Gente que piensa.

martes, 23 de julio de 2013

23 de Julio de 1921


A veces se hace justicia, aunque sea tardía. Aunque sólo sirva para conmover las entrañas de los pocos que aún recuerdan. Es cierto que el ondear de banderas tiene algo de sospechoso, pues entre los pliegues de éstas, sin distinción de colores, suele esconderse mucho hijo de puta. Tampoco quienes conceden o reciben medallas son siempre de limpia ejecutoria. Pero a veces hay excepciones; momentos en los que las cosas se hacen como es debido. Y éste es uno de esos momentos. Noventa y un años después del desastre de Annual de 1921, donde 8.000 soldados españoles fueron exterminados por la estupidez de un rey, la venalidad de los políticos -nada hay nuevo bajo el sol-, la incompetencia de los generales y la desvergüenza de numerosos jefes y oficiales, el gobierno español ha concedido la Laureada de San Fernando, con carácter colectivo, al regimiento de caballería Alcántara, que se sacrificó casi en su totalidad para proteger la retirada de sus compañeros. La Laureada es la máxima condecoración militar española, y se obtiene por acciones extraordinarias en combate. Por aquella jornada, el jefe del regimiento recibió a título póstumo la Laureada individual; pero la tropa, como de costumbre, fue olvidada. Ninguno de los intentos posteriores por honrar su memoria tuvo éxito. Políticos y espadones de diversa ideología, desde el general Franco a la ministra Chacón, coincidieron en no querer remover aquello. Pero al fin, para satisfacción de los nietos y bisnietos de esos hombres, se repara la vergüenza. 

Imaginen la escena: las harkas de moros sublevados por Abd el Krim acosan a la desorganizada columna que intenta escapar hacia Melilla abandonando a su suerte a heridos y enfermos. Aquello es una matanza inaudita, y millares de soldados abandonados por jefes y oficiales corren despavoridos, atormentados por la sed, intentando ponerse a salvo. En el camino de Dar Dríus a El Batel y Monte Arruit, la protección de la retaguardia de los fugitivos recae en un regimiento de caballería que todavía se encuentra intacto y bien mandado, el Alcántara nº 14. Su jefe es el teniente coronel Fernando Primo de Rivera, hermano del teniente general del mismo apellido, que en seguida comprende que se está pidiendo a sus 691 hombres que se dejen la piel por salvar a los compañeros. Pero no hay otra. Hace de tripas corazón, arenga a su gente, les dice que toca bailar con la más fea del Rif, y el regimiento, disciplinado y silencioso, se pone en marcha con sus escuadrones protegiendo los flancos y la retaguardia de la columna en retirada. A las cuatro de la tarde, aparte infinidad de escaramuzas parciales, los jinetes de Alcántara ya han tenido que dar su primera carga al galope contra una fuerte concentración enemiga. Pero es en el cruce del río Igán, que está seco y en torno al que se atrincheran miles de rifeños que hacen fuego graneado, donde la columna se arriesga a quedar cercada. Entonces, el teniente coronel les toca a sus hombres la única fibra que a esas alturas, con semejante panorama, cree que puede funcionar: «Si no lo hacemos, vuestras madres, vuestras mujeres, vuestras novias, dirán que somos unos cobardes. Vamos a demostrar que no lo somos».Y no lo fueron. Siete veces cargó Alcántara monte arriba y sable en mano, reagrupándose tras cada carga, cada vez menos hombres, más heridos, exhaustos y sedientos jinetes y caballos, una y otra vez bajo la granizada de balas enemigas, entre las zarzas y parapetos rifeños, tan diezmados y agotados al final que la última carga, octava del día, hubo que darla con los caballos al paso, pues ya no podían ni trotar; y aún después se continuó ladera arriba, a pie, combatiendo al arma blanca. Cargaron los soldados, y también el joven trompeta de quince años que llevaba el cornetín de órdenes. Y cuando a la quinta o sexta carga ya no hubo hombres suficientes para cerrar las filas, cargaron también, aunque nadie los obligaba a ello, los tres alféreces veterinarios, y el teniente médico, y hasta el capellán fue adelante con la tropa. Y cuando ya no quedó nadie a quien recurrir, cargaron también los catorce maestros herradores, y con ellos los trece chiquillos de catorce y quince años de la banda de música del regimiento; que, como el joven corneta de órdenes, murieron todos. Y al anochecer, cuando los supervivientes consiguieron llegar a la posición de El Batel, agotados, llenos de heridas, caminando entre las sombras con sus extenuados caballos cogidos de la brida, de los 691 hombres del regimiento sólo quedaban 67. Desde luego, aquel 23 de julio de 1921 los del regimiento Alcántara cumplieron con su teniente coronel. A ellos, ninguna madre, mujer o novia los llamó cobardes.    


La Laureada de Alcántara
XLSemanal - 18/6/2012

Fotos de los sargentos



Seguramente en Madrid les echaron las culpas a ellos y los responsables de este desastre, reyes, ministros, generales y demás sinvergüenzas seguirían tomándose cafés y leyendo los periódicos, mientras los de siempre murieron, ¿no les suena actual esta forma de proceder?.

Me gusto mucho este texto, aunque pienso que la guerra no es cosa de literatura o de héroes, sino de sangre, mierda y muerte inútil, reconocer el valor de unos hombres anónimos para proteger a otros hombres anónimos me parece justo, así que aquí, en palabras de D. Arturo dejo mi pequeño homenaje a estos anónimos.
El estadillo final de los participantes del Regimiento en las operaciones habla por si solo: De 4 jefes, 3 muertos y uno herido: de 30 oficiales, 21 muertos, 4 heridos y 4 prisioneros; de 6 suboficiales, 5 muertos, y uno prisionero; de 20 sargentos, 18 heridos y uno prisionero; de 14 herradores, 11 muertos y 2 prisioneros; de 63 cabos, 53 muertos y 6 prisioneros; de 13 trompetas, 13 muertos; de 17 soldados de primera, 14 muertos y 2 heridos y de 524 soldados de segunda, 403 muertos y 53 prisioneros.

¡¡¡Que buen vasallo si hubiera buen señor!!!

Que Fortuna les propicie felicidad.

16 comentarios:

María dijo...

"A ellos, ninguna madre, mujer o novia los llamó cobardes"... no pudieron TEMU, estaban todos muertos.

Es estremecedora la historia, increíble la abnegada entrega de estos hombre y más que merecido el homenaje tardío a esta gente, pero TEMU...

¿De qué sirvieron todas esas muertes? ¿tanto héroe despatarrado? estoy segura que si preguntáramos a las madre, mujeres y novias de todos ellos hubieran preferido tenerle de vuelta en casa vivos y cobardes ( si a caso, que no lo sé) que muerto, olvidados y valientes...

El honor no se libra jamás frente a una bala... las balas, no entienden de eso.


La historia preciosa, sin duda, muchas gracias.

Muchos besos y buenas noches.

Temujin dijo...

Maria, dice Don Arturo "donde 8.000 soldados españoles fueron exterminados por la estupidez de un rey, la venalidad de los políticos -nada hay nuevo bajo el sol-, la incompetencia de los generales y la desvergüenza de numerosos jefes y oficiales". No sirvió de nada, fue una guerra con un ejercito de vividores, sinvergüenzas y cobardes al mando. Pero reconocer el trabajo de esta gente y su valor (no les quedaba otra). Muchos mandos en esa guerra abandonaron a la tropa y huyeron como ratas, de eso no se habla aquí y es lo que suele ocurrir, que los que mandan no tienen vergüenza, ni aptitudes y mucho menos actitud. Es la Historia de aquí...

María dijo...

Jooo! TEMU, se ha ido todo el mundo a la playa y nos han dejado soolos y abandonados... jajaja ahora tengo que irme con un perito a ver una finca a pleeeno sol, pero no te preocupes... volvereee!!

Te dejo a los marines para que te protejan mientras regreso, tú..¡¡resiiste!! ¿Ok?:))

Temujin dijo...

Creo que en mi caso más que el tema vacaciones son las últimas temáticas que he escogido. Pasar de Proudhon a Primo de Rivera y Reverte no sienta bien a la audiencia, o eso creo. La verdad es que es lo que hay. Hay muchos textos que no son politicamente correctos. Tengo dos entradas de Chomsky preparadas para dentro de unos días, no se si las publicaré. Hace treinta y cinco grados en el sitio donde estoy de viaje y me faltan dos personas que ver.
La verdad es que últimamente estoy un poco "agelipollado"...imagino que es el calor, que lo llevo mal...
Un beso.

Temujin dijo...

Puestos a dedicar musica te dejo esta...Que sabes que es una de mis favoritas...

María dijo...

No TEMU, ni son tus temas, ni a quienes mentas, es que no son buenos tiempos para las grandes gestas, ni las grandes ideas, ni nada grande... hasta el Carmina Burana es gigante (graaacias)...todo se reduce a 140 caracteres y si acaso reír las cuatro paridas de turno...espero que sea solo por el verano porque si no ¡¡vamos listos!!

Mira, si no puedes con ellos... únete a ellos..
¡¡Sonríe William Wallace!!:))

Y.. tanqui, yo moriré aquí contigo, en corto no sé decir nada y... Cooorre a la ducha en cuanto llegues a casa, yo voy ahora mismo que vengo churruscada perdida;))

Muaaaaaakss!!

Miquel dijo...

Hoy he leído en la contraportada de La Vanguardia de como los de la república apuntaron a los crios de 17 años a la guerra, al frente mismamente, la quinta del biberon...aquí no hay memoria y si la hay, la adornan de color que les interesa los que mandan..para variar..

Nuri a dijo...

Joder, qué tristeza, luchen por quien luchen. Al final son hombres, padres, hermanos, hijos. Y en aquella época, como ahora, la mayor parte luchaba porque tocaba, no por ideología. Reyes estúpidos, mandos imbéciles que no mueren, pero mandan a morir, gobernantes que gobiernan mal, y los de siempre a pagar. No, no ha cambiado mucho la cosa.
Estaba (estoy) desaparecida, pero te sigo leyendo. Tus temáticas? Bueno, siempre has sido luchador y claro en tus planteamientos, y además tienes algo que me encanta, que es que respetas opiniones, que opinas siempre con respeto y explicando tu postura. Me gusta.
Te dejo un regalito de esos que nos gustan a los dos. Sigo recordando lo de no vender a amigos y familiares que me dijiste, juas. Está jodida la venta, no? Por aquí arañando para llegar a final de mes.
Besos!!!

Temujin dijo...

Maria creo que es mejor apuntar alto, más que otra cosa por si te pegas un tiro en la rodilla. En el que se muestra como son realmente las cosas... 140 caracteres es una estupidez como otra cualquiera a muchos nos vale con setenta...gracias por el apoyo.

Temujin dijo...

Nuria, alli se les reclutaba, si eran pobres, los ricos no iban al ejercito. Curiosamente la mili fue un triunfo de la izquierda que se ha diluido en la política del buen rollito.
Esta canción me levanta el espíritu, la verdad, me quedo con este párrafo...

La cabeza bien cuidada
o muy bien estropeada y nada
nada que agradecer
dentro de nuestro vacío
sólo queda en pie el orgullo,
por eso seguiremos de pie.

Y bien tieso, que yo ando siempre muy erguido...jajajajaja

Temujin dijo...

Miquel, que te habias colado, antes se reclutaba a todo dios sin recursos. Estos chicos no murieron por patrias, ni paises, ni banderas.. murieron con dos cojones para salvar a sus compañeros, eso se llama valor y generosidad. Quizás es mejor morir así que en una estancia decrepita de un hospital jodiendo la vida a tu familia...

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

No se me ha actualizado la entrada en el blogroll, la he pillado de casualidad. Comprueba si quieres si está pasando en otros blogs.

Temujin dijo...

No pasa nada, Inmagina...Aquí no se obliga a nadie a venir...

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

Eing? Temu, que yo no me estoy justificando de nada, te estoy avisando porque es un fallo de blogger, e igual que yo mucha gente lo que usa para leer los blogs es la actualización desde su propio blog, y porque yo agradecería que me avisaran

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

Por cierto, ya está, acabo de mirarlo y ya actualiza

Temujin dijo...

Inmagina, que da igual, a mi nunca se me actualizan los blogs de Francesc y Miquel. Blogger es un cabrón con pintas... Un beso guapa...