miércoles, 3 de febrero de 2010

Los siete enanitos


¡Ayho, ayho!
Al bosque a trabajar
los enanitos buenos tenemos que currar.
¡Ayho, ayho, ayho!
Como hay mucho paro hijo
tienes que aguantarlo todo
como esta la vida hoy
es que hay que comer.
Todo el día reventando
a un cabrón beneficiando
encima con cachondeos
de amor al trabajo.
¡Ayho, ayho, ayho!
Cuando llega el final de mes
con mirada de desprecio
te reparten sus migajas
agradecimiento.
Somos enanitos,
somos los siete enanitos,
pero en este cuento
Blancanieves no folla con ellos.
¡Ayho, ayho, ayho!
Ya vale de pringar.
Los enanitos buenos,
al patrón han de matar.

Esta es la letra de un grupo muy bueno, vasco, en los años 80. Nos pedían nuestra juventud para trabajar. Ahora, no cansados los gobiernos, las multinacionales y su puta madre, nos piden la vejez. Con dos cojones y muy poca vergüenza.
Un político de los EEUU impuso un impuesto especial a los BONUS de la banca. El 50% de los mismos, eso son cojones (si finalmente lo ha realizado) y no, lo que proponen estos señores, (por llamarlos de alguna forma) del desgobierno.

Antes de decir que un pobre vendedor de camiones, esté, con 67 años dando trompos por la vida,antes de decir que un albañil se subiese a un andamio a los 67 años, antes de decir que un conductor de autobús lleve cuarenta y ocho vidas con 67 años, antes que un conductor de camión, un minero, un soldador, un mecánico,un buzo, un repartidor de cerveza, un empleado de limpieza, un fontanero, un soldador, un empleado de industrias químicas, un barrendero (perdón un empleado de aseo municipal), un electricista, un empleado de surtidor, un carnicero, un frutero, un dependiente de supermercado, un pescador, un vendedor de golosinas y otros muchos oficios de gente honrada que somos los que mantenemos este país de sinvergüenzas, eso si, políticamente correctos-as. Antes de eso, debieran pensar en quitar el 50% de los inservibles ministerios, quitar gobiernos, gobiernitos, gobiernillos y microgobiernos. Reducir asesores de libre designación, directores generales, pensiones vitalicias con cuatro años o menos de supuesto trabajo, coches oficiales, comidas y demás prebendas varias en este puto país de chupones, culebras y sinvergüenzas eso si políticamente correctos.
No sigo más, por que si me meto con que a una persona no le dejan rotular su negocio, como se le pone en los cataplines, es decir en cualquier idioma menos en castellano, se me infla la vena. Por que rotular en ingles es valido, pero una lengua oficial de este país de sanguijuelas no es valida, manda huevos que diría el otro...
Que Fortuna nos aporte cordura y sentido comun...

49 comentarios:

Temujin dijo...

Que conste que lo de patrón lo atribuyo a multinacionales...

Abi E. dijo...

¡Que te calientas Temu! al final habra que reivindicar al Evaristo y sus muchachos y que nos traigan nuevas ideas, como hace tantos años. Por cierto en el video ya se habia quitado la cresta que le caracterizaba en sus tiempos mozos.
No voy a decri lo que pienso, no vaya a ser que diga algo que nos sea "politicamente correcto" sobre esta panda que habría que aplicarles la famosa ley de vagos y maleantes, a ver si se les encienden las cocorotas y hacen algo de provecho (para los votantes, que para ellos ya lo hacen y de sobras)

Un abrazo
el lio de Abi

Atapuerques dijo...

Para mi es como si cambiasen las reglas de juego a mitad del partido. Si para conseguir cobrar una pensión de jubilación son necesarios 15 años de vida laboral, yo desde luego no haría ni un día más, y ello es un agravio hacia las personas que llevan trabajando desde los 14 años y van a estar cotizando durante 50 años para cobrar más o menos lo mismo.
Son injustos con esas personas que tras 40 años de trabajo gozarán de unos pocos años de su jubilación por su pronto fallecimiento.

Lo que tienen que hacer es no dilapidar nuestro dinero en caprichos como las autonomías y sus miles de improductivos funcionarios, además de favorecer el trabajo a los más jovenes, que para eso han sido votados. Ellos y solo ellos son los culpables de la situación. Nuestros defensores, los sindicalistas no hablan porque tienen la boca llena y es de mala educación hablar con la boca llena. Esa es su defensa de nuestro bienestar.
Luego nos quieren engañar diciendo que van a calcular nuestras pensiones sobre los últimos 25 años de vida laboral, y esto supondrá un ahorro para el estado de por lo menos un 10% en cada pensión, aunque tampoco hay que olvidar la cruel realidad de las personas despedidas de las empresas por su edad y que con 50-60 años tienen casi imposible encontrar un nuevo puesto de trabajo, perdiendo hasta un 40% de su pensión. Eso es lo que tendrían que revisar que a todo el mundo le quedase el cien por cien de su pensión al llegar a los 65 años.
Ellos desde luego con unos poquitos años en la poltrona y el coche oficial tienen garantizada su esplendida jubilación.Que dicen viene de Júbilo.

Temujin dijo...

Abi, parece ser que esta canción iba dedicada a que querían que renunciasen a su juventud por el trabajo. Verdades como puños es lo que se dicen en sus letras, independientemente de que te guste o no su musica...

Temujin dijo...

Atapuerques, que te condenas....
Yo no puedo estar más de acuerdo contigo, porque unos, con los últimos quince años cobran igual que otros con cuarenta. Hay gente que se queda en el paro con 55 años y cobrará menos habiendo trabajado más. Eso es injusto e inmoral.
Lo del Reino de Taifas con sus "reyezuelos", "principitos", "duquesitos", "condecillos" y "baroncetes" es un autentico pozo negro del dinero.Más que funcionarios, hubiese que limitar dirigentes con prebendas y coche oficial, coño, que "hay más jefes que indios"...
Los sindicatos están con la boca llena, como bien dices y los trabajadores despedidos... nadie dice nada, nadie se manifiesta y esto es una puta vergüenza...

Temujin dijo...

Un momento de oración, por favor, que aquellos que quitaban hace poco los crucifijos, están rezando junto al "Cesar" en los EEUU...
¿Habrá llevado rodilleras..? Lo digo por la oración y por la más que segura fel.....
¡¡¡¡Manda guevos...!!! que diría Trillo...

Novicia Dalila dijo...

Yo tengo claro que a los 67 no voy a estar en condiciones para rendir. Y como yo, mucha gente.
Hay profesiones que no desgastan físicamente, pero otras sí. Debería ser opcional (si no lo es ya, que igual sí).
No sé. A mí todas estas medidas me parecen parches sobre la marcha. Pero no de ahora. Desde hace mucho tiempo me parece que se improvisa más que otra cosa, y así nos luce el pelo.

Un beso y buenos días de jueves :D

Temujin dijo...

Novicia, coincido con el clero esta vez, la improvisacion es la pauta de comportamiento del actual desgobierno de este pais...

Claro que decir esto no es politicamente-a correcto-a.

Por cierto vas a ir a rezar con nuestro Canciller...

ZáLeZ dijo...

Hola Temujín:
El desgobierno del gobierno con todos sus recules y sus desórdenes "mormonales" se lo están dejando a los peperinos en bandeja de plata. La siguiente medida será la implantación de óvulos fecundados al hombre para evitar el envejecimiento en la población y el aumento de las "cotizaciones" juveniles y rejuvenecer el sueldo "de los empotrados en su butaca orejera". Mientras tanto aguantarse testosteronas.
Un saludo,

Novicia Dalila dijo...

Ya puestos, podrían haber propuesto la jubilación a los 69, que por lo menos tiene más morbo ;-)

Lázaro dijo...

Temu, tu pides que la Fortuna nos aporte cordura y sentido común. Yo ya sospecho de que ése va a ser precisamente el problema. Por otra parte, apuntas a las grandes multinacionales. Creo que la explotación se da mucho más en la pequeña y mediana empresa que en las grandes. Y lo que sí tengo claro es que a nosotros nos tocará currar más años; a ellos, a la casta, los mismos o menos. Y para cambiarlo habrá que entrar en política; ahí sólo tiene posibilidades de entrar quien no pretende cambiarlo. Esto es la polla. Un saludo.

panterablanca dijo...

Pues sí, tiene bemoles la cosa :-S
Y tú, Novicia, ve dando ideas...
Besos selváticos.

julia dijo...

TEMUJIN HOY PRECISAMENTE HE LEIDO ESTO EN UN ¡CHISTE¡. DOS POLITICOS DICIENDOSE EL UNO AL OTRO:DEBEMOS HACER QUE LA EDAD DEL PAGO DE LA JUBILACION COINCIDA CON LA DE LA MUERTE. BIEN `PUES PUESTOS ASI QUE LE DEN A ELLOS MUCHOS AÑOS DE TRABAJO FORZADOS,NO DE SEÑORITOS Y VIVIDORES DE DINERO AJENO. BESOS.

María dijo...

¡¡Hola TEMU y familia!!

Que la medida, para algunos será una puñalada trapera, seguro. Si bien es cierto, que entre la capacidad de un hombre o mujer de 65 y 67 en casos normales es semejante, tampoco exageremos.

Se nos olvida además, que no hace mucho, sobre todo en la docencia, se criticaba el hecho de la obligatoriedad de jubilación, que en su caso creo que es voluntaria a los 65 y obligada a los 70, por considerara que a esta edad todavía estaban en condiciones de aportar mucho y sin embargo se les privaba de esa posibilidad.¿?

Por otro lado, como dice Novi, este aumento de 2 años más para alcanzar la jubilación, es verdad que es uno de los muchos remiendos sobre la marcha de este gobierno, pero aunque a lo mejor habría otras opciones y se han ido a la fácil para ellos, también es cierto, que por lo bien que lo han hecho hasta ahora, casi se han merendado el 60% del superavit existente de años anteriores y o buscan como cuadrar la caja, o la caja se les quedaba vacía en nada, peligrando no sólo las pensiones futuras, sino muchas de las prestaciones del bienestar social presentes.

Así es que aunque sea una medida antipopular, es una medida que evidentemente cumplirá "por una vez" y en plazo, el fin que persigue, ahorrar para el futuro...

¿Cuál es el "pero", como siempre?
Que el gobierno lo hará a costa, también de los de siempre.

Lázaro, si me permites.

Creo que explotación del trabajador, si la hubiere, se da tanto o más en las grandes como el las pequeñas y medianas empresas, creo que en tu puntualización a Temu, te equivocas.
Mira las estadísticas de Inspección de trabajo y lo comprobarás... Lo que ocurra por debajo de la alfombra, ya no digo nada.

Muchos besos para todos.

carlota. dijo...

Temu , yo como siempre a discrepar ( es broma) . Nada que me has recordado lo vieja que soy al postear a la Polla , los vi nosecuantasveces jeje.


Un beso

Lázaro dijo...

María, estás permitida, faltaría más. No estoy de acuerdo: primero utilizas el condicional; para mí la explotación es una evidencia. Segundo, yo no digo que no la haya en las grandes, pero el poder de los trabajadores en las grandes es mucho mayor: los comités, los sindicatos... Quizás a ello se deba que se den ahí más las inspecciones, a que es mucho más fácil y anónimo denunciar en una gran empresa. Del taller con cuatro obreros no se acuerda nadie ni a nadie le interesa. Si a mí me diesen a elegir, lo tendría clarísimo: en una pequeña o mediana empresa, el asalariado es masacrado. Ejemplos, todos los que quieras te podría dar. Saludos.

María dijo...

Gracias Lázaro,
pero que sepas que sin saberlo, me has ido a dar justo, donde más me duele.Tu afirmación de la masacre generalizada del trabajador, habrá existido que no digo yo que no, pero los tiempos han cambiado y mucho, Lázaro. Te cuento:

Mi padre, fue empresario y digo fue, por que desgraciadamente ha fallecido.
Fue de los medianos, creo que llegó a tener al rededor de 80 trabajando con él, en una fábrica de maquinaria, o sea del ramo del metal, uno de los más conflictivos que hay a nivel sindicatos.

Jamás tuvo problema alguno con ninguno de ellos, por incumplimiento de ninguno de sus derechos y sí, muchas veces al contrario. También te digo que él era de los que entraba a las 8 y salía a las 11, codo con codo con ellos, todo el día. Y el principal interesado en que todo el mundo trabajara a gusto. Y como él, muchas otras PIMES de la zona, que por cierto conocía muy bien porque fue durante muchos años presidente de los empresarios de allí. La gran mayoría a excepción de dos grandes empresas, Mineros Siderúrgica de Ponferrada y la Central térmica de Compostilla.

Pues bien Lázaro, al menos en la época que yo conocí por mi padre, los abusos como tu dices, cuando se daban, porque también te equivocas si supones que siempre se dieron, en todo caso, a veces de ambos lados...Como en todos lo ámbitos de la vida. Se dieron sobre todo en las dos grandes empresas que te he nombrado ¿Por qué?

Muy sencillo, los comités de empresa estaban formados sólo por gente de la empresa, que a su vez eran mangoneados por los directivos de la empresa, así de sencillo.

Al contrario que sucedía con los sindicatos y representantes del resto de las empresas, que lo formaban trabajadores de diferentes empresas según los sectores.

Mira, generalizar en esto como en todo es malo, pero te puedo asegurar, que es tan injusto decir lo que tú acabas de decir, eso de que los "trabajadores eran masacrados"como que "todos los empresarios son unos santos".

Insisto que yo te hablo de lo que conocí y muy de cerca por cierto, por que además también fui abogado de esa empresa y de otras. Imagínate la de personas que pasaron allí lo largo de más de 45 años, yo desde luego, sólo viví los 10 últimos.

Bien en todo este tiempo, los únicos incumplimientos de contrato por parte de la empresa, despidos improcedentes, denuncias por seguridad en le trabajo y demás, siempre se dieron en las dos grandes empresas que te he nombrado.

Hay mucho tópico Lázaro, a veces la realidad y la verdad de la realidad, cuando la vives de cerca te cambia totalmente la perspectiva y la opinión de lo que sabemos, sólo de oídas.

Y también es cierto que depende muchísimo de los sectores. Por ejemplo el ramo de la construcción es el que más se presta a abusos de trabajadores, exactamente igual que la mano de obra agrícola de los temporeros.

Pero insisto Lázaro, no generalices, ni seas tan rotundo por que creo que te equivocarás.

Un abrazo, Lázaro y buenas noches,

Lázaro dijo...

María, déjame equivocarme, que me da morbo. Lo que me cuentas de tu padre es muy respetable y yo no pretendo ni ofenderte a ti ni a la memoria de tu padre, del que no tengo por qué dudar que fuera un gran hombre. Pero mi opinión, a diferencia de la tuya, que sí que lo es, no es fruto de una generalazación. Es producto de un simple análisis ya clásico, pero para nada caduco, del sistema de producción: la riqueza del empresario se cimenta en la explotación del asalariado: cuanto más consiga que éste trabaje y menos cobre, mejor para él. Esto no depende ni de sectores ni de "los tiempos"; es algo inherente al sistema. Y con ello no pretendo realizar ninguna condena moral al empresario: si yo fuera empresario, no me distinguiría. De hecho, desde mi condición de trabajador, te confieso que a mí me importan un bledo los problemas del empresario: lo único que deseo es que me pague cuanto más mejor y trabajar lo menos posible. No te pongo ejemplos concretos, porque nos podríamos tirar con ellos toda la vida o esperar que Temu se aburriese y chapase el blog. Pero ten claro que por cada ejemplo tuyo, yo sería capaz de buscarte, no uno, sino dos contraejemplos.
La casuística me aburre. Y lo dicho, déjame equivocarme, que me pone; y a ti, confiésamelo, ¿acaso no te provoca el decírmelo? Un beso.

V dijo...

Si mi madre se jubila a los 67, llevará trabajados 58 años de su vida. Espero que no sea así, pero tengo claro que voy a tener que ser yo quien lo impida.

Besos, Temujin.

Temujin dijo...

Zalez, no les des ideas, que se ponen a experimentar y luego pasa lo que pasa.
los del Pepe, sin comentarios, por que si no ganaron las anteriores es que son más torpes que estos, que ya es decir...

Temujin dijo...

Novicia, lo del 69 no esta mal, para todo menos para jubilarse...

Temujin dijo...

Pantera, si lo tiene, y lo del 69 no es mala idea para segun que actividades...

Temujin dijo...

Julia,Yo a muchos de ellos lo que les daría, es por cu.....
Por si no lo sabes han tenido vacaciones sus señorías hasta el 7 de febrero...
Cobrann pensiones y sueldos vitalicios, sin hacer nada, sinvergüenzas es lo que son. Es decir carentes de vergüenza y pundonor...

Temujin dijo...

Maria, la capacidad de una persona de 67 y una de 69 son similares, es más entre una de 69 y una de 71 parecidas segun quien. me atrevo a decir que entre una de 71 y una de 73 no hay gran diferencia, por lo cual y segun este razonamiento por que no jubilarnos a los 90...
Creo que antes de retrasar jubilaciones debieran ahorrarse en muchos capítulos, policías autonómicas, altos cargos, coches oficiales, sueldos vitalicios, pensiones politicas inmerecidas etc, etc, etc...

Temujin dijo...

Carlota, no digas eso que "has visto muchas veces a la polla", porque puede dar lugar a malas interpretaciones. A mi me gustaban mucho sus letras...

Temujin dijo...

Lazaro, el empresario es como las personas, hay de muchas clases. Hay empresas grandes modélicas con sus trabajadores y hay empresas de menor dimensión que también lo son. A la contra también. El tamaño, no da la calidad de las relaciones laborales.
Hay sociedades (la japonesa, por ejemplo) en las que el trabajador se siente parte importante de la empresa.
De hecho yo creo que los trabajadores deben sentirse así, hay que trabajar juntos. Una empresa donde unos vayan por un lado y los otros por otro... no tiene futuro... pienso yo...
Uno debe sentirse orgulloso de donde trabaja y sentirse importante, eso lo proporciona un sueldo justo, una seguridad en el trabajo y un dirección buena...
En mi opinion...

Temujin dijo...

Vero, pues ya empezó pronto, a los nueve años es edad de jugar y aprender. Depende del hogar donde se crió...
Mucha gente que trabaja en empresas familiares pequeñas desde muy joven, se convierten en magníficos empresarios...
Me alegro de verte por aquí guapa.

V dijo...

Tú lo has dicho. Depende del hogar donde uno nace, y con lo/s lastres con los que le toca hacer marcha sí o sí.

La empresa de mi madre la montó ella sola en su día, no era familiar. Sólo pudo ir dos años a la escuela, pero es una tía muy inteligente y además muy valiente también :)Buena combinación la suya. Por suerte de sus padres no heredó más que rasgos físicos.

Besos.

Cuídate mucho.

Temujin dijo...

Ahí es donde voy yo, la gente que acostumbrada a trabajar y buscarse las habichuelas, suelen ser buenos empresarios. No dependen de papi, mami o estado para vivir, se buscan la vida...

panterablanca dijo...

Supongo que quieres decir que me tienes en los seguidores. Ahí no sé si funcionará, pero puedes probarlo. Debes poner:
ladurajungla.blogspot.com/feeds/post/default
todo junto. Supongo que te irá bien, pero yo no recuerdo haberlo conseguido así.
También tenía problemas para enlazar a algunos de mis seguidores y creo que lo conseguí a base de mucho insistir poniendo la URL normal:-D
Besos felinos.

Lázaro dijo...

Temu, discrepo: el empresario es empresario y el currela, currela. Cada uno defiende sus intereses y estos son siempre antagónicos. En Japón es igual, sólo que el nivel de producción y consumo es tal, que el nivel de vida del trabajador más bajo se equivale al nivel de vida de cualquier médico o abogado de prestigio en España. Además, la tradición también cuenta y Japón es un país donde los samurais, los sirvientes, todo el mundo se dejaba matar antes de que muriese su señor, quien no dudaba en hacerse el harakiri antes de perder el honor. En Japón da igual el sistema de producción que exista, van a funcionar siempre; otra cosa es que no exista explotación, algo por lo que no apostaría. Cuando se dice eso de que los trabajadores deben sentirse parte de la empresa, deben trabajar juntos, no puedo evitar sonreirme: eso lo dice siempre el empresario, quien, por otra parte, nunca se acuerda de repartir beneficios. Ahora, cuando la empresa va mal, todos tienen que arrimar el hombro, todos se tienen que apretar el cinturón y hasta el gobierno debe poner pasta pública para salvar los puestos de trabajo. Lo siento, pero no me creo el cuento. Y que conste que no estoy defendiendo modos de producción alternativos; sólo constato que el análisis marxista del actual es bastante atinado, y no ha quedado en absoluto desfasado. A lo mejor no hay alternativa, pero eso no implica que el existente sea maravilloso: el que hay se basa en la explotación y cuanto menos gana el asalariado, más gana el empresario. Esta tesis no ha sido en ningún momento refutada, por tanto, sigo pensando que, en esencia, todos los empresarios y todos los trabajadores son iguales, vienen definidos por intereses antagónicos e irreconciliables. Saludos.

V dijo...

Lázaro, yo hablo por lo que he visto -en mi casa-. Ya apunté arriba que mi madre empezó a trabajar muy joven, bueno, era una cría... :( :( estuvo yendo de un lado para otro, hasta recogiendo algodón que la tuvieron mis abuelos -para darles de comer a parte a estos dos-. Bueno, a los 14 se puso a pintar muebles -a pistola-, y es lo que siguió haciendo durante los 30 años siguientes. Como no alcanzaba muchas veces con las piezas, se subía a un taburete :S luego ya creció del todo vaya, no mucho, pero lo suficiente... al principio de ponerse por su cuenta, tenía 20 años entonces, eran poquitos trabajando en la empresa, y ella hacía el mismo trabajo que el resto (mis tíos y algunos pocos más) + papeleos y relaciones con los clientes, etecé. Lo que se supone que hace el que dirige, vaya. No estuve allí para verlo, pero muchas veces me ha contado, que en verano, se levantaba súper pronto, se iba a currar, y a medio día, como hacía mucho calor y la pintura hervía en las piezas, tenían que parar. Mis tíos y los dos o tres más que trabajaban con ella, se iban a casa -jornada intensiva- y mi madre recogía a mi padre de su taller, cogían la 4L que tenían, se iban a comer a la playa, y cuando bajaba el sol, se volvían los dos al taller de mi madre a seguir con la faena hasta las tantas.
Pasados unos años, se asoció con un tío que resultó ser un jeta. Tenía una nave y mi madre estaba allí de alquiler. En la planta baja hacían los muebles -de habitación, sobre todo camas- y en la planta 1ª, los pintaban. Ahí estaba mi madre, que si no estaba con más papeles o con los clientes se ponía el babero y cogía la pistola, no se metía en la oficina con la secretaria, se iba a pintar ella con la gente que trabajaba para ella -entre ellos otra vez, mis tíos... bueno, algunos, porque son una recua-. Esto lo he visto yo, no me lo ha tenido que contar ni ella ni nadie.
En la otra crisis, de la que yo me acuerdo más que bien (93-94), la empresa se fue a la mierda entre el socio cabrón que se columpiaba a base de bien -se iba a montar a caballo, a esquiar, o con sus amigotes de caza-, no pagaba a los trabajadores que tenía ni a tiempo, bueno fatal la cosa. Eso, sumado a que el sector pegó un bajón, y la dichosa política de módulos que sacó el PSOE, que subió a los grandes y a los pequeños, y a los medianos los hundió en el fango, en fin...
Mi madre hubo unos años en que ganó mucho dinero, eso no te lo voy a negar porque no sería verdad, pero jamás fue a costa de explotar o de darle a nadie menos de lo que le correspondía. No así su socio. Cierto es que no repartía sus ganancias de modo equitativo con todos los trabajadores que tenía, pero es que la que les había contratado era ella. Ella fue la que se arriesgó al poner el negocio, y también la que perdió mucho más que su trabajo cuando se fue al garete. Entonces sus trabajadores, no dejaron de cobrar menos, hasta que tuvo que irse porque sencillamente, no le alcanzaba para pagarles.
Cuando le dijo que dejaba la sociedad -porque nos quedábamos en calzones en mi casa, y de hecho así fue casi casi-, aquel le dijo que vaya, que qué tan bien lo había hecho que había quedado como una señora -dos años después todavía estábamos pagando recibos de pintura a la empresa que se la compraba-, y mi madre le contestó: No, lo que no he sido nunca, es una cara dura, como tú, ni me he aprovechado de la gente, como tú... y unas cuantas cosas más, porque mi madre no es de las que se calla si tiene que decirte que eres un cabrón -eso lo tengo de ella, creo :S-.
En fin... ni pensar quiero en el tipo porque tela marinera.

Los intereses sí, son antagónicos, pero puede existir un equilibrio entre ellos también. Ya te digo, es lo que yo he visto.

Años después, un día se encontró con una de las que estuvo desde el principio con ella. Y le preguntó si es que no volvería a poner un negocio similar, y que si por casualidad lo hacía, que la llamase, que ella se iría a trabajar para mi madre sin pensárselo. Tan mal no habrían quedado sus intereses, supongo, o no habría dicho algo así, ¿no? No sé...

V dijo...

Luego puso otro negocio, que nos sacó del agujero. Y otra vez, otra de mis tías se vino a trabajar con nosotros. Jamás le dijo ni pío a mi madre. El negocio lo puso ella, y sin embargo, cuando diagnosticaron a mi padre y tuvimos que dejarlo, le dio parte del dinero que le pagaron a mi tía ¿que no se lo hubiese dado de no haber sido pariente la trabajadora? no puedo saberlo, pero lo dudo.

Yo he tenido varios jefes y jefas, y de aquellos que han trabajado desde siempre, que se lo han currado desde cero, jamás me quejaré. Hay de todo, está claro, pero yo puedo decir que no tengo queja sobre algunos de ellos. Supongo que todo es cuestión de haber pasado por, para saber situarse en el lugar. Otra cosa es lo que cada cual pretenda, o lo utópico del asunto. Pero si yo me rompo el cráneo con algo, no espero obtener por ello lo mismo que alguien que no lo ha hecho, luego trabajadores y empresarios, no creo que sean iguales, al menos no en cualquier caso, que de todo habrá, cierto, pero generalizar... o será que lo que yo he visto en casa, es lo raro. No sé...

Besos.

Sara dijo...

Temu, tienes más razón q un santo. Esto me puede. Q hijos de p!!
Besicos.

María dijo...

Una empresa, del tipo que sea, LA HACEN SUS TRABAJADORES.

La única forma de que una empresa triunfe y salga adelante, es que sus trabajadores, sientan la empresa como suya.

El buen empresario es como una capitán de barco, debe llevar el timón, pero estar cerca del equipo que forma su empresa, conocer lo que ocurre en cualquiera de los ámbitos, sectores y elementos que la integran. Si es pequeña, codo con codo...
Si las dimensiones de la empresa son grandes, debe saber delegar y rodearse de equipos que respondan y le tengan al día.

Un empresario inteligente, sabe, que si ellos, sus trabajadores están a gusto, son considerados y valorados en lo que son y merecen, tirarán todos hacia el mismo lado y la cosa, marchará bien.

Cada uno, desde le lugar que ocupe, insisto, debe ver la empresa como algo propio y luchar y estar dispuesto a sacrificarse por ella, no por el empresario.

El trabajador, que está calculando cuantos minutos faltan para salir, que sólo piensa en trabajar lo justo y ganar lo máximo, sencillamente, es un mal trabajador.

Exactamente igual que el empresario, que pretende exprimir al trabajador y a su costa ganar, lo que de otra forma no puede, es un malísimo empresario, la tiranía en los negocios, como en todo, tarde o temprano se paga.

VERO, yo viví y veo las cosas, más o menos como tú.

Sólo que mi padre, jamás tuvo a su familia cerca, (salvo a sus hijos) entre otras cosas, porque se la mataron a casi toda, en la guerra. También fue, de los que se lo tuvo que pelear todo, desde abajo.

Muchos besos y buen finde.

Lázaro dijo...

Vero, dices, los intereses son antagónicos, pero puede haber un equilibrio: totalmente cierto. En eso falló precisamente el marxismo, en pensar que el equilibrio no era posible y que el sistema estaba abocado a una quiebra total y a una revolución. Pero equilibrio no es sinónimo de justicia. Todas y cada una de los logros laborales se han obtenido por ley, y jamás con el visto bueno de los empresarios, que si por ellos fuese, tendríamos la mitad de vacaciones, cobraríamos la mitad, trabajaríamos el doble de horas, etc., etec. Es decir, el fundamento es la explotación, por mal que nos suene el término y si mantengo que los empresarios son explotadores, no lo son por ser malas personas, que nada tiene que ver, sino por ser empresarios, de la misma manera que un cetáceo es mamífero o una rosa es una flor. Entiendo que muchos se ofendan cuando escuchan esto, porque piensan que son la panacea de la justicia y que trabajan como burros. Siempre he mantenido que el peor de los jefes es uno mismo: la esclavitud a la que se someten los autónomos no deja de asombrarme. Así que si uno mismo se autoexplota su fuerza de trabajo sin miramientos, qué no hará con la de los demás.
Cierto es que hay empresarios que son buenas personas y otros que no lo son. Cuando te topas con uno de estos, date por jodido del todo.
En cierta ocasión, que mi mujer se puso a trabajar, tuvimos que buscar una persona para que limpiase un poco la casa y cuidase unas horas de Fernando. Te aseguro que le pagué lo menos que pude, y ella no se sintió explotada, sino al contrario, agradecida. Y es que al alienación, también muy bien vista por Marx, es "mu mala". Muchos besos, Vero.

María dijo...

Lo siento, Lázaro,

yo creo que tú tienes una idea muy retorcida de las relaciones laborales...

Eres como esas feministas, que piensan que todos lo hombre son unos mal tratadores...Y no, Lázaro.

Ni todos lo hombre son unos mal tratadores, ni todos los empresarios son unos explotadores...

Y por cierto, a mi ver a un cabezota como tú en esto...jajajaja....No me pone nada en absoluto, lo siento. Tenlo claro, TE EQUIVOCAS... Y, lo siento por ti. ;-)

Espero que algún día conozcas a algún empresario que te haga cambiar de opinión.

Marx, pasó a la historia, no en todo, pero sí en muchas cosas. La revolución rusa, fue a principios del siglo XX, estamos en le XXI, no lo olvides Lázaro...

Han pasado 100 años...Es verdad, que no para todos, por desgracia, pero sí, para muchos...

Cuídate y que pases un buen sábado, LÁZARO.

V dijo...

Lázaro, alguien siempre me repetía -no mis padres, mi ex- que a los trabajadores, pan y mierda, y al tercer día, les quitas el pan, o se comen el pan, la mierda, y a ti. Cuidao, que él no es empresario.No estoy de acuerdo con esto, pero la parte de razón, no se la quito.
Ojo con cómo es el empesario sí, pero mucho ojo también, con el cómo son los trabajadores, porque si algo tienen de iguales, mínimo, es que todos son personas. Con todo lo que ello conlleva.
Muchos besos para ti también.

María, ni te cuento de mi familia porque algunos dan lo mínimo miedo por lo crueles, y paso de que te asustes. Por unos cuantos que a los no nos dé para entender, ya es suficiente. Mi madre de la única que recibió toda la ayuda que pudo ofrecerle cuando la necesitó, es de la hermana que se vino la segunda vez -también- con ella. De sus padres y de algunos de los seis herman@s restantes, poco menos que patadas en el hígado. Besos.

Temujin dijo...

Sara, no se si tengo razon, pero indudablemente lo creo.

Temujin dijo...

Lazaro, no es así mi punto de vista, el marxismo tendrá sus cosas buenas y El Capital es indudablemente un buen libro.
Pero el marxismo es una utopía, afortunadamente, por que gracias a Fortuna, cada persona tenemos una cualidades y no hay dos personas iguales y eso, el amigo Carl Marx,no lo tuvo en cuenta.
Por mi profesión conozco a muchos empresarios y como hablo mucho con ellos, se que tienen diferentes formas de pensar.
Como diferentes formas de pensar tienen los trabajadores.
Hay empresarios que ven a sus trabajadores como escoria, como simples elementos de producción y a algunos de estos trabajadores les gusta esa posición cómoda, en la que van a un sitio están ocho horas y se vuelven a casa; el empresario les psga su tiempo lo menos que puede y nadie quiere salir de ese circulo, craso error Lazaro...
Ese empresario,no innovara, no creara tecnología nueva y no invertirá en nuevos mercados y cuando llegue alguien que le compre la empresa por dinero suficiente para jubilarse sin trabajar, la venderá sin ningún remordimiento...
Ejemplo típico de empresa cerrada, hace años para vender los terrenos con el beneplácito de las diferentes administraciones y Ay-untamientos. Ese para mi no es un empresario, sino un cantamañanas y también lo son los que dedican una tercera parte de su vida a ejercer una actividad sin propósito de mejora.
El empresario debe ser culo inquieto para la actividad de la empresa, no debe parar, debe ser imaginativo y trabajador .Sobre todo, debe vivir de generar riqueza, que es diferente que vivir de la miseria, que es lo que hace un empresario explotador.
Conozco casos de gente, que el echar a una persona de su empresa,es un fracaso personal para él, si, conozco muchos casos de estos, como conozco muchos casos al contrario.
Por eso generalizar es cuando menos peligroso.
Mucha parte de la difícil solución de la crisis actual viene por la escasa, por no decir nula cultura empresarial de este país cainita...
Donde, el empresario reconocido durante muchos años ha sido el especulador, el vampiro que no genera riqueza , ni empleo, el que vive de aumentar el valor de cosas que no lo tienen y que una vez realizado su negocio, cierra y a otra cosa.
Conozco muchos de este tipo con cincuenta S.L. de quinientas mil pts. de capital social, ¿para que quiere tantas sociedades?, para pasar empleados de una a otra y conservar los derechos de los mismos, ese Lazaro, no es empresario es un vampiro, no confundamos especies...

Temujin dijo...

Quise decir eliminar derechos adquiridos. Apoyo a Vero, aun sin conocer los hechos concretos, por que he visto eso muchas veces.
Gente emprendedora, rodeada de vampiros.
Empresas heredadas por gente mediocre, en busca del famoso pelotazo.
Sin ninguna cultura de trabajo y de respeto a los trabajadores.
La empresa SOLO debe de tener un jefe, al igual que el ejemplo de Maria, un barco solo debe tener un capitan.
Esta misison no es facil y en muchos casos es más trabajosa que la de un trabajador normal.
Por mi trabajo, tengo un poco de trabajador y un poco de empresario, por que cobro a comision y si no vendo, no cobro.
Algunos compañeros cuando de vendía mucho, me envidiaban y ahora me miran con pena, tranquilos les digo, ya se venderá y mientras tanto; voy un poco más lejos para vender, me voy a ver a gente que antes no hubiera ido y busco nuevas maneras de comunicarme con más gente.
No me quedo llorando lo pobre que soy y tengo fé, que cuando esto despierte, que despertará, estaré colocado en la "Pole" y tendré ya mucho trabajo hecho.
El año pasado yo le he costado dinero a mi jefe tres meses, es la primera vez en mi vida en que no he sido rentable, (el 18 de febrero de 2010 hago 19 años en la profesión).
Mi jefe no me ha rebajado ni un duro del sueldo y eso que cobro fijo bastante más de lo que refleja el convenio, por que me ve con ilusión y sabe que cuando esta carrera acabe saldremos en buena posición.
Un empleado no puede esperar que su jefe le financie continuamente, eso es demagogia. El empleado debe buscar ser rentable a su jefe y si no lo es que no espere limosnas, para eso esta Caritas.
Un empresario, debe pagar con prontitud y generosidad a su empleados. Debe primar la gente que aporta a la empresa, sobre los pelotas y vagos, estos ultimos preferidos de especuladores y jetas.
La riqueza debe ser repartida en primas sobre producción y así la gente estará más motivada y sobre todo ya me gustaría ver a muchos que critican a la patronal en general, de patrones, seguro que ellos explotarían más.
Los sindicatos de este país hacen reír con sus posturas del Siglo XIX desfasadas.Hay cosas que debieran reclamar y no reclaman. ¿Cuales? aqui te dejo una, como ejemplo.
¿Que tal aportar el 10 por ciento de los beneficios a I+D? Eso si que genera empleo y beneficia a los trabajadores... Digo yo...
Vero y Maria con esto os contesto a las dos.... Gracias a los tres por vuestras opiniones...

PEGASA dijo...

Le han quitado la deuda a Haití. Me acabo de enterar. Bueno algo es algo.... ;
Que fortuna nos acompañe.

Lázaro dijo...

Vero, de acuerdo, pero el porcentaje de "vampiros" (recurro a la terminología de Temu) es mayor en el mundo empresarial que en el de los trabajadores, por una razón que apunta muy bien Temu: la "... nula cultura empresarial de este país cainita...". Nuestro país es el reino de la picaresca y la posibilidad de comportarse pícaramente es mucho mayor para un empresario que para un trabajador. Aquí, yo creo, que estamos debatiendo sobre aspectos diferentes: yo no hablo de cómo deben ser los buenos empresarios. Un buen empresario es aquél que, como dice otra vez Temu, "genera riqueza". Ok, axioma irrefutable. También comparto que aquél que se dedica únicamente a explotar al asalariado que tiene a su cargo generará riqueza por mucho tiempo y está condenado a la quiebra. La guerra de seceseión americana los estados industrializados del norte reivindicaban la abolición de la esclavitud. La razón no era humanitaria: un esclavo produce menos que un obrero. Era económica. Ahora sucede exactamente lo mismo: el empresario con futuro "debe ser culo inquieto para la actividad de la empresa, no debe parar, debe ser imaginativo y trabajador" (Temu dixit). Todos sus esfuerzos deben volcarse en la creación de riqueza, es decir, en conseguir que su empresa produzca en grandes cantidades y a un precio competitivo, de tal manera que pueda colocar sus productos en el mercado con facilidad. Ello le reportará pingües beneficios que, si es un buen empresario, debería reinvertir en su empresa. Me pregunto: esa reinversión en qué consiste: en comprar nueva maquinaria que permita prescindir de mano de obra, en comprar materias primas de más calidad que conlleve un produco mejor y más caro, en conceder un plus al salario de sus trabajadores por su inestimable participación en los beneficios conseguidos...? Apuesto a que en la relación laboral que este "excelente empresario" mantiene con sus asalariados, éste se atendrá escrupulosamente a lo establecido en el contrato laboral (y encontrar a un empresario de ese tipo es un auténtico lujo hoy en día) y yo no conozco ningún contrato laboral de ningún trabajador normal (no especializado quiero decir) en el que exponga que parte de los beneficios que la empresa obtenga repercutirán también es su salario, ni ningún convenio colectivo en el que exista una claúsula semejante. Quizás lo haya, pero me extrañaría mucho. La tesis marxista de que el empresario compra la fuerza de trabajo del asalariado y éste debe ser "imaginativo" para obtener de ella el máximo rendimiento posible no ha habido quien la refute y eso es lo que hace iguales a todos y cada uno de los empresarios del mundo. Y yo no digo que esto sea ni bueno ni malo, ni que me parezca bien ni mal, ni insinuo que un sistema de producción diferente o alternativo pueda ser mejor. No hablo de eso; hablo de lo que hay y el sistema capitalista actual se funda en ese axioma que aún nadie de los aquí presente ha echado por tierra. Hablo de que los intereses de los empresarios son los que son y los de los trabajadores los suyos y que las relaciones laborales se sustentan en ese antagonismo absolutamente irreconciliable. Que el sistema funciona, que la sociedad funciona, que tenemos de todo y que no nos podemos quejar por nada, vale, perfecto: pero eso no resta verdad a esa tesis. Quizás, el capitalismo actual se funda en explotar menos al asalariado occidental y más al asalaricado oriental o indú o paquistaní o sudamericano o africano... No sé, por lo que oigo no en todos los sitios vivimos igual de bien. Eso sí, buenos, somos la hostia de buenos, hasta hemos perdonado la deuda a Haití: fíjate, tenemos el cielo ganado.
Temu, gracias a ti por dejarme decir estas cosas. Un abrazo.

Lázaro dijo...

María, te dejo para el final y te dedico, como ves, un apartado especial. No puedo con tanta bondad: me comparas con las feministas esas, simplonas donde las haya, que piensan que todos los hombres son unos maltratadores, me llamas antiguo y desfasado, porque aludo a Marx, que, fíjate, no es ni del XX, es más viejo todavía. Me llamas cabezota con mucha gracia y aunque no te excite decirme que me equivoco, tienes el detalle de ponérmelo con mayúsculas, por si tengo algún problema de vista; y por si fuera poco, te compadeces de mí. De verdad, no puedo con tanta bondad, con alguien tan bueno como tú. No puedo, lo siento mucho, y sí, te confieso que me has convencido: a partir de ahora sólo leeré a gente del siglo XXI y tiraré a la basura todos mis libros antiguos que lo único que hacen es criar polvo y ocupar espacio; a partir de ahora pensaré que muchos empresarios son buenos y trabajadores y se preocupan mucho y bien por sus obreros; que les regalan cestas por navidad, que les llaman cuando están malitos, que se interesan por el colegio de sus hijos, por la salud de sus madres, y que si no les llega el sueldo hasta final de mes, están hasta dispuestos a darles un adelanto, y sin intereses, qué no se diga. Sí, los empresarios son como esos maravillosos capitanes de barco, que llevan a su nave y a su tripulación a buen puerto, donde encotrarán hermosas tierras, con verdes pastos y un clima benigno. Es verdad, María, me has abierto los ojos, tu bondad, tu simpatía, tu alegre y jovial forma de decir las cosas me ha abierto los ojos; estaba equivocado, ya nunca más volveré a hablar más de los empresarios, así en general. Cuando tenga la tentación, releeré tus comentarios y me encauzaré por el buen camino. Gracias María, muchas gracias, has conseguido redimirme, y ello sin necesidad de darme el más mínimo argumento. Qué buena eres, qué honor haces al buen nombre con que te agraciaron. Permíteme que bese tu mano y que pida a Dios que te conserve tanta bondad, dulzura, tanta jovialidad, tanta simpatía, tanta bondad.

V dijo...

No, si estaba pensando en eso mismo cuando escribí el comentario... que cada cual vela por lo suyo. No digo que los intereses sean lo mismo groso modo, sino a nivel personal. No sé si me explico. Todos miran por su bien, pero por el propio de cada cual, y está claro que el empresario lo obtiene de un modo, y los trabajadores de otro simplemente por la situación enfrentada que ocupan cada uno. A fin de cuentas uno "manda" y el otro es "el mandado" (soy consciente de que me explico de pena, pero no me da para más :/). Y sí, tal vez el sistema nos funcione a nosotros y a nuestro nivel más inmediato, pero si se observa desde una perspectiva global, desde luego que no es así :(
Lo de Haití... psé... ¿qué mérito tiene perdonar una deuda a quien no tiene ni para comer? Buenísimos somos, desde luego (*Vero mode IRONIC ON).

Besos.

p.s. Gracias, se aprende la tira con vosotr@s, eh? Va a ser que por eso es que no consigo desengancharme :S

Temujin dijo...

Pegasa, es una buena noticia, pero como dice Vero, esa deuda solo iba a acumularse generando nuevos intereses que no podían pagarse...
A Vero y Lázaro, no todo el mundo piensa igual que vosotros.
Yo miro por mi empresa, que es de la que vivo y en la que dejo por lo menos un tercio de mi vida.
Si gano dinero para mi empresa, yo me llevo una parte de ello en comisión, así de claro, más gana mi jefe, más gano yo.
Si mis compañeros de taller no trabajan bien, los clientes dejaran de ir y si no van ¿de donde cobran?; si los clientes están descontentos de taller no compraran más camiones míos y si no compran más camiones, yo no me llevare más comisiones. Estamos todos en el mismo barco, si todos hacemos bien nuestro trabajo, saldremos de la tormenta y generaremos riqueza.
Riqueza es puestos de trabajo, familias con casas, padres y madres que acuden dignos a una empresa que entienden, de la cual sacan para mantener a sus familias aportando un tercio de su tiempo (que es mucho aportar).
El capitalismo no es malo, quizá hubiese que suavizar las ansias de crecer sin mesura, que luego traen situaciones como las actuales...
Pero que una persona tenga la oportunidad de mejorar, por su trabajo o por sus cualidades es bueno. El Marxismo no deja envueltos en una nube gris, en la que todos somos iguales y eso es una gran mentira....
Otra cosa que hubiese que matizar es el Librecomercio, en nombre del cual se cometen atrocidades que solo benefician a cuatro "cuasi monopolios"...

Lázaro dijo...

Temu, yo no digo que el capitalismo sea malo y el marxismo no es tan simple como lo pintas. Es obvio que no todo el mundo piensa igual, pero las bases del sistema son las que son. Tú eres un comercial y trabajas a comisión. La cuestión es hasta qué punto es justa esa comisión. En la mayor parte de los casos, los comerciales, tienen un sueldo muy bajo y las comisiones son los que les mantienen. Así se autoexplotan, que es mejor y más rentable que explotarlos uno mismo. Por otra parte, un taller, para que funcione tiene que hacer bien el trabajo. El trabajo que se acepta es todo el que entra. Si se puede despachar con el personal que hay, perfecto. Si no, a meter horas extraordinarias. Me vas a contar que son todas reconocidas de forma exacta? No se conceden días de asueto los días que no hay trabajo? Pero el obrero del taller está ahí, produciendo y trabajando sin descanso a cambio del mismo sueldo o de un porcentaje superior muy escaso si se compara con el que se lleva el empresario. Yo creo que lo que molesta de esta crítica mía es que es tan real y cruel que nadie se quiere ver reflejado en ella. Como decía antes, esto no tiene nada que ver con una condena moral. Tengo claro que si fuese un empresario, probablemente sería un empresario cabrón. Saludos.

Temujin dijo...

Lazaro y compañia os dejo este chiste, sobre lo malo que es trabajar y depende donde...





Nunca enjuicies tus problemas, hasta conocer los problemas de los demás

Dos delincuentes llegan a una finca y entran en una pocilga, arrastrando a un tipo.
Dentro hay un pedazo de negro de un metro noventa y unos ciento veinte kilazos,
que está limpiándose las uñas con un cuchillo enorme y apenas los mira.

- Negro, el jefe pidió que le des por el culo a este chato, para que
aprenda a no hacerse el macho con nuestra banda.

Negro: Déjenlo ahí en un rincón, que más tarde me encargo de él.

Cuando los macarras se van, el tipo dice:

- ¡Por favor, Señor Negro, no me haga eso, tenga piedad!
Negro: ¡Cállate ya y quédate quietecito ahí!

Al rato vuelven los delincuentes con otro pobre hombre.

- Negro, el jefe pidió que a este le cortes las dos manos y le perfores
los ojos, para que aprenda a no tocar el dinero de la venta de drogas.

Negro: Déjalo ahí que dentro de un rato me encargo.

Una hora después traen otro pobrecito.

- Negro, a este le cortas la polla y la lengua para que nunca más se meta
con las mujeres del jefe.

Negro: Uf, se me acumula el trabajo. Está bien, déjalo ahí en el rincón con los otros.

Finalmente, traen a otro.

- Negro, a este lo cortas en pedacitos y le mandas cada pedacito a la
familia.

En ese momento, el primer tipo le dice al Negro, en voz muy baja:

- Señor Negro, por favor no se vaya a confundir, recuerde que ¡¡Yo soy el
del culo!!


**Moraleja:**

A medida que conoces los problemas de los demás, te das cuenta que el tuyo
no es tan grave


Si nos comparamos con otros paises somos privilegiados, eso no quiere decir que debamos abandonar la lucha por una vida mejor y con menos trabajo...
Que Fortuna os sea propicia...

Lázaro dijo...

Temu, yo tenía un compañero que decía, trabajar no puede ser bueno; la prueba, te pagan por ello. Un saludo y gracias por el chiste.