Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 11 de julio de 2014

La muerte de un angel




Ayer falleció en nuestro pueblo una niña que no llegaba a los dos años, se atragantó la pobre con una salchicha.

Ni los esfuerzos de Alvaro (nuestro eficaz administrativo), ni la ciencia y pericia de Juan, nuestro médico, pudieron salvarla.

La muerte de un hijo y a tan temprana edad es la mayor desgracia que le puede pasar a una persona.

Ayer fue el peor dia para nuestro pueblo en muchos años, no recuerdo peor fecha desde que vivo aqui y de eso hace más de veinte años.

A los padres solo decirles que cuentan con el apoyo de todo el pueblo, todos hemos sentido esta perdida como nuestra.

Los niños es lo unico puro que tiene la Humanidad

Yo no creo en dios, pero el espiritu de una niña tiene que tener, por fuerza, su Paraiso Infantil donde sus espiritus sean felices en la eternidad.

La familia ha manifestado que quiere tener un entierro en la intimidad, es justo que les respetemos en tan amargo y doloroso trance.
Que sepan que todo el pueblo, todas las personas que componemos esta poblacion y digo absolutamente todas, les acompañamos en el dolor que es el nuestro.

La verdad es que muchos lloramos al enterarnos, muchos...

17 comentarios:

emejota dijo...

Para sobrevivir no conviene olvidar que la vida no es justa, por más que no convenga recordarlo para sentirse feliz.

Miquel dijo...

Como no se que decir, es mejor que el silencio ocupe mi lugar.
E.P.D.

Miquel

el madriles dijo...

Siempre es doloroso este desenlace. Lo lógico es que nos muramos los abuelos, padres, hijos, nietos, bisnietos, etc... por ese orden, y cuando este orden se altera, la ruina humana se incrementa enormemente.
Todo mi apoyo transmisible, que llegue a esa familia, y a ese municipio.

Carlos Alberto. dijo...

ALGO DURO Y TRISTE...
QUE PINCHES PRUEBAS QUE PONE LA VIDA.

SALUDOS
CARLOS

Francesc Puigcarbó dijo...

a menudo la vida es eso, injusta y cruel. Esas cosas NO DEBERIAN SUCEDER, dos años, que pena para unos padres que jamás la olvidarán.

Tracy dijo...

Qué horror!!!, me voy triste a la cama,triste y apesadumbrada.

Gemma dijo...

Es tremendo y no hay alivio ni palabras para una ausencia tan drástica de uno mismo. Es una pesadilla de la que creo no se logra despertar sino fuera porque en la propia vida hay una forma espiritual de seguir amándola.

En el duelo hay un tiempo inflexible de resignación que para mí es el más duro después del shock porque cuesta un mundo y cien universos aceptar que cada día durante muchos días y meses el cuerpo te seguirá temblando al entrar en su habitación, al despertar cada mañana y volver a la realidad, es una ingratitud y un sin vivir diario tener que aceptarlo y resignarse, hacer, pensar, sentir, buscar...cada minuto de cada día. Hay terapias impartidas por profesionales o terapias con grupos de padres y familiares que sobreviven a estas vivencias, que ayudan, pero hay que darse tiempo, y cada uno somos distintos, hay que desgraciadamente aceptar y esto para todos es igual. Espero tengan intimidad necesaria todo el tiempo que necesiten pero pienso que en estos momentos también es bueno que sientan el cariño íntimo de la gente, el dolor y la tristeza que a otros nos causa su gran perdida.

Este "jamás la olvidarán" que ha dicho Puigcarbó, es así, y es reconfortante para los padres que otras personas no la olviden.


Un fuerte abrazo.

Dr.Krapp dijo...

Mis condolencias, Temujin.

Luis Antonio dijo...

Comprendo tus sentimientos.
En los pueblos hay más acompañamiento en estos trances que en las ciudades.
Mi más sincero pėsame, Temujín

Malo Malísimo dijo...

Un Beso Temu, un beso inmenso y un gran abrazo a esos Padres.

Novicia Dalila dijo...

No hay consuelo para los padres que pierden un hijo. Ya sean 2 o 50 años. Creo que sobrevivir a un hijo es lo peor que le puede pasar a una persona en esta vida.
Al menos tus vecinos han tenido el consuelo y la compañía de todos vosotros. Eso es lo bueno de vivir en una localidad pequeña donde todos se conocen y todos arriman el hombro cuando hace falta.

Un beso, Temu

Joselu dijo...

No quiero ni pensar qué pasaría si a mí me hubiera sucedido algo así. Un hijo es lo que más se quiere en el mundo. No puedo ni siquiera imaginar el dolor que deben sentir esos padres. Me da escalofríos solo pensarlo. Tú te has acercado a ese dolor, y nosotros desde la distancia, pero no es lo mismo. No. Somos afortunadamente testigos, y lo único que podemos es respirar abrumados.

Antonio dijo...

Hola Temu, ya ves que no me prodigo mucho por este mundillo de hace tiempo. Hoy me he acercado. Veo morir gente semana sí, semana también, pero no puedo con la muerte de los niños, con eso no puedo. Antes de tener hijos me daba como igual, no sé. Pero ahora que los tengo no me cabe en la cabeza. Me imagino la impotencia de los padres y, peor si cabe, la del pobre médico que igual no pudo ni hacer una simple traqueostomía, vete tú a saber. Conocí una vez a un empleado de una funeraria que dejó su trabajo el día que murió su hijo en un accidente de tráfico. La lotería siempre toca a los demás.
A mí se me muere un hijo y me vuelvo loco, como mi madre, que ya le pasó y eso hizo, tal cual.
Saludos y perdona el desparrame.

Antonio dijo...

Va por ella, aunque en realidad el título es Pavana para una infanta difunta. La primera vez que uno la escucha sabe a indiferente pero es una preciosidad.
Saludos, Temu

Temujin dijo...

Os contesto a todos. Esta muerte ha sido un shock para todo el pueblo, aqui no hay ciudadanos anonimos, todos más o menos nos conocemos y todos más o menos nos preocupamos por los demas. Las chicas del bar, la peluquera (que esta destrozada porque asistio en directo), el médico, que la intento asistir y todos los vecinos de este pueblo, hemos hecho nuestra esta muerte.
El vivir en un pueblo pone nombre a todo el mundo y todo el mundo es "del pueblo" que es como una familia de 500 personas, no es lo mismo esto en una ciudad que aqui, aqui no hay extraños, no se si me explico.
NO es justo que un padre entierre a sus hijos, no es logico.

Los padres tendran que ir al sitio donde falleció la niña.
La verdad es que no se que decir, tan solo que mis sentimientos de rabia e incapacidad son los mismos que hay en el pueblo.
No es justo.

Antonio, debio ser duro, yo no me lo imagino, ni quiero imaginarme en ese trance.....

Un saludo a todos.

V dijo...

:'( pobres... :'( :'( :'( :'(

Temujin dijo...

Vero, rabia e impotencia es lo que sentimos...