lunes, 7 de julio de 2014

Juan Rosell



Este señor que nació rico gracias a los esfuerzos de su padre es un claro ejemplo del empresario español tipo, vago, corto de entenderas, maleducado y faltón.

 Juguetes Congost, era la empresa familiar del clan y como es lógico mantener esta empresa les suponía esfuerzo, de ahí que, imagino, su padre al ver al "bicho que tenia en casa", se la vendieran a Mattel en 1.988 antes de que su hijo se hiciese cargo y la arruinase, que es una curiosa forma de defender la empresa española.

Este tipo de empresario rentista, es el típico parásito de la sociedad, que no vive la empresa y tan solo aspira a vivir de las rentas, una vez vendida al mejor postor, gente vaga, sin iniciativa...

Yo ni entro, ni salgo, allá cada uno, pero este tipo de personajes no les veo capacitados para representar a los empresarios de este país, que les hay, muy buenos y no salen en la tele...

Este es el típico señorito, que no ha dado "un palo al agua en su vida", y al que Fortuna no le propicio una mente brillante, el típico idiota que para crear empleo solo sabe hablar de bajar sueldos y quitar derechos.
¿No ve que si bajan los sueldos no hay consumo y si no hay consumo? ¿donde cojones va a vender sus productos?.

Los malos generales siempre echan la culpa de sus derrotas a la actitud y la falta de valor de sus soldados, los buenos aprenden de los errores, generan ideas nuevas y estrategias diferentes, motivan e involucran a sus soldados en la batalla,  que para eso son generales y no hacen "guardias", como la tropa. Como consecuencia de su innovación y la implicación de sus soldados,  ganan guerras y reparten el botín y ahí se ganan la fidelidad de sus soldados.

 Cualquier día propondrá que no cobremos o cobremos en especie para acabar con el paro, claro que alguno, por ejemplo yo,  puede decir que si no vende sus productos es porque cobra, que los regale o los baje a la mitad de precio, vera como vende mucho, gilipollas.

Julio Cesar afamado general romano a este tipo de idiotas les llamaba generales de salón, gente que desde el Senado programaban guerras y demás cosas sin tener ni el conocimiento, ni la aptitud y mucho menos la actitud para llevarlas a cabo.

Claro que, viendo a los de los sindicatos en este país, sus conductas y sus formas de ver las cosas, ya no me extraña nada.

Lógicamente, en este país, este tipo de individuos , sosos, sin materia gris actuante y con  las luces justas para pasar el día, triunfan,  están en no se cuantos consejos de administración de compañías en régimen de casi monopolio (eléctricas) y trazando las lineas maestras de la industria española.

Nos quitamos a los nobles, casi a los curas y ahora aparecen este tipo de personajes que son el claro exponente de este país y la clara evolución de las anteriores especies, vagos, rentistas, especuladores y encima y lo que más jode, es que van dando consejos y mirando por encima del hombro al personal.

Es la cara del mayor mal de este país que persigue y odia el trabajo:  la falta de gente con iniciativas y ganas de trabajar (pero de las de verdad, OJO), la condena y persecución de los mismos por el Estado y gentuza como esta.



Que Fortuna nos coja confesados.



6 comentarios:

Francesc Puigcarbó dijo...

ESTE PÁJARO ES DE LOS QUE NO HA DADO GOLPE EN SU VIDA. NO SE COMO SE TRADUCE AL CASTELLANO PERO ÉS UN 'BARRUT' I UN 'POCA SOLTA' por no llmarle de otra manera.

Miquel dijo...

Yo creo que le asesora (en lo de los restaurantes y la colección de relojes) el Cándido Mendez...

Temujin dijo...

Francesc son señoritos vagos, los sucesores de los nobles y los curas. Gente que no trabaja y va dando consejos a los demas, parasitos de la sociedad.

Temujin dijo...

Miquel el tema de los sindicatos ya tendra su entrada propia, ¿estos son los que nos tienen que ayudar a superar la crisis? "vamos habiados..".

Blue dijo...

Ese es el futuro que nos espera: los que tienen iniciativas se las cortan de raíz y les quitan las ganas; y a los que no tienen ni iniciativa ni ganas de trabajar, una paguita para que no protesten mucho y se acomoden en la miseria.

Besos.

Temujin dijo...

Blue, y lo malo es que este tipo de personajes cada dia proliferan más, se autodenominan empresarios y no lo son. Son alcahuetas del dinero y hacen suyo aquello de "que inventen otros"..