domingo, 10 de abril de 2016

Cervantes, Shakespeare y Rajoy



No hace mucho, el primer ministro británico, David Cameron, pronunció un discurso y escribió un artículo, distribuido en todo el mundo, sobre Shakespeare y el cuarto centenario de su muerte, que estos días está a punto de cumplirse. En su discurso y su artículo, Cameron subrayó la importancia universal del autor inglés, expresó el orgullo de saberse su compatriota, y demostró que las tareas de gobierno no sólo se refieren al pasteleo político, a cobrar impuestos y todo eso, sino que incluyen, y hasta lo exigen, apoyar y difundir el rico patrimonio nacional que a cada uno le tocó en suerte, rindiendo homenaje a la cultura y la memoria.

Y ahora, oigan, con un acto de poderosa voluntad, imaginemos a Mariano Rajoy Brey -que no sé si a estas alturas seguirá siendo presidente en funciones o se habrá ido a tomar por saco-, pronunciando un discurso o escribiendo un artículo sobre los cuatrocientos años, que también se cumplen ahora, de la muerte de Miguel de Cervantes. Imaginen si pueden -yo, la verdad, no puedo- a Rajoy, con ese agudo punto cultural que tiene, dejando a un lado el Marca y la camiseta de ciclista para ocuparse, por una vez en su puta vida, de algo relacionado con la palabra cultura. Imaginen -insisto que con titánico esfuerzo, quien sea capaz- a ese estólido estafermo, a ese pétreo don Tancredo, a ese primer presidente de gobierno que en cuatro años de mandato nunca visitó la Real Academia Española, del que no consta una foto en un estreno teatral, un concierto, una sala de cine, una librería, contándonos cómo le emocionan las peripecias del ingenioso y desdichado hidalgo, sus diálogos con Sancho Panza, la ternura heroica de la ensoñación y el fracaso. Recordándonos, como Cameron con Shakespeare, que el hombre que escribió la más moderna y más espléndida novela de todos los tiempos era español. Rindiendo homenaje a ese hombre extraordinario, soldado en Lepanto, oscuro funcionario de ventas y caminos, autor inmenso que va a hacer ahora cuatro siglos justos murió pobre, ninguneado, más respetado en el extranjero que por sus ingratos, miserables compatriotas. 

He dicho alguna vez, o varias, que si la mayor parte de los gobiernos españoles desde la democracia se mostraron indiferentes con la cultura, el de Mariano Rajoy ha pasado cuatro años agrediéndola directamente. Su desprecio absoluto llega a la bofetada ruin, al escarnio infame. La campaña de extorsión económica dirigida por el ministro Montoro contra escritores, músicos y cineastas, la canallada de la ministra Fátima Báñez al retirar las pensiones e imponer multas a los escritores jubilados que cobran legítimos derechos de autor, la pasividad ante la piratería que esquilma y arruina, la asfixia económica impuesta por los ministros de Cultura a la Real Academia Española (que hace el Diccionario, la Ortografía y la Gramática, y mantiene el delicado e importante vínculo -alto asunto de Estado- con 500 millones de hispanohablantes), y otras cosas que no caben en esta página, vienen siendo, desde el principio hasta el fin, de una avilantez inaudita. Y como traca final, esta legislatura se despide con la vergüenza internacional del Año Cervantes.

Hay que decirlo y repetirlo hasta que a estos idiotas les zumben los oídos. Frente al anunciado Shakespeare Lives británico, en el que van a participar 140 países con los ingleses echando la casa por la ventana, el ministerio de Cultura español maneja un programa de actividades descoordinado, casposo hasta la náusea, de iniciativas sueltas, metiendo a última hora todo cuanto se le ocurre, por cutre que sea, para engordar el programa desatendido hasta ahora. Porque siempre les ha importado Cervantes un carajo. Y para más recochineo, a las críticas por haber llegado hasta aquí de esta manera, el Gobierno hasta ahora en funciones arguye que es complicado cuadrar agendas, que hay riesgo de politizar el centenario y que la interinidad gubernamental ha complicado las cosas; o sea, como si las cosas se pusieran en pie de un día para otro y en el último momento. Y ahora resulta que después de cuatrocientos años sabiendo que estos días se cumplirá el cuarto centenario cervantino, nadie ha tenido tiempo suficiente para preverlo. 

De todas formas, cuando uno lo piensa, quizá sea mejor así. El mejor monumento a Cervantes y a su Quijote, lo que da sentido exacto a ese libro extraordinario, es precisamente la patria que lo hizo posible: este lugar desmemoriado, ingrato, desleal, miserable, insolidario, analfabeto hasta el suicidio, sin el que nunca habría podido escribirse el libro que mejor nos retrata. Una España donde hoy, como hace cuatrocientos años, seguimos siendo consecuentes con nuestra propia infamia.  

Habia decidido escribir algo, pero me he acordado de esto y aquí lo comparto. El original aqui.


Siempre nos quedará el fútbol, la misa y Belen Esteban.

Que Fortuna nos ampare

27 comentarios:

Francesc Puigcarbó dijo...

el Cervantes ese, ¿juega en el Betis? es a lo único que le puede sonar a Marianico el plasma.

Joselu dijo...

La actitud de Mariano Rajoy -por más que pese- es la misma que mantienen la inmensa mayoría de los españoles con la cultura, incluido el tan citado Don Quijote, libro desconocido por casi todos los españoles. Nos retrata, como bien dice Pérez Reverte. Hay que decir que en su tiempo, el Quijote fue tomado por un libro chusco y grotesco, divertido sí, pero nada profundo. Los europeos lo tradujeron con rapidez y se divititieron a costa de la imagen del hidalgo venido a menos que les llevaba a reírse de los españoles otrora poderosos y altivos. Sin embargo, mentes claras inglesas, alemanas y francesas empezaron a ver que había una enorme fábula moral detrás. Este éxito en Europa molestaba a los españoles de su tiempo que veían la novela con desconfianza y así fue olvidada durante dos siglos. No fuimos los españoles lo que reconocimos la genialidad de El Quijote, fueron los de fuera. Y así llegamos a Benito Pérez Galdós que es el primero que retorna a la creación novelesca tomando el Quijote y las Novelas Ejemplares como modelo.

A los españoles no les interesa la vida de Cervantes ni su obra. Yo, al menos no lo percibo en absoluto trabajando con cincuenta licenciados que se presuponen cultos. No creo que lo hayan leído más de cinco, si llega.

Saludos.

Temujin dijo...

FRancesc, Cervantes es comentador deportivo, aunque es del Español, me extraña que no le conozcas.

Temujin dijo...

Joselu, supongo que la traducción del mismo era más fácil de leer como expusiste en tu blog, puede que ahí este el problema.

Sin embargo yo lo he leido y me gusto mucho, lo empece como una auto-obligación después de dejar de estudiar, pero la obligación me fue agradable y repetí.

Quizas en este país envidioso, nos cuesta alabar lo bueno para auparnos sobre las miserias de otros, mientras otros sean peor que nosotros, nosotros vamos bien. Reconocer héroes, escritores, gente que hizo la cosas bien nos es extraño aquí en España, donde quien no es victima de algo, parece que no es de aquí. La gente que hace las cosas bien, no mendiga nada, los que piensan, o solo, los que cumplen con su obligación no son bien vistos por quienes han estado dirigiendo los destinos patrios, antes con los curas como ideal a seguir y ahora con la mediocridad igualitaria que ahoga el talento.
Un saludo

emejota dijo...

Creo recordar que en su día me leí las obras completas de Shakespeare dada mi educación anglófila, también El Quijote dada mi educación española. Ambas parejas. Basta con haber profundizado un poquito en ambas para distinguir la naturaleza de las dos naciones.
Por cierto que con el último resbalon de Cameron la pérfida Albión tiene más papeletas que nunca para abandonar la U.E.

Francesc Puigcarbó dijo...

Cervantes y periquito, seguro que es manco. El manco de Cornellá el Prat. Por cierto - no se lo figas a nadie - años ha y ha muchos, servidor se leyó el Quijote, concretamente en Palma de Mallorca cuando hacia de soldadito.

tecla dijo...

Me has emocionado, Temujin, como me emocioné cuando leí el otro día a Perez Reverte.
Creo que fue Unamuno el que dijo que había leído el Quijote tres veces en su vida: la primera con una risa, la segunda con una sonrisa y la tercera con una lágrima.
Me da la impresión de que ahora ya vamos por la lágrima.
Se agradecen tus entradas, Temujin.

Tot Barcelona dijo...

Temijin...No toques los prebostes
¿ qué tiene que ver Cervantes y el Español ?
Joder...ni hablando de cultura nos salvamos del futbol


y me cabreo, tio, me cabreo...
Te remito..de uso obligado.
EL ORIGEN DEPORTIVO DEL ESTADO.Ortega y Gasset (1934)
Y allí, como dicen los entendidos del tema, empezó todo.
Ya te contestaré por via tam-tam
Salut

Luis Antonio dijo...

Leí en la escuela varias veces una versión abreviada y actualizada durante mi infancia y he leído la versión original un par de veces. Hay capítulos que releo una y otra vez. Siempre encuentro algo nuevo. A ningún otro libro le he dedicado tanta atención. Casi se puede decir que es mi libro de cabecera.

Saludos

Luis Antonio dijo...

Al Sr. Rajoy prefiero ignorarlo. No se merece mejor consideración

Krapp dijo...

Típico texto del amigo Reverte con verdades y mixtificaciones. En el fondo muchos intelectuales se solazan con esa imagen ceporrera de España y disfrutan con el rollo masoquista de las comparaciones odiosas.
No defiendo a Rajoy que llegó al poder por riguroso turno de antigüedad, como si se tratase de una oposición aprobada, pero me parece que los cantos lastimeros de nuestras lumbreras nacionales son las mismas de Unamuno, Ganivet, Joaquín Costa y demás gente del 98. Hasta asumen su toque goyesco con el manido argumento del los dos españoles a garrotazos dándose estopa hundidos en la tierra.
En definitiva, que es injusto y absurdo usar siempre los mismos viejos argumentos para definir a un país donde hay muchísima gente que no se queda en casa quejándose y sale a la calle a hacer cosas y cuando no puede hacerlo decide salir al extranjero a buscarse la vida.
Quizás a Reverte le mole más "un país desmemoriado, ingrato, desleal, miserable, insolidario, analfabeto hasta el suicidio" porque así puede ejercer de Pepito Grillo con todos los honores merecidos o deseados
Eso es lo que pienso yo.

Saludos

Krapp dijo...

Gentileza del amigo Luis Antonio en mi blog que quizás venga al caso:
http://www.grupotortuga.com/Desmontando-a-Arturo-Perez-Reverte

María dijo...


No sé TEMU, a mi no me parece que el hecho de que no le vayan a poner tarta de cumple a Cervantes con las fanfarrias que merecería, tal y como está el patio en este país justifique este harakiri verbal que se ha montado Reverte, porque siendo cierto que en este país tendemos a no valorar a nuestros genios, grandes figuras literarias y de todo tipo, no veo lógico que con un país patas arriba social y políticamente sea de recibo hacerse el harakiri porque los fastos cervantinos no vayan a ser todo lo ampulosos que al académico le gustaría. Por otro lado, mejor que guarde la foto de Cameron en le cajón, no solo no es ningún paradigma cultural, encima también le han pillado en los papales de Panamá.. vamos que a los ingleses les llega bien con barrer su casa que como aquí, la mugre les sale por todos lados.

Muchos besos TEMU, ya sabes que no soy muy quijotesca de libro, de lo otro sí ;)


Temujin dijo...

Emejota, personalmente pienso que el Reino Unido debiera salirse de la U.E., he estado dos veces en Londres y si algo les envidio es el respeto que tienen hacia los ciudadanos que históricamente hicieron algo, eso es lo único que les envidio. En el monumento a Nelson, les dije a mis acompañantes que la mano que perdio la tienen que buscar en las Islas Canarias en Tenerife y que las tropas que le hicieron esa "faena" las comandaba un paisano mio Antonio Gutiérrez de Otero y Santayana... y es que los de Burgos somos "mu brutos"...
Un saludo

Temujin dijo...

Francesc, te guardaré el secreto, nunca le dire a nadie que has leido el Quijote... jejejeje... Un abrazo

Temujin dijo...

Tecla, creo que hay cosas y pensamientos que nunca se quedan obsoletos, aunque son muchos que menosprecian algunas cosas por ser antiguas... dicen.. Gracias

Un saludo

Temujin dijo...

Miquel, voy a comprar el libro y no solo eso, lo voy a leer... Un saludo

Temujin dijo...

Luis Antonio yo he leído el Quijote dos veces y lo volveré a leer... me cautivo y eso que lo leí, al principio, por amor propio... Respecto al comentario que has puesto en el Blog de los Suicidas Perezosos (genial nombre por otra parte), te contesto aquí.
No se quien es Rafael Narbona, he conocido su existencia por tu comentario y solo me gustaria decirle que no se si sera mejor o peor critico o escritor nunca he leído nada de él, pero tiene un grave problema de comprensión lectora, por lo menos, con Reverte.
"Miguel Ángel Moratinos, Ministro de Asuntos Exteriores, abandonó su cargo y no pudo contener sus lágrimas, Pérez-Reverte escribió en Twitter: “Ni para irse tuvo huevos. Después añadió que era una “nenaza"- esto no es machismo, es una cruda realidad, cuando uno es ministro se va al Parlamento llorado, como yo y otras decenas de millones de españoles vamos a nuestros trabajos.

Imagino que después de escribir eso "iría tirándose faroles por los bares", ¡¡¡como he puesto a Reverte!!! ¡¡¡ le he puesto en su sitio!!! y la cuadrilla de amiguetes "feministas y solidarios" le harían el coro, ¡¡¡muy bien Rafa... !!!, ¡¡¡ dale caña al puto fascista de mierda, machista...!!!.

Pues muy bien, si ese señor esta contento diciendo eso, pues que lo diga; seguramente, si me conociera, pensaría lo mismo de mi, cosa que me quitará el sueño esta noche, como imagino que se lo habrá quitado a Reverte.

Un saludo.

Temujin dijo...

Rajoy es un gilipollas... por cierto...

Temujin dijo...

Krapp, no se si te lo había dicho alguna vez, "El Circulo de los suicidas perezosos" me parece un nombre genial para un blog.
Creo que los Pepitos Grillos son necesarios en un país dinámico y creo que no se solazan en ello, más bien lo sufren, como lo sufrimos los demás, imágenes como "Ana Botella y el café con leche" de los cojones hacen que a gente como yo les de vergüenza ser español. Pero se que hay mucha gente muy valida y mucha gente que se esfuerza, les conozco a cientos, más que a vagos y sinvergüenzas. Ocurre que las personas vemos lo malo, porque destaca más, las manzanas malas se ven antes y las prestas más atención que al resto de las buenas, tal vez porque es la primera que tocas para tirarla.
Cuando oigo hablar a personajes públicos, siempre en el mismo tono, con las mismas palabras de moda y no preocupados por comunicar sino tan solo de salga bien en el titular, me dan ganas de vomitar... ya sabes... expresiones como "los españoles y las españolas" y demás memeces.
A mi no gustan los gilipollas con mando en plaza, son muy peligrosos.
Por lo demás el texto arriba expuesto refleja una realidad, que tú, Luis Antonio y yo sabemos que es verdad.

Un saludo.

Temujin dijo...

Maria, yo creo que hay cosas importantes y otras no, hacer homenaje a Cervantes en el país que nació, me parece importante, muy importante, porque posiblemente bien llevado el tema, atraería un ingente numero de turistas de calidad, no de botellon y se generaría empleo en vez de subsidios, entre otras cosas... Y por otra parte es el segundo libro más leído del mundo, dicen...

Besos

Luis Antonio dijo...

Cervantes se merece todos los homenajes del mundo y ya sé de algunas obras que se han publicado en su honor y otras que están a caer. Jordi Gracia, crítico literario extraordinario y catedrático de la U. Barcelona ha publicado una biografía sobre él que pienso adquirir ahora, para Sant Jordi.

Rafael Arbona es crítico literario y escritor. Me consta que se ha arrepentido de haber publicado el artículo que tú conoces y que te ha molestado. Ciertamente es duro y parece no tener más que ojos para los defectos que engrandece desde una postura más emocional que racional.

Pérez Reverte me gustó en su día como reportero de guerra, el género de sus novelas no me va mucho, deja que desear bastante en cuanto a documentarse sobre la historia que aborda en sus novelas (Un ejemplo: Trafalgar) y como académico tengo que reprocharle que abuse del insulto. Siempre lo he dicho y lo mantengo: el insulto es el argumento de los sinargumento...

Para gustos, colores...

Saludos

Temujin dijo...

Cervantes es una muestra más de la mentalidad de quienes han gobernado este pais desde hace siglos, reyes imbéciles, rodeados de cortesanos interesados en medrar más que en otra cosa, personas estas a los que todo lo que sonase o pensase por encima de la mediocridad, los avances tecnológicos o simplemente el avance, no les gustaba, y si estaba en sus manos, lo ocultaban. Demasiados curas de pueblo en la Corte, demasiados intereses en muy pocos personajes.

Yo no tengo ídolos, nunca me hicieron falta, y no defiendo la figura de Pérez Reverte como escritor, primero porque no me siento capacitado y segundo porque no todos sus libros me gustaron, es más hay alguno que es un peñazo. Si defiendo, en cambio, su forma de opinar porque coincide bastante con la mía, con lo cual más que su opinión, defiendo la mía. hago extensivo ese articulo critico con Reverte, no con la persona, sino con el pensamiento. Expresiones como las que comento a Krapp, me parecen estúpidas, algunos tipos de feminismos me parecen esquizofrenicos, (como algunas feministas), y me parecen posturas de gente que poco o nada aporta a la sociedad. Pensar que a gente que piensa como yo, con mi forma de pensar o muy similar, se nos llame "Bravucón, fullero, malhablado, presuntuoso, fulero, procaz, falangistas renegado, que faltamos al respeto a las mujeres, que las menospreciamos, machista irredento, fulano, fascista y rufián de cuidado", es de idiotas profundos, pero mucho.

Tengo dos hijas, dos hermanas y una madre, nunca las trate como inferiores y no quiero que nadie las trate así, no permitiré que nadie las trate así; creo profundamente en la igualdad de oportunidades en la sociedad (no que todos seamos iguales, que no es lo mismo), tal vez carezca de conocimientos en muchos temas, pero no carezco de opinión, no me da miedo expresarla en público, porque creo que tengo suficientes argumentos que la sustentan.

Un saludo

Krapp dijo...

Lo que me toca un poco los huevos es que el señor Reverte puede decir lo que le salga de su nacha y los que lo critican no pueden hacerlo y desconozco si es porque es académico, porque vende muchos libros o porque los que no le hacemos la ola somos manipulados por alguna potencia extranjera con intenciones destructivas.

Hay que decirlo con las palabras que le gustan a él, sus comentarios sobre Moratinos son las propias de un matón macarra de barrio inasequible a cualquier forma de debilidad y por lo tanto de sensibilidad.
Sus palabras sobre las mujeres son las que justifican los argumentos más extremistas de las llamadas feminazis. Como sabemos los extremismos se alimentan mutuamente.

Me alegro de que te guste el título de mi blog. Nació como página web en el 2001 antes de ser blog.

Saludos

Temujin dijo...

Krapp, los critican a Reverte pueden hacerlo, de hecho, lo hacen. El que su articulo del suplemento del Diario sea un exito, es porque conecta con la gente, quizás porque dice cosas que muchos piensan y no se atreven a decir en público por aquello del "que diran", que es una auto-dictadura expresiva en crecimiento. Personalmente pienso que una persona que ocupa el puesto de Moratinos debe tener controladas sus emociones en público y, si no sabe controlarlas no debe estar en ese puesto ni en otros de vital importancia nacional, que se dedique a otra cosa para las que sus actitudes y aptitudes personales sean más validas.

Donde unos ven machismo, otros, como yo y muchas otras personas de todo sexo, por ejemplo, no lo vemos y a mi nadie me puede decir que no crea en la igualdad de oportunidades, porque creo, no me gusta ningún tipo de discriminación, ni positiva, ni negativa (si es que hay discriminación positiva de verdad, que esa es otra). En determinados ambientes la palabra igualdad no existe, unos porque se quedan cortos y otros porque solo cambian de sexo a la hora de discriminar, con lo cual generan otro daño que antes no había, es decir, se pasan de frenada...yo lo sufro todos los días desde hace unos meses.
Por lo demas uno puede leer a Reverte o no, "semos libres"...

Un saludo

Teruelandia dijo...

Pérez Reverte escribe un artículo donde no insulta a nadie y luego pide disculpas por el error

El prolífico y faltón Arturo Pérez Reverte publicó el pasado domingo un artículo donde no insultaba a nadie. El revuelo entre sus seguidores ha sido tal que el escritor no ha tenido más remedio que disculparse, cosa que le honra: “Es cierto, no llamé hijoputa a nadie ni mierdaseca ni soplapollas ni nada parecido. Es más, no puse ni una sola palabrota en todo el artículo. Pido sinceramente disculpas. El día que lo escribí tenía un poco de fiebre. No es una excusa, pero supongo que algo influiría”.

Seguramente habrá quienes aplauden estas "genialidades"...

Temujin dijo...

Luis Antonio, no he encontrado ese articulo en la red, ¿puedes poner el enlace?, creo que es una broma sobre Arturo... no se, pero... pegarle si le pega esta broma, sea cierta o no.