Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 16 de mayo de 2014

Don Gabriel

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos.
Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.
Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar.
El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado.
Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.
De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba.
Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: "como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie".
Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así.
Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente.
"Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo".
Al principio el padre no creyó en el niño!
Pensó que sería imposible que a su edad hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.
Para su sorpresa, el mapa estaba completo.
Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.
¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
De esta manera, el padre preguntó con asombro a su hijo:
Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lo lograste?
Papá, respondió el niño; yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.
Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía cómo era.
"Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado al mundo".



Este cuento es de Don Jorge Bucay, afamado escritor que he conocido, al contrario que el resto de la Humanidad, hace poco, cuando murió. Leí poco despues de su muerte la Historia de Macondo en Cien Años de Soledad y he pasado a llamarle Don, porque se lo merece.

Personalmente yo solo pongo el "Don" a personas lucidas y brillantes, este es el caso.
Se ha sumado a mis Don, entre los cuales estan, entre otros, sin distincion de sexo,(ni sexa), Miguel Delibes, Arturo Pérez Reverte, Miguel de Cervantes, José Luis Corral, Santiago Posteguillo, Willian Shakespeare, Matilde Asensi, Descartes, Colleen McCullough, Aldous Huxley y muchos más que me dejo en el tintero cibernetico.

¿Cual es la diferencia de ponerles el "don" delante?,muy sencillo como soy de pueblo y cabeza gorda tiendo a simplificar, (como recomienda Descartes, que tambien debia de ser de pueblo), yo separo a las personas en tres divisiones:

1. Los que aportan algo a la vida, a estos les pongo el "don" como muestra de respeto y admiracion.
2. Los que hacen bulto, la gran mayoria, los respeto, tal vez porque yo estoy incluido y somos de igual condicion.
3. Los que joden al personal, a estos, normalmente les suelo poner un primer nombre delante o detras, joputas, para advertir al personal de la categoria del "bicho"..

Por eso, despues de leer Cien Años de Soledad he decidido ponerle el "don", porque segun mi criterio, se ha hecho merecedor de "tan alta distincion" (ejem, ejem).



Que Fortuna nos propicie más personas de la categoria 1.

16 comentarios:

Miquel dijo...

Si...así empecé yo...y al señor Simón he acabado por decirle Don


Otra copa...pod fabodd...¡¡¡

Tracy dijo...

La historia de Don Gabriel, tiene miga: al que hay que arreglar es al hombre y creo que no tiene arreglo posible.

María dijo...

Así que de TEMU, pasaste a CID y de CID a Aureliano... Con lo que te gusta la novela histórica, las batallitas y los personajes curiosos no es de extrañar que te haya gustado Cien años de soledad, estoy contigo, hace mucho que es y será uno de mis libros favoritos... cosa que no consigo tu adorado Quijote que se me atragantó y no hay tutía.

Sin embargo siento decirte que este científico y su hijo arreglador de mundos no salieron de la pluma García Márquez, salieron de la de un médico argentino Jorge Bucay, es un cuento de su libro "cuentos para pensar" si lo lees, seguro que también le pones el Don.


No trato a nadie de Don, algunas personas lo merecen, se lo han ganado, muchas otras que lo reciben, no... ante la duda, a nadie:) supongo que es cuestión de costumbre, me cuesta muchísimo usar el Vd, solo me sale por edad. De hecho cada vez que me pegan el Dª siento que se me pone el pelo blanco y me vuelvo arrugada como una pasa... Buuufff cuando escriba mi súper novelón aunque te encante a mi no me llames de Dª o te llamaré Termuljil o no sé que cosas rara te llamaba parecido a un detergente ¿ recuerdas cuando no me salía tu nombre? jaja


Muchos besos y feliz finde TC ,ahora con tus siglas de TEMU/CID te sale tribunal constitucional :-)

Toy folloso dijo...

Pues yo leí ese libro y el de Pantaleón, nada más salir, y apenas recuerdo una escritura, cómo decir, primorosa. La próxima gripe, lo releo....

Esto del Don, inexistente en Catalunya, me ha recordado un tratamiento con el que demostrar gran respeto hacia una persona -y desgraciadamente en desuso-, que es el de Vos. Empleado unicamente para dirigirse al Rey, en España; aquí, en el mundo rural, era un tratamiento frecuente de los hijos a los padres, y mucho más en el caso de los abuelos.

Francesc Puigcarbó dijo...

yo uso el vos, o el vosté con mi padre y gente más mayor que yo, aunque debo ser de los pocos.
Por cierto, hay hombres 'con don' como Mariano Rajoy - por ejemplo -.

Luis Antonio dijo...

José Luis Corral viene el próximo 23 de mayo (19 1/2 h.) al Centro Aragonés de Barcelona a presentar su libro titulado La Corona de Aragón: Manipulación, mito e historia. Se merece el título de Don. Igual que Gabriel García Márquez al te también tuve el gusto de conocer personalmente cuando residía en BCN hace ya unos cuantos años...

Mi abuela decía que "Don sin Din patatas en latín"

Salludos

Temujin dijo...

Miquel, más vale ser borracho conocido que alcoholico anonimo..

Temujin dijo...

Tracy, para arreglar al hombre primero tiene que reconocer sus defectos y eso si es una tarea de titanes..

Temujin dijo...

Maria, gracias por la aclaracion, este cuento me lo mandaron por correo y me gusto, corregire la "errata"... Con el Quijote tan solo hay que quitarse el titulo, abrir la mente y disfrutar... millones y millones de personas lo han hecha antes con satisfactorios resultados...

Temujin dijo...

Toy Folloso, yo tampoco, al igual que Maria, soy de tratamiento ceremonioso, pero hay que reconocer que en algunas ocasiones hemos perdido las formas y las formas en muchos casos dicen muchas cosas. Don viene de Dominus que es señor , o eso creo...

Temujin dijo...

Francesc con don Mar i ano no te metas que te manda a Cañete y veras...Normalmente no uso el don en la vida normal y si en la virtual...

Temujin dijo...

Luis, creo que es profesor de Historia en la Universidad, me he leido casi todos sus libros (si no todos) y muchos de ellos varias veces, me gusta porque esta documentado y lleva muy bien la accion...

Blue dijo...

Ese cuento, aparte de bien contado, tiene mucha miga.
Me gusta tu clasificación, pero en el apartado primero también incluyo a personas no célebres. Supongo que tú también, jaja.

Besos.

Temujin dijo...

Blue, desde luego, son las que más conozco de las tres categorías..

Gemma dijo...

Yo lo tengo que poner muchas veces porque hay que cumplir cierto protocolo en lenguaje administrativo, pero para mí cuando te refieres a un escritor talentoso rompemos el protocolo administrativo me suena a admiración y estima con carácter cariñosamente coloquial.

Temujin dijo...

Gemma, por ahi van los tiros, que se pone "Don" a cualquier tripero profesional (y no hablo del honrado gremio de los despojos vacunos). Es muestra de aprecio y respeto.