martes, 21 de mayo de 2013

Manuel Siniva




Manuel siempre había sido defensor de los impuestos como medio de equilibrar la sociedad.
Archivaba sus facturas cuidadosamente en un clasificador negro con una gomas como cierre, reforma de la casa, arreglo del garaje, pintura del salón, la instalación de calefacción nueva y muchas otras se acumulaban como testigos de la honradez de Manuel para con sus vecinos y habitantes, siempre en A, nunca en B, decía a sus clientes y proveedores.

La vida transcurría placida y feliz, un buen puesto de trabajo, buen coche, una mujer encantadora y tres hijos sanos y felices.
Hace unos años las ventas bajaron, esto casi le hizo un poco más feliz, pues tenia unos ahorros y a pesar de disminuir sus ingresos como contrapartida tenia un poco más de tiempo libre.
La bajada fue espectacular y sus ingresos no llegaban, fue tirando de su fondo de reserva hasta que este se quedo vacío  al mismo tiempo, los impuestos de los que él había sido fiel defensor fueron subiendo hasta cotas inmorales, opresivas y denigrantes.
Estos impuestos no iban referenciados a la capacidad económica de cada ciudadano, no solo eso, grababan con el mismo tipo impositivo a un abrigo de pieles que a un chandal para sus hijos, pagaba el mismo tipo un Mercedes de un especulador que un utilitario necesario para una familia, ya no había progresividad y si que había un castigo, una extorsión, un pago de una deuda privada de unos pocos se había hecho pública.

Manuel veia que en su supuesta comunidad la Junta pagaba a Promecal (la concesionaria de TV autonómica)  setenta millones de euros al año, para compensarle por su trabajo y al mismo tiempo imponía una tasa 5,8 céntimos a cada litro de gasóleo de su automóvil con la disculpa de la sanidad.
Manuel que es de Burgos ve como hacen un Hospital privado publico que multiplica por dos su presupuesto otorgado y piensa ¿si al director de esto le multiplican en su casa una obra por dos, que diría?


Manuel es un escéptico  ya no ve un fundamento social en los impuestos, solo ve que sirven como el alimento de una ingente maquina burocrática y política cuyo único fin es garantizar y justificar su existencia. Manuel con la misma energía que defendía pagar impuestos se ha cambiado de bando, ahora compra todo lo que puede en B y lo que compra en A se lo adjudica a empresas que le devuelven el IVA.

Muchos de los que colaboran con él en el ingente trabajo de defraudar a Hacienda, le comentan, ves Manuel ¿de que sirve pagar impuestos? para que se lo lleven cuatro, te lo quedas tu, que eso si es redistribuir la riqueza.

A Manuel no le gusta esto, pero con 900 euros al mes y echando gasóleo a la calefacción la semana pasada se ahorro más de 100 euros de IVA (más de un 10% de su sueldo) y el que se quedó con la factura, que es un pequeño empresario, paga menos a Hacienda como si fuese una SICAV o un banquero o político cualquiera.

Gracias a la subida de impuestos tenemos la deuda más grande de la Historia, 923.311.000.000 de euros y son tan estúpidos  tan necios, tan mentecatos, tan ignorantes, tan ladrones y están tan fuera de la realidad social que siguen perpetuando su infamia.

Los impuestos deben ir referenciados a nivel económico de las personas por un lado y a los productos sobre los que son repercutidos, no se puede gravar un utilitario para una familia (que por cierto muchos de ellos se producen en España) igual que una mercedes bemeuve o audi de 100.000 euros (que por cierto no se producen en España y debieran tener un impuesto especial llamado "quetejodasmerkell"), no se puede gravar el pan lo mismo que el caviar, ni un Rolex igual que un Seiko...

La formula sencilla, escalas en función del valor, no es tan difícil ¿no?

No podemos vivir en un país que sube constantemente los impuestos y tener 18 servicios meteorológicos  o 18 defensores del pueblo (que a nadie defienden) , 2.000 parlamentarios y acolitos (claro),  vivir en un país explotador en el que se desconoce el numero de empresas públicas que tenemos (no se saben , es increíble , pero no se saben), vivir en un país con innumerables televisiones publicas subvencionadas que a nadie sirven (solo a los políticos para su propaganda) y otras muchas infamias más justificadas en autenticas gilipolleces, observatorios que no observan, estudios electorales que a nadie sirven; si ya se que lo que dice Manuel esta muchas veces dicho, repetido, saturado, pero llega un punto que hay que tomar decisiones.


Los politicos utilizan los dineros públicos para su servicio, para sus muestreos electorales, para sus observatorios, para sus infamias, mientras recortan en Sanidad o la venden directamente en sucios y turbios trapicheos, quitan el musculo del estado y nos dejan la puta grasa, su puta grasa...


Manuel tomo su decisión hace unos meses, con él que no cuenten, no piensa pagar ni un euro que pueda esquivar.
En este puto país se grava al trabajo sobre la especulación y eso nunca ha sido inteligente.

Que Fortuna sea propicia a Manuel.

18 comentarios:

Miquel dijo...

Triste y real al mismo tiempo.

Marina dijo...

La mayoría no es absoluta...es aplastante.

Besos

Francesc Puigcarbó dijo...

Así es y te diré más, creo que conozco a Manuel Siniva. Por cierto el chiste sólo es válido en castellano) me decia uno que cuando iba al mecánico le decia, hazme la factura con el avión (avión al reves, es NO IVA) es malo, ya lo sé.

Tracy dijo...

Qué pena, tantas ideologías frustradas y tantas rectas acciones echadas por tierra...

Temujin dijo...

Miquel, la realidad cada día es más triste, sobre todo para algunos...

Temujin dijo...

Marina ¿has dicho aplastante o aplastada?

Temujin dijo...

Francesc Manuel Siniva se ha apuntado el chiste, estoy seguro...

Temujin dijo...

Tracy, el final de esto se presagia violento..

desastre manifiesto dijo...

No sé porqué pero esto me parece una versión más y más acertada de mi NO.

Un saludo.

Temujin dijo...

Desastre pues va a ser que Manuel ha hecho objeccion fiscal y NO va a pagar lo que pueda evitar..

desastre manifiesto dijo...

Eso no es objeción fiscal, eso es tomar ejemplo de lo que el gobierno hace con nosotros.

Malo Malísimo dijo...

Momento por favor, tranquilidad. A saber de uno, que es bastante torpe, ya he rescatado nosecuantas entidades financieras, bancos y demás. Me han rebajado el sueldo, me han quitado pasta portolmorro, me han subido los impuestos, me toman por idiota y ¿Pretenden que yo sea legal y ellos no? Anda ya y les pique un pollo.

María dijo...

En el tema impositivo somos los más hipócritas de este mundo y parte del extranjero, pasa como con la TV, todo el mundo ve los documentales de la 2 y resulta que los rating más altos se los lleva la telebasura. Nunca hemos tenido conciencia cívica en el tema impositivo, ni ahora, ni nunca, por más que algunos vayan de impolutos, perfectos, salvo una encomiable minoría( MANUEL, puede que tú estés ahí, enhorabuena) quien no ha defraudado a hacienda es únicamente porque no ha podido por estar sujeto a una nómina ¿por qué? pues porque en este país jamás se ha recibido vía servicios lo que se paga vía impuestos. En el norte de Europa la gente paga encantada impuestos porque recibe del estado mucho más de lo que da, aquí nunca ha sido así.

Sin duda alguna, tal cual está el sistema impositivo aquí, proporcionalmente pagan muchísimo más quienes menos gana y eso... termina derivando a todo el mundo a la caja B, no por falta de civismo, por pura supervivencia. Nadie debería defraudar a hacienda, como nadie debería conducir a más de 120 km/h. Según la ley nadie puede cobrar el subsidio de subsistencia y hacer chapuzas ¿quien vive con menos 400 euros al mes? Todos sabemos que se puede defraudar a hacienda legalmente, las SIVAC son para eso, yo ahora funciono con una, te aseguro que comparado con las pocas veces que no hacía factura antes ( una vez como una idiota lo dije aquí y casi me linchan, cuando lo hacía únicamente porque mis clientes como personas físicas, no pueden deducir el IVA, una minuta X + el 18% de IVA para algunas personas es muchísimo, yo iba a ser igual de rica o pobre declarando dos o tres divorcios al trimestre más o menos) ahora defraudo cien veces más, pero es legal, no la constituí en su día porque me parecía un robo ¿todos roban? el resto que hacemos ¿el primo? Este país nuestro es así, amnistías fiscales para los que esconden millonadas por ahí en paraísos fiscales y si cobras los 400 euros de la prestación de subsistencia, haces una chapuza y te pillan, te fríen ¿qué país están fabricando? el de tonto, el último. Así de triste es el asunto y yo, igual de triste, pero lo reconozco, no voy de santa, porque no lo soy, a los santos aquí, se les lapida;))

Por cierto, la Objeción fiscal, nada tiene que ver con lo que hablamos aquí, es un movimiento de desobediencia civil que se niega a colaborar económicamente con el Estado en los gastos militares y de defensa.


Muchos besos TEMU

Temujin dijo...

Desastre es lo que tiene el ejemplo...

Temujin dijo...

Malo, es cuestión de supervivencia en muchos casos, así de sencillo

Temujin dijo...

Maria la objeción fiscal puede ser por lo militar o por lo criminal, depende. Respecto a las facturas Miguel que yo sepa las conservaba por la garantía, nada más y nada menos, hecho este que mucha gente olvida y luego vienen los problemas. Yo creo que hay que pagar impuestos, pero el panorama publico español da mucho, pero mucho por culo y a muchos se les quitan las ganas o no llegan (que esa es otra)

Dr.Krapp dijo...

Manuel es un ingenuo y se cayó de un guindo aunque no sé que hacía allí arriba encima de la calvorota de ese señor tan sudoroso y que se parece a Elmer Gruñón.
la cuestión es preguntarse desde cuando el Estado ha sido justo. la respuesta es obvia: nunca, al menos en estas latitudes. Por lo tanto es necesario buscarse la vida y practicar el viejo arte de la picaresca cuando no queda otro remedio

Temujin dijo...

Krapp, el Estado es una maquina de generar engendros y cobrarlos como si joyas fuesen...