Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 28 de julio de 2017

1984

Resultado de imagen de 1984 imagenes


Winston pensó que sus palabras parecían sacadas de uno de los libros de texto del Partido. El
Partido pretendía, desde luego, haber liberado a los proles de la esclavitud. Antes de la Revolución,
eran explotados y oprimidos ignominiosamente por los capitalistas. Pasaban hambre. Las mujeres
tenían que trabajar a la viva fuerza en las minas de carbón (por supuesto, las mujeres seguían
trabajando en las minas de carbón), los niños eran vendidos a las fábricas a la edad de seis años.
Pero, simultáneamente, fiel a los principios del doblepensar, el Partido enseñaba que los proles eran
inferiores por naturaleza y debían ser mantenidos bien sujetos, como animales, mediante la
aplicación de unas cuantas reglas muy sencillas. En realidad, se sabía muy poco de los proles. Y no
era necesario saber mucho de ellos. Mientras continuaran trabajando y teniendo hijos, sus demás
actividades carecían de importancia. Dejándoles en libertad como ganado suelto en la pampa de la
Argentina, tenían un estilo de vida que parecía serles natural. Se regían por normas ancestrales.
Nacían, crecían en el arroyo, empezaban a trabajar a los doce años, pasaban por un breve período de belleza y deseo sexual, se casaban a los veinte años, empezaban a envejecer a los treinta y se morían casi todos ellos hacia los sesenta años. El duro trabajo físico, el cuidado del hogar y de los hijos, las mezquinas peleas entre vecinos, el cine, el fútbol, la cerveza y sobre todo, el juego, llenaban su horizonte mental. 

No era difícil mantenerlos a raya. Unos cuantos agentes de la Policía del Pensamiento circulaban entre ellos, esparciendo rumores falsos y eliminando a los pocos considerados capaces de convertirse en peligrosos; pero no se intentaba adoctrinarlos con la ideología del Partido. No era deseable que los proles tuvieran sentimientos políticos intensos. Todo lo que se les pedía era un patriotismo primitivo al que se recurría en caso de necesidad para que trabajaran horas extraordinarias o aceptaran raciones más pequeñas. E incluso cuando cundía entre ellos el descontento, como ocurría a veces, era un descontento que no servía para nada porque, por
carecer de ideas generales, concentraban su instinto de rebeldía en quejas sobre minucias de la vida
corriente. Los grandes males, ni los olían. 


George Orwell 1984

Que Fortuna nos sonria

12 comentarios:

Francesc Puigcarbó dijo...

Que visión de futuro tuvo el gachó. Neo lengua, Ministerio de la verdad, etc etc.

un abrazo

Rodericus dijo...

Orwel conocía el paño muy bién.

Contempló lo que sucedió en Mayo de 1.937 en Barcelona, y vivió las purgas que hicieron los comunistas allí con los trotskistas, y en general, contra el resto de la izquierda ajena las Partido. Y tuvo que salir por piernas de España, so pena de "desaparecer" el también

Si en 1.984 hubiese introducido también un par de grandes corporaciones industriales al servicio del Partido, habría bordado su visión del futuro hacia el que vamos.

Un abrazo.

Tot Barcelona dijo...

ahhh, las purgas...
de ideas, de pensamiento, de palabra e incluso de obra..
las purgas son purgantes..

Toy folloso dijo...

Y siempre había guerra en países lejanos, para dar salida al armamento obsoleto.
¿O era otro libro?. (Porque también recuerdo haberlo leído antes de su fecha de caducidad).

Teruelandia dijo...

Asusta que se pueda llegar a un estado totalitario donde el Gran Hermano es una especie de superjefe que todo lo ve, todo lo escucha y todo lo dispone a su antojo.

El héroe rebelde, Winston Smith, acabará siendo sometido por el engranaje omnipontente y cruel que impera en aquel hipotético mundo...

1984 es una novela interesante, pero tremendamente inquietante.

Saludos

Temujin dijo...

Francesc, creo que acertó en casi todo, incluso las telepantallas son demasiado parecidas a los ordenadores y telefonos desde donde nos pueden seguir y saber lo que hacemos

Temujin dijo...

Rodericus, muchas veces pienso que hubiese ocurrido en España si hubiesen ganado los comunistas. Los comisarios políticos de los paises del Este son lo más parecido a lo descrito por Orwell

Temujin dijo...

Miquel, las purgas políticas son un síntoma más de la debilidad del pensamiento de quienes las ejercen...

Temujin dijo...

Toy Folloso, y si no la hay, la hacemos... faltaria más

Temujin dijo...

Luis Antonio, más que novela, a mi me parece una profecía, nos movemos en equilibrios muy peligrosos, cuando la economía cae, proliferan los salvadores de almas y de patrias. Este fenómeno, del que estamos sobradamente advertidos, sin embargo se repite, quizás es porque la mayoría de la gente leemos poco, no se..

Doctor Krapp dijo...

Grande, Orwell. Como escritor, como pensador y como persona.
Personalmente en el tema de las distopías creo que estamos más cerca de Un Mundo Feliz de Aldous Huxley que de 1984 pero creo que ambas reflejan como nada los miedos de ayer que siguen siendo los miedos del hoy. Lamentablemente

Un abrazo

Temujin dijo...

Doctor Krapp comparto al 100% tu criterio... Estoy preocupado por esto, jejejeje
Cuidate