pido a cada editor, cada editor y cada periodista de la nación que reexamine sus propios estándares y reconozca la naturaleza del peligro que enfrenta nuestro país. En tiempos de guerra, el gobierno y la prensa suelen unirse en un esfuerzo basado en gran medida en la autodisciplina para evitar revelaciones no autorizadas al enemigo. En tiempos de "peligro claro y presente", los tribunales han sostenido que incluso los derechos privilegiados de la Primera Enmienda deben ceder ante la necesidad pública de seguridad nacional.


 Hoy no se ha declarado ninguna guerra y, por feroz que sea la lucha, es posible que nunca se declare de la manera tradicional. Nuestra forma de vida está bajo ataque. Quienes se hacen nuestros enemigos avanzan por todo el mundo. la supervivencia de nuestros amigos esta en peligro. Y, sin embargo, no se ha declarado ninguna guerra, las tropas en marcha no han cruzado fronteras, no se han disparado misiles.


 Si la prensa espera una declaración de guerra antes de imponer la autodisciplina de las condiciones de combate, entonces sólo puedo decir que ninguna guerra ha planteado jamás una amenaza mayor para nuestra seguridad. Si están esperando un hallazgo de "peligro claro y presente", entonces sólo puedo decir que el peligro nunca ha sido más claro y su presencia nunca ha sido más inminente.


 Requiere un cambio de perspectiva, un cambio de táctica, un cambio de misiones: por parte del gobierno, del pueblo, de cada hombre de negocios o líder sindical y de cada periódico. Porque en todo el mundo nos enfrentamos a una conspiración monolítica y despiadada que se basa principalmente en medios encubiertos para expandir su esfera de influencia: en la infiltración en lugar de la invasión, en la subversión en lugar de las elecciones, en la intimidación en lugar de la libre elección, en las guerrillas nocturnas. en lugar de ejércitos de día. Es un sistema que ha reclutado vastos recursos humanos y materiales para la construcción de una máquina muy unida y altamente eficiente que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas.


 Sus preparativos están ocultos, no publicados. Sus errores son enterrados, no titulado. Sus disidentes son silenciados, no elogiados. No se cuestiona ningún gasto, no se publica ningún rumor, no se revela ningún secreto. En resumen, conduce la Guerra Fría con una disciplina de tiempos de guerra que ninguna democracia esperaría o desearía igualar.


 Sin embargo, toda democracia reconoce las necesarias restricciones a la seguridad nacional, y la cuestión sigue siendo si esas restricciones deben observarse más estrictamente si queremos oponernos a este tipo de ataque, así como a una invasión abierta.


 Porque los hechos del asunto son que los enemigos de esta nación se han jactado abiertamente de adquirir a través de nuestros periódicos información que de otro modo contratarían agentes para adquirirla mediante robo, soborno o espionaje; que los detalles de los preparativos encubiertos de esta nación para contrarrestar las operaciones encubiertas del enemigo han estado disponibles para todos los lectores de periódicos, amigos y enemigos por igual; que el tamaño, la fuerza, la ubicación y la naturaleza de nuestras fuerzas y armas, y nuestros planes y estrategia para su uso, han sido señalados en la prensa y otros medios de comunicación en un grado suficiente para satisfacer a cualquier potencia extranjera; y que, al menos en un caso, la publicación de detalles sobre un mecanismo secreto mediante el cual se seguían los satélites requirió su modificación a costa de tiempo y dinero considerables.

 Los periódicos que imprimieron estas historias eran leales, patrióticos, responsables y bien intencionados. Si hubiéramos estado involucrados en una guerra abierta, sin duda no habrían publicado tales artículos. Pero en ausencia de una guerra abierta, sólo reconocieron las pruebas del periodismo y no las pruebas de la seguridad nacional. Y mi pregunta esta noche es si no deberían adoptarse ahora pruebas adicionales.

 La pregunta es para que usted la responda solo. Ningún funcionario público debería responder por usted. Ningún plan gubernamental debería imponer restricciones contra vuestra voluntad. Pero estaría faltando a mi deber para con la nación, al considerar todas las responsabilidades que ahora tenemos y todos los medios disponibles para cumplir con esas responsabilidades, si no recomendara este problema a su atención e instara a su consideración cuidadosa. .

 En muchas ocasiones anteriores he dicho -y sus periódicos lo han dicho constantemente- que estos son tiempos que apelan al sentido de sacrificio y autodisciplina de cada ciudadano. Llaman a cada ciudadano a sopesar sus derechos y comodidades con sus obligaciones para con el bien común. Ahora no puedo creer que los ciudadanos que trabajan en el negocio de los periódicos se consideren exentos de ese recurso.

 No tengo ninguna intención de establecer una nueva Oficina de Información de Guerra para gobernar el flujo de noticias. No estoy sugiriendo ninguna nueva forma de censura ni ningún nuevo tipo de clasificación de seguridad. No tengo una respuesta fácil al dilema que he planteado y no intentaría imponerla si la tuviera. Pero estoy pidiendo a los miembros de la profesión periodística y de la industria de este país que reexaminen sus propias responsabilidades, consideren el grado y la naturaleza del peligro actual y presten atención al deber de autocontrol que ese peligro nos impone a todos. .

 Cada periódico se pregunta ahora, respecto de cada noticia: "¿Es noticia?". Todo lo que sugiero es que agregue la pregunta: "¿Es en interés de la seguridad nacional?" Y espero que todos los grupos en Estados Unidos (sindicatos, empresarios y funcionarios públicos de todos los niveles) hagan la misma pregunta sobre sus esfuerzos y sometan sus acciones a las mismas pruebas rigurosas.

 Y si la prensa estadounidense considera y recomienda la adopción voluntaria de nuevos pasos o mecanismos específicos, puedo asegurarles que cooperaremos incondicionalmente con esas recomendaciones.

 Quizás no haya recomendaciones. Quizás no haya respuesta al dilema que enfrenta una sociedad libre y abierta en una guerra fría y secreta. En tiempos de paz, cualquier discusión sobre este tema y cualquier acción resultante son dolorosas y sin precedentes. Pero éste es un momento de paz y peligro que no conoce precedentes en la historia.


II


 Es la naturaleza sin precedentes de este desafío lo que también da origen a su segunda obligación, una obligación que comparto. Y esa es nuestra obligación de informar y alertar al pueblo estadounidense, asegurarnos de que posea todos los datos que necesita y que también los comprenda: los peligros, las perspectivas, los propósitos de nuestro programa y las opciones que debemos tomar.

 Ningún presidente debería temer el escrutinio público de su programa. Porque de ese escrutinio surge la comprensión; y de esa comprensión surge el apoyo o la oposición. Y ambas son necesarias.  No les pido a sus periódicos que apoyen a la Administración, pero sí les pido ayuda en la tremenda tarea de informar y alertar al pueblo estadounidense. Porque tengo plena confianza en la respuesta y la dedicación de nuestros ciudadanos siempre que estén plenamente informados.

 No sólo no pude sofocar la controversia entre sus lectores, sino que la agradezco. Esta Administración pretende ser sincera respecto de sus errores; porque como dijo una vez un hombre sabio: "Un error no se convierte en error hasta que te niegas a corregirlo". Tenemos la intención de aceptar toda la responsabilidad por nuestros errores; y esperamos que los señale cuando los señalemos.

 Sin debate, sin crítica, ninguna administración ni ningún país pueden tener éxito, y ninguna república puede sobrevivir. Por eso el legislador ateniense Solón decretó que era delito que cualquier ciudadano rehuyera la controversia. Y es por eso que nuestra prensa estaba protegida por la Primera Enmienda -el único negocio en Estados Unidos específicamente protegido por la Constitución- no principalmente para divertir y entretener, no para enfatizar lo trivial y lo sentimental, no simplemente para "dar al público lo que quiere", sino informar, despertar, reflexionar, exponer nuestros peligros y nuestras oportunidades, indicar nuestras crisis y nuestras opciones, dirigir, moldear, educar y, a veces, incluso enojar a la opinión pública.

 Esto significa una mayor cobertura y análisis de las noticias internacionales, porque ya no son lejanas y extranjeras sino cercanas y locales. Significa prestar más atención a una mejor comprensión de las noticias, así como a una mejor transmisión. Y significa, finalmente, que los gobiernos en todos los niveles deben cumplir con su obligación de brindarles la información más completa posible fuera de los límites más estrechos de la seguridad nacional, y tenemos la intención de hacerlo.

III

 Fue a principios del siglo XVII cuando Francis Bacon destacó tres inventos recientes que ya estaban transformando el mundo: la brújula, la pólvora y la imprenta. Ahora, los vínculos entre las naciones forjados por primera vez por la brújula nos han convertido a todos en ciudadanos del mundo, y las esperanzas y amenazas de una se han convertido en las esperanzas y amenazas de todos nosotros. En los esfuerzos de ese mundo por vivir juntos, la evolución de la pólvora hasta su límite último ha advertido a la humanidad de las terribles consecuencias del fracaso.


Y así es a la imprenta, al registrador de los hechos del hombre, al guardián de su conciencia, al mensajero de sus noticias, a quien acudimos en busca de fuerza y asistencia, confiados en que con su ayuda el hombre será lo que nació. ser: libre e independiente.


(“El presidente y la prensa”, discurso de Kennedy ante la “American Newspapers Publishers Association”. Nueva York, 27 de abril de 1961). 

 Aquí en texto original y aquí en video. Y no, no fue el último discurso de Kennedy. 

Kennedy fue asesinado el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas.

 Que Fortuna nos provea de lecturas provechosas. 

miércoles, 1 de mayo de 2024

Alexis Henri Charles de Clérel

 "En los siglos de igualdad, cada individuo está naturalmente aislado, no tiene amigos hereritarios a los que pueda exigir ayuda, clase cuyas simpatías le estén aseguradas; se le aparta fácilmente y se le pisotea en la impunidad.
En nuestros días, un ciudadano oprimido no tiene más que un medio de defenderse, que consiste en dirigirse a la nación entera, y si es sorda, al género humano. Solamente hay un medio de hacerlo: la prensa. Así, la libertad de prensa es infinitamente más preciosa en las naciones democráticas que en todas las demás, ella sola cura la mayor parte de los males que pueda producir la igualdad. La igualdad aisla y debilita a los hombres, pero la prensa pone al lado de cada uno de ellos un arma muy poderosa, de la que puede hacer uso el más débil y más aislado. La igualdad quita a cada individuo el apoyo
de sus allegados, pero la prensa le permite apelar a la ayuda de todos sus conciudadanos y todos sus semejantes. La imprenta ha apresurado el progreso de la igualdad y es uno de sus mejores correctivos."


 "El despotismo que es tímido por naturaleza, ve en el aislamiento de los hombres la garantía más segura de su propia duración y, de ordinario, pone todos sus cuidados en aislarlos. No hay vicio del corazón humano que le agrade tanto como el egoísmo. Un déspota perdona fácilmente a los gobernados que no le quieran con tal que no se quieran entre ellos. No les pide que le ayuden a conducir el estado, le basta con que no pretendan dirigirlo ellos mismos. Llama espíritus turbulentos e inquietos a los que pretenden unir sus esfuerzos para crear la prosperidad común y, cambiando el sentido de las palabras, llama buenos ciudadanos a los que se encierran estrictamente en sí mismos"



“Lo que más confusión provoca en el espíritu es el uso que se  hace de estas palabras:democracia, instituciones democráticas, gobierno democrático. Mientras no se las defina claramente y 
no se llegue a un entendimiento sobre su definición, se vivirá  en una confusión de ideas inextricable, con gran ventaja para  los demagogos y los déspotas”
(Alexis de Tocqueville, El Antiguo Régimen y la Revolución II , 
p. 100)

 Don Alexis Henri Charles de Clérel, alias Alexis de Tocqueville.

 Que Fortuna nos permita comprender hacia donde vamos,

lunes, 29 de abril de 2024

La carta

Lean esta carta despacio, merece la pena. Es un texto que habla de Vida, Libertad y Dignidad. Palabras estas que parecen estar en desuso o supuestamente anticuadas en la actualidad. 


En el segundo aniversario del asesinato de mi hijo Joxeba te hablé en público y en privado, Patxi, porque estaba cada vez más preocupada por algunas palabras y gestos de quienes te acompañan en el partido. 
 Soy mayor, Patxi, tengo setenta y tres años y tú eres muy joven, como lo es el presidente del Gobierno.   Por eso me atreví a decirte que pensaras en las cosas que son realmente importantes: la vida y la dignidad. La defensa de la vida y de la libertad y de la dignidad es más importante que el poder o que el interés del Partido Socialista

 Sabes muy bien que mi hijo pensaba exactamente así. Y desde luego la defensa de nuestra dignidad como personas en las políticas antiterroristas es más importante que el mantenimiento de los actuales aliados del Partido Socialista, te lo digo tal y como lo pienso. 

 Te hablé de la traición de los nacionalistas en Santoña en 1937, Patxi, como te hablé de mi infancia y te recordé que el que pacta con los traidores se convierte en un traidor, y tú me dijiste que nada de eso pasaría. 
 Todavía no se hablaba de la palabra mágica, proceso de paz, ésa que va asomando poco a poco, que tanta ilusión provoca en gentes ansiosas de paz, y que cubre las posibles vergüenzas que puede traer una negociación -que no rendición- con los terroristas. A mí me parece que la palabra viste el santo. 
 La negociación es un atajo, no es la solución democrática, Patxi. 
Quienes lloramos a los muertos hemos renunciado a vengarnos. Como sociedad no aplicamos la pena de muerte, ni la cadena perpetua. Ésta es la prueba de la inmensa generosidad de nuestra sociedad. 

 Lo hemos comentado muchas veces en casa. A veces he pensado que ETA no mata en Francia porque tal vez también influya que allí las penas son más severas y que no tienen esperanza de que el Gobierno francés escuche cantos de sirena. También te lo digo como lo pienso. Con José Luis Rodríguez Zapatero hablé el 13 de diciembre de 2003. Ahora estamos en el año 2005 y yo todavía tengo voz, y no callaré, pero ahora hay muchos ciegos en España y creo que serán ciegos y mudos ante nosotros. 
 Hay muchos ciegos que serán leales a lo que hagáis, aunque nos traicionéis, porque sólo ven las siglas y éste es el país de Caín y Abel, de unos contra otros, de la política que parece tantas veces un partido de unos forofos contra otros forofos. Y sí, los hinchas que escriben de vuestro lado dirán lo que vosotros no diréis en voz alta, que es lo que ya nos han dicho los nacionalistas: que estamos manipulados por el Partido Popular y por nuestro dolor, y que deberíamos estar callados cuando nos den un abrazo y un homenaje. ETA no ha dado tregua, pero a veces creo que os ha podido o que está a punto de poderos.
  A Odón Elorza y a Gemma Zabaleta les escribí el 14 de noviembre de 2004 que para perdonar es necesario que quien ha hecho mal se arrepienta, y ETA no se ha arrepentido de matar, y puesto que no va a reconocer el mal causado, si obtiene algo de vosotros significará por fin que matar ha valido la pena. 
 Me apena -a veces me indigna, si tengo que ser totalmente sincera- veros enredaros en las palabras con que os intenta descolocar el mundo de ETA. Es la dignidad de los muertos inocentes lo que está en juego, y la dignidad de toda la sociedad. Y salvo que deseemos engañarnos, nos consta que Ibarretxe no se ha arrepentido de haber pactado con ETA, ni de romper por la mitad la sociedad vasca. Ibarretxe y la gran mayoría de los nacionalistas -tengan pistola o no- son de los de a Dios rogando y con el mazo dando, y en la negociación irán de la mano con las mismas palabras. 

 Por eso, después de leer a Javier Rojo en el «Diario Vasco», he pensado en cada muerto y en cada familia rota y en cada uno de sus días y de sus años sin tregua en el dolor. Y he pensado en el sueño de poder llorar a los muertos por haber rendido a ETA. 

 En una paz sin trampas y en llorar, en ese momento, tranquilos y con la conciencia limpia y tranquila. Y cerrar por fin el duelo. Ay, Patxi, ya sé que no me enseñarás los lugares donde estuve refugiada. Tú me dijiste que mi vida había sido triste. Fui una refugiada de guerra miserablemente pobre, crecí como la hija de un rojo represaliado, no pude votar hasta los cuarenta y cuatro años. Y después vino el calvario de nueve años de ver sufrir a mi hijo, que veía llegar su propio asesinato. Se jugó la vida por defender la libertad, no por lo que parece que viene de vuestra mano, eso que pomposamente se anuncia como un proceso de Paz. 

 Porque, Patxi, ahora veo que, efectivamente, has puesto en un lado de la balanza la vida y la dignidad, y en el otro el poder y el interés del partido, y que te has reunido con EHAK. Ya no me quedan dudas de que cerrarás más veces los ojos y dirás y harás muchas más cosas que me helarán la sangre, llamando a las cosas por los nombres que no son. A tus pasos los llamarán valientes. ¡Qué solos se han quedado nuestros muertos!, Patxi. ¡Qué solos estamos los que no hemos cerrado los ojos! 


 Carta a los nuevos ciegos de Pilar Ruiz Albisu madre de Joseba Pagazaurtundúa asesinado por sus ideas políticas.  Fue ejecutado a bocajarro, de cuatro tiros en el Bar Daytona de Andoáin por los cómplices del psicópata secuestrador Otegui, el ahora socio de Pedro Sanchez y el Psoe.
 La verdad es que me parece muy atrevido añadir algo a este texto. 

 Que Fortuna nos sea propicia.

 P:D. Seguramente no podré contestar a vuestros comentarios (si los hubiera) hasta el dia 1.

sábado, 27 de abril de 2024

El pequeño emperador y brotes verdes.


 Y ahora, si no me haceis caso, dejo de respirar... 

 Hace ya unos años estuve en China, allí se llamaba a los niños "pequeños emperadores" porque, como se seguía la política del "hijo único", los niños chinos tiranizaban a sus padres con cabreos estúpidos, rabietas imbéciles y exigencias absurdas. 

 Nuestro amado y bellisimo líder, el centinela de la democracia de Occidente, el Ayatollah del progresismo, el Dalai Lama del feminismo y azote del fascismo "saenfao".

 ¡¡¡Vaya por dios!!! y anuncia que si no le hacemos caso, que si no le dejamos hacer lo que "su persona" desea pues se va... y se da cinco días para reflexionar sobre su dimisión. 

 Hay que ser gilipollas o mala persona, no lo se o puede que ambas. 

 Esto es un ataque directo a los jueces, el mensaje es claro: "Si no dejáis de investigar a "mi persona" y mis cercanos "el pueblo" os perseguirá" y para ello, con su declaración de "pequeño emperador" enrabietado reclama la atención del pueblo y el partido pone autobuses para que los atribulados papaymama apoyen a la criatura. 

 No se que pasara el lunes, es posible que Pedro I "El cambiante" haya pasado de adorar a su amada Begoña a pedir el divorcio. Esto ya ha pasado antes con otras cosas. 

 En cualquier caso el gilipollas ya lo ha hecho, y dimita o no dimita, internacionalmente, ya se le relaciona con la posible corrupcion de su mujer y en el panorama nacional ha quedado retratado como lo que es, una persona sin fortaleza moral al que el puesto le queda grande, como, por otra parte ya sabíamos todos.

 Firmado: "Er fasha" del "El frente fascista, machista, nacionalista, franquista, gamonalista y neoliberalista de Gamonal".

 Si se va Pedro "El cambiante" algunos apuntan a Zapatero alias "Brotes verdes", otro crack.

 José Luis "El economista", ese audaz gobernante que supo prever la crisis y que gracias a él no tuvimos que cambiar la Constitución porque sino nadie nos financiaba, lo dicho, un crack. 

 O si la tuvimos que cambiar para que nos financiasen, ya no se, ¡¡¡que lio!!!... 

 Adjunto declaraciones de tan insigne, progresista, democrático, feminista y reconciliacionista ex Presidente de Gobierno. 


Que ganas tengo que se acabe esta etapa de España. Asi podre volver a escribir cosas como antes y variar el tema. Y no digo que no gobierne el pesoe, el pepe o cualquier otro si gana las elecciones, digo que hay que tener un poco más de dignidad, empezando por eso y luego todo lo demás. 

 Que Fortuna nos libre de malcriados llorones y quejicas. 

martes, 23 de abril de 2024

28 septiembre. Domingo


 "Fuimos en tren hasta lo de Illera. Es un cazadero hermoso con una ladera muy áspera, llena de jaras y tomillos, y un chaparral arriba, en el páramo. El río corre por bajo y espejea con el sol. Lo de Illera, a las doce del día, es un bonito espectáculo. Cogimos la ladera de izquierda a derecha, porque si no la perdiz escapa al otro lado del río. Venteaba recio y las tías salían largas. Zacarías dijo que había que subirlas al monte si queríamos que aguantasen. La Doly empezó trabajando bien y a la mano, pero luego se cansó. El Pepe tiró a una liebre en París. A pesar del viento hacía calor y me quedé en camisa. 

Como no hacíamos nada, Tochano dijo que lo que procedía era dar unos ganchitos, primero en la ladera y luego arriba, en los chaparros. Organizamos la cosa de forma que ojeasen dos y tres se quedaran de puesto, alternando. 

 En los tres primeros ojeos bajamos cinco y en el cuarto yo me quedé de puesto en la esquina, junto al río. No me prueba el ojeo porque soy nervioso y no sé decidir, hasta que ha pasado el momento, si es mejor tirar de pico o de rabo. Acababa de bajar una perdiz cuando sentí ruido entre los mimbrerales de la ribera y me puse al quite. De repente apareció el zorro como a unos treinta pies y pensé que era el perro de un pastor. 

 Él se volvió de lado y entonces le vi la cola: «Me cago en su padre», me dije y me cubrí bien con los enebros. El indino estaba quedo, con unos ojos muy despiertos, escuchando las voces de Zacarías y el Pepe que traían la mano. Dudé si cambiar el cartucho porque tenía séptima, pero me dije que en la operación iba a armar ruido y le iba a espantar. Luego, cuando me eché la escopeta y le apunté a la paletilla a ciencia y paciencia, me oía el corazón con tanta claridad como cuando de chavea me ponía don Florián, el cura, el reloj en la oreja para que cantara los segundos. Iba a apretar el gatillo cuando el tío marrajo se arrancó. Entraba gazapeando, el hijoputa. 

 Entonces me dio la duda de si tirarle de morros o sacudirle de culo. Aún me dio tiempo de pensar que si le tiraba de culo podría machucarle el rabo y, sin vacilar más, disparé. Dio un brinco como un títere, el condenado, pero siguió corriendo y creí que se me iba. Entonces tiré el segundo y le quedé. Empecé a vocear y Tochano acudió el primero. «¡Mira!», le dije. «¡Coño, el zorro!», dijo él. Y fue a echarle mano, pero el maldito se revolvió y le mordió el brazo. Tochano se puso a patearle. «Deja -dije-, vas a escoñarle la piel.» 

 Allí mismo comimos y Zacarías contó que en Extremadura hizo una vez una carambola de zorros y que eran mayores que éste. Melecio le dijo que no era posible matar dos zorros de un tiro, y Zacarías, que no se calla ni por cuanto hay, explicó que uno mordía el rabo del otro porque el de atrás era ciego y el de delante hacía de lazarillo. ¡No te giba! Parpadeaba el cachondo de él como cada vez que suelta una trola.

 Al concluir de comer, Tochano tenía la muñeca como una morcilla. «Ya estará rabioso el hijoputa», dijo. El Pepe no hacía más que darle a la bota.

 Al levantarnos dijo que le debíamos los billetes. Yo le dije que él me debía a mí los cafés del otro día. Se cabreó y me salió con que si me había dejado de pagar alguna vez. Le abonamos los billetes y él me dijo que mañana me abonaría los cafés y en paz. 

No me atreví a recordarle lo de los cartuchos de Aniago."


Diario de un Cazador de Don Miguel Delibes Setién (Valladolid, 17 de octubre de 19201​- Valladolid, 12 de marzo de 2010).

 Los escasos pero apreciados lectores de este blog saben que desde que empecé a escribir este desahogo llamado Correcaminos todos los 23 de Abril pongo una cita de "EL Quijote" de Don Miguel de Cervantes Saavedra y la acompaño con otra de "Hamlet" de Don William Shakespeare. Dos obras que he leído y me parecieron maravillosas. Este año no, este año he puesto un texto del burgalés (nacido por error en Bayadoliz) Don Miguel Delibes que cuando quería disfrutar del monte venía a la zona norte de Burgos, a Sedano, un pueblo entre montañas. Don Miguel Delibes es un autor que me parece injustamente tratado por esta España de cortesanos, sinvergüenzas, caciques y matarifes. 

 El 23 de Abril es la fiesta regional de Castilla y León, la fiesta de los Comuneros de Villalar una fiesta que no me representa porque mi representación soy sólo yo. 

 En España hemos asistido a una división administrativa del país en comunidades. Cosa per se que no está mal ya que puede agilizar la presencia del Estado en cada punto y puede llevar soluciones de manera más eficaz. 

  Esto era demasiado bonito para un país al que le costó siglos quitarse a los cortesanos y curas  que vivían de soltarnos pregones y sermones. 

 Esto se ha transformado en una red clientelar de sinvergüenzas, vagos, vividores y aldeanos caciquiles que utilizan los sagrados recursos públicos en darse auto bombo en algunos casos, en sembrar el odio entre españoles en otros y aquellos simplemente en robar. 

 A mi me gusta España, creo en este esfuerzo común llamado España, porque la conozco. Porque la he recorrido de Norte a Sur y de Este a Oeste, porque he estado y he comido en todas sus provincias, conozco muchas de sus ciudades, he pateado los polígonos industriales, hoteles de cinco y cuatro estrellas y hostales de dos, he pateado sus campos y se que un obrero de Vigo se diferencia en poco o en nada de uno de Barcelona, que un agricultor de Málaga tiene similares intereses que uno de Lerida o de Soria y que a todas las madres y padres lo que más les preocupan son sus hijos y es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia 

 Alguien dijo alguna vez en algún sitio en una carta: "¡Me ahogo, me ahogo, me ahogo en este albañal y me duele España en el cogollo del corazón!".

 Pues bien, asi me siento yo, cuando veo un sistema político que se basa en la división en vez de la unión, que cree más en restar que en sumar. 

 Cuando veo que no se habla de obras comunes y si de trabajos que diferencien a los españoles en grupos, en segmentos, en enemigos, divididos, envenenados por predicaciones tortuosas de aldeanos caciques locales o regionales llenas de prepotencia, soberbia y supremacismo regional. 

 El sistema político es corrupto y manejado por una cuadrilla de analfabetos funcionales (esto tiene poco que ver con su nivel de estudios) que solo buscan medrar en el partido y en el sistema, sin ideas, sin proyectos comunes, sin trabajos a diseñar y realizar. Solo reparten dinero para comprar votos sabiendo que ellos no estarán el día que esto reviente, porque reventará, no tengan ninguna duda. 

 Requiere más trabajo planificar un pantano que dar un subsidio, es más fácil y da más votos crear nuevos impuestos (con la disculpa del medioambiente) que recortar el gasto con una eficaz gestión . 

 Ya puestos se gastan miles de millones en darse propaganda a ellos mismos, para decirnos lo guapos que son y lo bien que lo hacen, los joputas... 

 Nadie mira a largo plazo.

 Cuando uno va mirándose el ombligo o diciéndose lo guapo que es, cuando uno anda observándose en los escaparates su supuesta buena compostura mientras pasea la hostia con la farola más próxima no es difícil de prever.  

 Ahí es hacia dónde vamos. 

 Cuando uno ve como Presidente de Gobierno a un ególatra mentiroso sin escrúpulo alguno adicto a los vuelos privados, casado con una mujer que se publicita como "conseguidora de fondos públicos" que aprueba su marido y con un hermano que cobra de dinero público pero que tributa en otro país, cuando ve esto uno se repugna, le duele.  

 Cuando uno ve que este infame presidente después de perder las elecciones se alía con un psicópata matarife cómplice de asesinos y un supremacista cacique local que desvió fondos de Sanidad y Educación para sus fiestas políticas, se asquea.  

 Un ególatra mentiroso aliado con un fanático secuestrador que jugaba a la ruleta rusa con su víctima acompañados por un presunto delincuente evadido de la Justicia son los que manejan los hilos de este país. 

 Creo que mi país está enfermo, cuando normaliza cosas como estas. No se me ocurre una solución sencilla y sin dolor.

 El resultado es un país donde ya debemos casi dos billones, en concreto,  1.965.411.000.000 aurelios,  cada español debe 41.520 euros y lo más grave, cada contribuyente debe 97.370 eso si hacemos la cuenta de la vieja e incluimos toda la deuda de todas las administraciones, que es como se debe hacer la cuenta y no la hacen. 

 Vivimos en una mentira hasta que todo se descubra que será demasiado tarde.

 Ahora hagan cabeza y piensen en alguna inversión nacional que haya hecho este país en los últimos cinco años, cosas como presas para riego y para luz, carreteras, hospitales, autovías, universidades, polígonos industriales, colegios, vivienda pública, infraestructura eléctrica para coches y camiones (de esto puedo hablar mucho y con conocimiento porque somos la cola de Europa en este tema, lo se).

 Todo el dinero a comprar votos, todo el dinero por el desagüe del gasto y la corrupcion algunas veces legal y otras no, pero corrupcion. 

 Estamos hipotecando la casa para irnos de vacaciones, a esto no le llamo yo una conducta inteligente.  

 En España el trabajo está penalizado fiscalmente y la molicie subvencionada.  No me vengan con eso de que hay gente que no puede trabajar, que de esos no hablo, me refiero a los que pueden y no lo hacen, qué es la mayoría de desempleados. 

 No hay inversión pública en infraestructura como puertos y nuestros ingenieros se tienen que ir de aquí, no hay inversión pública en Hospitales y nuestros médicos y sanitarios se tiene que ir. No hay inversión pública en sistema de riegos inteligentes y pantanos regulados, nuestros informáticos e ingenieros agrícolas se van y nuestro campo va camino de hundirse. 

 Son nuestros hijos, la mejor generación de la Historia de este país, una inversión brutal que se va de España, de la España del gasto y la no inversión, todos los días. 

 Más gasto, más impuestos, menos inversión y para terminar de joder al personal se crean división y enemistades ¿Que puede salir mal?. 

 Esto reventará, de eso no tengo la menor duda. La crisis ya ha empezado, eso tambien lo se porque vendo medios de producción que son los primeros que caen en toda crisis económica. Ya ha llegado y no es pequeña, es brutal, no entran pedidos nuevos, asi de sencillo. El mercado de bienes de producción se esta manteniendo estos meses por los pedidos de los años 2.022-23 pero no entran nuevos pedidos, se factura lo vendido pero no se vende, esto tambien lo se y no solo me pasa a mi, tambien lo se, he estado en una reunión nacional y todos están como yo. 

 Que Fortuna haga que me equivoque, pero va a  ser que no. 

 P.D. Siento no haber podido contestarles antes. No se cuando podre contestar esta entrada. A partir de ahora les trataré a todos de usted, no porque quiera distanciarme sino porque creo que es bueno. 

 

domingo, 7 de abril de 2024

Antonio Gaitán Perabad



Don Antonio Gaitán Perabad de quince años de edad era natural de El Carpio, Córdoba. Miembro de una familia de 7 hijos, de los que solo sobrevivieron 4, Antonio ayudaba a su padre en la tienda familiar. 

 Él, su padre y dos primos fueron detenidos al principio de la guerra por su condición de cristianos.

La noche del 21 de agosto del 36 fueron sacados de prisión y conducidos hacia el cementerio donde iban a ser fusilados. Un miliciano al que le dio lástima el niño le invitó a que «corriera junto a su madre». Él no quiso dejar solo a su padre y junto a él y los demás fue fusilado . Murió abrazado a su padre.

 Este es uno de los asesinados democráticamente por los republicanos. Fusilados de forma progresista y democrática, muy democrática, eso sí, y cuyos restos exhumados de forma democrática sin permiso de su familia han sido el telón de fondo y paisaje de restos humanos donde se ha rodado el Noticiario Documental democrático de nuestro bello, sincero y amado líder. 

 Lo digo por refrescar la Memoria Democrática. 

 No se piensen ustedes que la gente democrática de izquierdas asesinaban a niños, adultos y violaban mujeres por ser cristianos o por tener pequeños negocios que saquear, no.. que va... No sean ustedes fascistas.

 Todos los de izquierdas eran seres democráticos de luz, personas celestiales democráticas que iban repartiendo sus bondades por el mundo democrático.  

 Todos los malvados eran de derechas, eso está democráticamente claro. 

 Pedro Sánchez  es un hombre democrático con escrúpulos y moral democráticamente exquisitos que nunca miente como haría cualquier sinvergüenza fascista. 

 En su democratica cabeza no estaba usar el Noticiario Documental del Valle de los Caídos con Su Persona supervisando para tapar el caso de una señora que se entrevista con unos tíos en un hotel de San Petersburgo. La democrática señora. para tener democrática confidencialidad, expulsa a los escoltas y poco después, de forma democrática, feminista y progresista, la democrática empresa amiga recibe unos cientos de millones de euros avalados por el democrático marido de esta señora que es un democrático señor importante, que va, no seamos fascistas, franquistas-machistas. 

 Tema musical de la entrada: "Bailare sobre tu tumba" de Siniestro Total y aunque ustedes no me pregunten el porqué lo he puesto se lo digo yo, ha sido un rayo de luz democrático, una inspiración de memoria democrática. 



Que Fortuna nos ampare, que falta nos va a hacer. 

P.D. Prometo no hablar más de Sánchez hasta la próxima vez, "palabritaderniñojesu". 

El suicida.

   El ex Ministro de Sanidad se presenta como candidato a las elecciones regionales en Cataluña.   En su favor tendrá que es una persona que...