Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 20 de febrero de 2014

Parresia



Yocasta.— ¿Qué es el exilio? ¿De qué sufre el exiliado?

Polinices.— Del peor de los males: no tener derecho a la parresía.

Yocasta.— Eso que dices es una condición de esclavo, no decir lo que se piensa.

Polinices.— Y de tener que plegarse a las necedades de quienes mandan.

Yocasta.— Sí, y consiste en esto:  " Hacer de estúpido con los estúpidos."

Polinices.— Pero por el interés uno fuerza su temperamento..

(Eurípides, Las fenicias)


Parresia: De manera más precisa, la parresia es una actividad verbal en la cual un hablante expresa su relación personal a la verdad, y corre peligro porque reconoce que decir la verdad es un deber para mejorar o ayudar a otras personas (tanto como a sí mismo). En parresia, el hablante usa su libertad y elige la franqueza en vez de la persuasión, la verdad en vez de la falsedad o el silencio, el riesgo de muerte en vez de la vida y la seguridad, la crítica en vez de la adulación y el deber moral en vez del auto-interés y la apatía moral. (Michel Foucault).

Que Fortuna nos propicie parresia.

24 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

(El borrón es mío, que me había equivocado...)

No sé hasta que punto nos conviene que fortuna nos propicie parresia al 100%, Temu.
Tengo que leerlo con más calma porque a pesar de que parece "venderse" como algo positivo y noble, hay un matiz que se me escapa pero que intuyo y que no me da buenas vibraciones...
Lo primero, se define parresía como una actividad verbal. Nada más. Vale que se trata de decir la verdad sin recortes, pero al parecer sin moderación subjetiva. Parece como que la mente no interviene, no influye, no cuenta. Como si se tratase de hablar de manera convulsa y compulsiva... Como si el hecho de decir la verdad estuviera por encima de los sentimientos y yo creo que se puede ser sincero y a la vez medir las palabras, las formas y evaluando el efecto y las consecuencias que lo que digamos pueda tener en los sentimientos del destinatario...
Yo prefiero no ser tan "parresida" ( o "parresiaca" o "parresioide", o como se diga) si eso va a conllevar un dolor innecesario para la otra persona. Decir la verdad, sí, siempre, pero eligiendo las palabras y las formas.
Creo que me liao, pater. Perdona si es así.

Un beso

Miquel dijo...

No te has liado NOVICIA, lo has explicado perfectamente.
Podríamos decir que es como si nos diera por utilizar a los locos para satirizar las costumbres (lo hizo Alberto Durero y Hans Holbein ) no siendo completamente cierto por más que grandes pintores lo hayan plasmado.
Estamos empezando a condicionarnos como hizo el perro de Paulov, y, sin desearlo, empezamos a saturarnos de lo que cada día, y perdón por citar tantos nombres, doy por llamar el síndrome de la "naranja mecánica de Kubrick.
Me has dado pie, NOVICIA, al hablar de filosofía, a poner una falca en el escrito de Temujin. Esto es ya erasmiano, es una especie de juego de la estupidez constante, humano, imperecedero y descorazonador.

Yo, por mi parte, he dejado de lado mi chaqueta de Epicuro y calzo ya la de los "modernos", soy un "ni-hilista", que en la conversión actual podría situarse en la pauta de "desesperanzado".

Un abrazo desde Barcelona.
Salut

Tracy dijo...

No hay cómo recurrir a los clásicos para saber lo que nos ocurre.
Nada nuevo hay bajo el sol.

Temujin dijo...

Novicia, imagino que has trasladado este pensamiento a tu convento y la convivencia entre personas humanas y desde luego que en muchas ocasiones Fortuna dice que si no se puede mejorar el silencio es mejor estar callado. Pero creo que aqui se refiere al lado público de la sinceridad, de este modo la parresia en una cualidad poco utilizada en los ambientes politicos, el decir la verdad, tu verdad, la critica al partido hace que te exilien, medran los silenciosos los que aun no siendo imbeciles hacen lo que dice el texto "Hacer de estúpido con los estúpidos.", para continuar en la "ola" y es que nada nuevo hay bajo el sol...

Temujin dijo...

Miquel, condicionamos estamos, todo nuestro organismo esta continuamente tomando referencias que aplicamos a nuestra vida y a nuestro comportamiento.
No se que etiqueta aplicarme, en mi caso no soy nihilista (de momento), epicureo tampoco (solo a ratos), tal vez podia definirme como "a falta de Norte cierto, vamos caminando...y en eso estamos" que no se que corriente filosofica es, pero es lo que practico...

Temujin dijo...

Tracy, nos hemos cruzado y he acabado el comentario de Novi con la misma frase que tú, ¡¡¡manda güevos" que diria Trillo...

Rodericus dijo...

No iría nada mal un poco de franqueza por parte de los que detentan los medios de comunicación.

Uno empieza a cansarse de eufemismos e hipérboles por parte de periodistas ( ¿o debería decir "plumillas" ? , políticos y otras gentes de mal vivir.

Como decía Serrat : "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio".

Un abrazo

Manuel Lomba dijo...

Frecuento yo con asiduidad a esta señora, con cualquiera de sus trajes, y así me va. Pero lo que me divierto nadie me lo saca.

Gemma dijo...

Parrese viernes :D

Temujin dijo...

Rodericus, ocurre que si dices la verdad o haces un periodismo eficaz no comen los niños y como dice el texto:
"Pero por el interés uno fuerza su temperamento.."

Temujin dijo...

Manuel Lomba a mi frecuentar a las señoras siempre me ha parecido de "gente bien"... jejejeje

Temujin dijo...

Gemma, igualmente...

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

Jo! No había oído esta palabra en mi vida, siempre aprendo cosas nuevas, además me he ido a buscarla y ampliar información.
Besos

María dijo...

Yo como INMA TEMU, jamás en mi vida había escuchado esta palabra, sea como fuere la verdad en sí misma no existe o si existe me que no la conoce nadie, hay mil verdades, todas subjetivas y eso a parte de las mentiras, sea como sea a mi me vale la gente noble que dice sinceramente lo que piensa equivocadamente o no, que va de cara en una palabra, intentando como dice arriba NOVI modular, la sinceridad a bocajarro y atravesada hace a veces más daño que cien mentiras... en la vida pública decir tu verdad ( cada uno tiene la suya) te supone recibir más pedradas que callarte y asentir ante la concurrencia, es triste pero e así.


En fin perrésico, muuchos besos y feliz finde.

Joselu dijo...

El problema es que para decir contundentemente la verdad, uno ha de sentirse libre y liberado de intereses, y un pasado y un presente claros, sin zonas de sombra. En cuanto alguien se atreve a decir la verdad sin tapujos surgirá una tropa que tenderá a aplastarlo si se convierte en peligroso. O bien, se habrá convertido en inofensivo. Pienso en el juez Elpidio Silva, procesado por prevaricación al encarcelar al estafador de Miguel Blesa. Ahora ha publicado un libro en que defiende su actuación pero parece que no tuviera ya eco. Lo han convertido ya en inofensivo y simplemente exótico. El poder o te aplasta o te ignora.

Un abrazo.

María dijo...

Siento que desde fuera se tiene la sensación ( equivocada ) que se castiga a los jueces que dicen la verdad frente quienes se callan. Supongo fruto de la sofreinformación desinformada que sufrimos.

Sin embargo, si miráramos de cerca cada procedimiento en el que aparece imputado un juez veríamos que casi siempre hay un juez con muy buenas intenciones, pero muy mala praxis. A estos los formalistas los trituran, no por peligroso, ni por decir la verdad, por chulitos, por saltarse las formas impuestas, solo eso.

En la judicatura esto es imperdonable. Mucho más importante la forma que el fondo. Desde fuera cuesta entenderlo y aceptarlo pero es así. Hay mucho relamido y mucho ego en la judicatura. La realidad es que tras casi todas las imputaciones a jueces hay una guerra de egos, peleas de gallos togados, nada que ver ni con choque de ideologías, ni con verdades o mentiras. Todo mucho más prosaico de como se cree.

De esto solo tienen la culpa los medios y sus informaciones sesgadas e interesadas con las que nos bombardean constantemente. Las cazas de brujas venden mucho y aunque las hay, son las menos.


Muy feliz sábado a todos.

Temujin dijo...

Inmagina yo me tropece con ella de casualidad y como me gusto su sentido puse aqui esto, es lo que hay...

Temujin dijo...

Maria, al contrario que vosotras yo estoy más en favor de la verdad que no las interpretaciones a la que sometemos todo. Hay que partir de que en principio hay cosas que son ciertas y sobre esos cimientos seguir construyendo la verdad. Las interpretaciones en muchos casos son la busqueda de la mentira disfrazada y la justificacion de otras cosas.

Temujin dijo...

Lo de los jueces y la Justicia es este pais es muy preocupante, porque solo y digo solo se encausa a los jueces que se meten con determinadas causas y eso msoquea y mucho...

Temujin dijo...

Joselu, creo que has dado en el clavo, en ese caso del juez, el otro dia vi su entrevista en TV y la verdad es que me defraudo, me parecio un egolatra desmesurado aunque "el blesa" me parece un ladron consumado y se va a escapar de rositas.

María dijo...

No somos nosotros TEMU, nosotros no tenemos elección, es el sistema legal que tenemos, es un sistema extremadamente garantista en el que la verdad verdadera pasa a un segundo plano frente a la interpretación de la norma. Échale la culpa a los romanos, de ellos nos viene todo... por eso siempre te digo que en los juzgados no se imparte justicia, solo se aplica el derecho... en el mejor de los casos.


Feliz semana.

Temujin dijo...

Maria, pues sino lo cambia nadie, seguiremos igual y es algo triste que en la adminsitracion de Justicia esta este ausente. Los romanos tenia la roca Tarpeya y el destierro, y por lo menos en la Republica no habia carceles.

Francesc Puigcarbó dijo...

coño! este escrito se me habia pasado, debia ser por la resaca del Barça. No se yo, Temujin, que pasaria si todos dijéramos siempre la verdad. Trabajaba en una empresa en la que la persona que se ponia al teléfono para atender a los clientes se hizo de no se que secta y decia que siempre se debia decir la verdad, aunque no creo que el supiera que era eso de la parresia, el muchacho de apellido se llama, PAZ, pero diciendo al verdad a los clientes armó más de una guerra.

salut

Temujin dijo...

Francesc yo soy vendedor y se bien que mintiendo no se ganan clientes, de vez en cuando se pueden hacee operaciones, pero no se ganan clientes. Otra cosa muy diferente es pensar que todo lo que hace tu empresa esta mal y contraselo a los clientes, yo cuando mi empresa pienso que hace algo mal, se lo digo al jefe y creo que por eso todavia trabajo aqui.