Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Espíritu pregunton


El médico ingles Ronald Gibson, comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales, citando cuatro frases:

1.- “Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos”.

 2.- “Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es insoportable, desenfrenada, simplemente horrible.”

3.- “Nuestro mundo llegó a su punto crítico. Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos.”

4.- “Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura.”

Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación que los asistentes a la conferencia daban a cada una de las frases dichas.

Entonces, reveló el origen de las frases mencionadas:
          La primera es de Sócrates (470-399 a.C.)
          La segunda es de Hesíodo (720 a.C.)
          La tercera es de un sacerdote egipcio del año 2.000 a.C.
          La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia y con más de 4.000 años de existencia.

Lo cual me lleva a pensar que tampoco hemos cambiado tanto y que nos asustamos de lo que nosotros mismos hemos hecho, somos así de falsos y de hipócritas.
El otro día comentaba esto con unas madres en la parada del autobús y ellas decían que no, mienten.
Yo hice botellon, me fume mi primer cigarro con 11 años y a los quince ya fumaba algún canuto, me cole en casas abandonadas y las he liado pardas...
La suerte es que tuve un padre que aunque entendía las posturas por mi tomadas, no las consentía; hablaba con mucho sentido común y dejaba mis posiciones en un absurdo, en vez de tener un padre atontado que quiere ser amiguito de sus hijos o un represor con más fuerza que inteligencia.
Yo fui amigo de mi padre, pero ya en edad adulta no a los quince años.
Su recuerdo, su mirada, su inteligencia y su saber estar todavía me acompañan, aunque ayer hizo tres años que falleció.
Nunca fui a su tumba y posiblemente no vaya nunca, no lo se, no me hace falta un sitio físico para acordarme de él.
Siempre me acuerdo que decía que había que preguntar ¿porque? y no aceptar las cosas porque si y ser critico y observador.
En ese espíritu preguntón y critico vivo, esa es su mejor herencia y esa sera la que transmitiré a mis hijos, si puedo.
Fortuna no fue generosa con mi padre, espero que conmigo se prodigue un poco más o  tal vez ya lo hizo proporcionándome un padre tan excepcional y es que algunas veces no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos, semos así de burros...

Que Fortuna os sea propicia...

30 comentarios:

Lluís Bosch dijo...

Los antiguos griegos escribían desesperados sobre las malas costumbres de la juventud, la pérdida de valores y la decadencia de la disciplina. Suponían que, de seguir así, la civilización iba a desaparecer en cuestión de pocos años.

Tracy dijo...

¡Qué verdad más grande!, quizás sea ese el único cometido positivo que tiene la muerte.

Dr.Krapp dijo...

Has tenido muy buena herencia.
Todos nos acordamos de lo que nos decían nuestros padres en esa etapa en que empezamos a ser conscientes de que ya no nos toca aprender tanto y que va siendo hora de que empecemos a enseñar lo que hemos recibido. Algo difícil en estos tiempos en que nos quieren convertir en eternos aprendices.

Bertha dijo...

La historia se repite nunca mejor dicho.O no hay nada nuevo bajo el Sol...

Tienes muchísima razón con esa famosa frase "soy amigo de mís hijos"-Por favor y, quien los educa esta bien cómo bien dices a una edad que ya los problemas o la objetividad de las cosas es casi a la par...pero a la edad adolescente por favor...Y, esto es lo que ha generado esta generación de padres chachis y de hijos guais...Ní hablar del peluquin todo se tiene que aprender y lo que no se entiende se pregunta.-Preguntar es de sabios.

Soy negada para estar imponiendo prohibiciones pero sí que quiero responsabilidades.Tenemos que ser consecuentes con nuestros actos y de los errores se aprende nunca mejor dicho.

El rol de padres es muy complejo.A veces por exceso y otras por defecto:pero sí que tenemos que ser un ej. para ellos si quieres que te respeten...Y cómo :padres,hermanos,hijos,y demás...parece una esquela pero me entiendes...?

Saludos.

Novicia Dalila dijo...

Ser padre/madre es lo más difícil del mundo. Si intentan hacerlo medianamente bien, claro. Es muy muy difícil sujetar o soltar la cuerda en la medida justa y en esa lucha se pierde y se gana en los dos extremos.
Ser amigo del los hijos es bueno, pero no es la única posición. Antes que amigo hay que ser padre. Ser amigo es mucho más fácil y, además, hay que hacerles saber que cuando de verdad tengan un problema, tú, su padre, estás ahí y es a la primera persona a quien debe recurrir.
La juventud, por suerte, sigue siendo transgresora, irreverente con las imposiciones y valiente para afrontar riesgos. Si no fuera así, la civilización estaría estancada, si no muerta.

Saludos cordiales

Abilio Estefanía dijo...

Hola Temu, vaya un tema que has sacado hoy, cuantos problemas se originan en las familias por ver las cosas de distinta forma entre padre y madre, con respecto a los hijos y los grandes perjudicados a la larga son los hijos consentidos.

Un abrazo

Gemma dijo...

Creo que sí que lo valorabas Temu, lo que pasa es que ahora lo ves desde tu óptica de padre, con lo cual, valoras mucho más todo lo que te decía y hacía por vosotros. Cuando vuelas del nido es cuando empiezas a verlo como un amigo, quizá el más GRANDE que has tenido...o al menos a mí me ha sucedido así, grandullón! :D

Un beso.

Sensei Katorga dijo...

A mi me decían aquello de " cuando seas padre comerás huevos". Sin embargo nadie se percató de que los huevos se compran con dinero y hoy día, es más difícil ser padre... O quizá no. Saludos.

Francesc Puigcarbó dijo...

estaba leyendo y pensaba de que época serán estas frases, intuyendo su antigüedad. Suena a viejo: "la juventud de hoy en día no vale para nada" lo decía mi abuelo, lo decía mi padre y ya no lo digo yo.

Nuria dijo...

Saber valorar lo que nuestros padres nos han enseñado, su legado, a veces cuesta, a veces nos damos cuenta ya mayores, cuando somos padres. Lo importante es darse cuenta, cuando sea.
Yo también la lie parda muchas veces, y ahí estaba mi padre, recto, pero nunca violento, nunca una palabra más alta que la otra. Ser amigo viene más tarde.
Es importante acordarse de que nosotros también hemos sido jóvenes.
Me gusta tu recuerdo.
Te mando un beso.

Estela dijo...

Es normal que la forma de ver las cosas de los jóvenes y los padres nunca sean la misma, más faltaría... un beso burgalés ^_^

María dijo...

No somos hipócritas, lo que somos es amnésicos TEMU y no con el asunto de lo que hemos hecho todos cuando éramos unos críos, con TODO.

A veces me pregunto para que narices existe la historia si repetimos una y mil veces los mismos errores.

Y eso de que ahora son mal educados y antes no y que ahora pasan de todo y antes no ...vaya que antes todos eran unos benditos de Dios ¡¡ja!!

Lo dicho, amnésicos perdidos todos.

Mi propio padre me contaba que a él le dejaban en el cole y según se iba mi abuela se escapaba por otra puerta, yo jamás fumé hasta los 22 años y él como tú cuentas, a los 15 echaba humo por las orejas, los ojos y los pelos, más aún, mi padre fue huérfano desde los dos años y como tú, resulta que luego fue el mejor padre que nadie pueda desear.

Cada época tiene lo suyo, hoy hacemos dramas de todo y por todo, jamás fue tan mala la juventud, jamás se vivió tan mal, jamás estuvo tan mal todo xD lo dicho queeeeee mala memoria tenemos.

Ayer, hoy y siempre ha habido de todo...y me aburre esta queja constante a todos los niveles.

Yo jamás estudié en mi vida como he visto estudiar a mis hijos, jamás me metieron tanta presión como hoy se les mete y jamás he visto tanto niño solo por ahí, ese el es rollo que se nos olvida, ni mano dura ni blanda... hay que estar a su lado y ver lo que toca en cada momento...y sí, preguntar y responder mucho y aprender a cada minuto, ellos y nosotros, todos a la par, no creo que haya más ciencia... luego cruzar los dedos, que aun así, todo es posible.

Y ¿sabes qué? TEMU, tampoco yo he ido a la tumba de mi padre, ni iré nunca, para mi allí no hay anda de él. Va conmigo porque yo quiero pensar que es así, me gusta que sea así y así será siempre.

Si tú hablas así de tu padre hoy, como yo lo quisiste mucho en vida y sabías perfectamente quien era tu padre, solo que ahora lo añoras y por eso te parece que no lo valoraste lo suficiente, segurísimo que sí.


Muuuchos besos, parea tu padre también, sé que se entera, lo tienes escondido por aquí, seguro:-)

Daltvila dijo...

Todo se repite, no somos nada originales y así en todo.
Cuando tienes hijos empiezas a entender muchas cosas que no entendías y te sorprendes diciendo las mismas frases que antes te dijerona a tí (Yo me río por dentro cuando eso me sucede y me río al reconocer en mí muchas cosas de mi padre).

Me gusta mucho la enseñanza que te dejó tu padre, lo de preguntar. Yo soy bastante preguntona, eso me dicen.

Un abrazo

*Qué bueno lo de las conversaciones filosóficas en la parada del bus escolar :D

Malo Malísimo dijo...

Generación tras generación todo va degradándose. Por suerte siempre quedan algunos que mantienen la llama encendida. Yo hay algo que no termino de entender. No es ya si somos mejores o peores que nuestros padres pero parecido. Lo único que no entiendo y nunca he compartido, ni aún de joven, es la falta de respeto a las personas y a lo público. Mira que yo he hecho el burro, el bestia el imbécil y aún más, pero si una persona mayor me llamaba la atención jamás se me ocurrió contestarle y responder de mala manera. Ahora le riñes al crío en el cole y el padre le pega al profesor ¿Es alucinante o no? Los jóvenes deben de ser irreverentes, rebeldes, contestatarios pero de ahí a destrozar el mobiliario urbano va un trecho.
Yo tampoco soy amigo de mis hijos. Soy su Padre y estoy ahí para lo bueno y lo malo. Ahora estoy empezando a ser amigo de mi hija, ahora que ya tiene 20 años y decide por si misma.

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Se ve que querías a tu viejo. El mió se me fue cuando yo tenia 14 tacos, y hay veces que lo recuerdo y ya ha llovido.
Los hijos son los que te hacen seguir adelante, no todo es malo, luchas por ellos y por ellos te dejas la vida, es un instinto que llevamos en el ADN…eso es lo que pienso.

Los ejemplos siempre se repiten yo lo viví y me parecía algo de lo mas normal, fui un calavera si hubiera sido del OPUS igual me tiraría de los pelos…en definitiva que ellos son un reflejo de nosotros mismo y que la juventud es una enfermedad que se cura con los años.
Sentido post, un brazo

Temujin dijo...

LLuis, los griegos también se equivocaban, su civilizacion todavía perdura..

Temujin dijo...

Tracy si no nos muriésemos seriamos muchos...

Temujin dijo...

Krapp creo que todavía soy aprendiz de todo, la verdad...

Temujin dijo...

Bertha, mi padre decia:
"Las palabras convencen, el ejemplo arrastra.." y si que te he entendido...

Temujin dijo...

Novicia, que yo sea madre me parece muy dificil, la verdad (jejeje) pero me gustan las personas rebeldes y la rebeldía en si...

Temujin dijo...

Abilio, los padres de "buen rollito" hacen mucho mal

Temujin dijo...

Gemma, la perspectiva aclara la vision, esa es una gran verdad...

Temujin dijo...

Sensei, bienvenido cuesta un huevo comprar huevos... valga la redundancia...

Temujin dijo...

Francesc, yo tampoco lo digo, me gustan los jovenes y su nueva visión del mundo..

Temujin dijo...

Nuria, mi recuerdo es constante, raro es el día en que no me acuerdo de el...

Temujin dijo...

Estela, es lo normal...

Temujin dijo...

Maria, mi padre fue una buena persona y eso lo resume todo para mi...

Temujin dijo...

Daltvila en la parada del autobús se conoce gente y vecinos y las conversaciones son muy amenas cuando ya entras en cuestiones... jejejeje

Temujin dijo...

Malo, yo tampoco rompi nada alegremente lo que pasa es que era rebeldon en la calle y hacia cosas que no conviene dejar escritas...

Temujin dijo...

Juan Antonio muchas veces me pregunto si seré un buen padre...