viernes, 18 de marzo de 2016

Sobre el ombligo.

La propia palabra “secretismo” es repugnante en una sociedad libre y abierta; y nosotros estamos, como pueblo, inherentemente e históricamente opuesto a sociedades secretas, juramentos secretos y procedimientos secretos. Decidimos hace mucho que los peligros del ocultamiento excesivo y sin autorización de hechos relevantes sobrepasan ampliamente a los peligros que se citan para justificarlo.
Incluso hoy, hay poco valor en oponerse a la amenaza de una sociedad cerrada imitando sus restricciones arbitrarias. Incluso hoy, hay poco valor en asegurar la supervivencia de nuestra nación si nuestras tradiciones no sobreviven con ella. Y hay un peligro muy grave de que una necesidad anunciada de un aumento de seguridad sea aprovechada por aquellos ansiosos para expandir su significado a los límites de censura oficial y ocultación. No tengo intención de permitir eso en la medida en que esté en mi control. Y ningún miembro de mi Administración, ya sea de alto o bajo rango, civil o militar, debería interpretar mis palabras aquí esta noche como una excusa para censurar las noticias, sofocar la disensión, encubrir nuestros errores u ocultar de la prensa y el público los hechos que merecen conocer.

Requiere un cambio de visión, un cambio en las tácticas, un cambio en las misiones–por el gobierno, el pueblo, por cada hombre de negocios o líder sindical, y por cada periódico. Porque se nos opone alrededor del mundo un conspiración monolítica y despiadada que confía principalmente en medios encubiertos para expandir su esfera de influencia–en la infiltración en lugar de invasión, en subversión en lugar de elecciones, en intimidación en lugar de libre elección, en guerrillas de noche, en lugar de ejércitos de día. Es un sistema que ha reclutado vastos recursos humanos y materiales para la construcción de un denso tejido, una máquina altamente eficiente que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas.

Sus preparativos son ocultados, no publicados. Sus errores son enterrados, no publicitados. Sus disidentes son silenciados, no alabados. Ningún gasto es cuestionado, ningún rumor es imprimido, ningún secreto es revelado. Conduce la Guerra Fría, en breve, con una disciplina de tiempo de guerra que ninguna democracia esperaría nunca o desearía igualar.


Extracto del discurso que pronunció John F. Kennedy el 27 de Abril de 1961 ante la American Newspaper Publisher Association.

Quizás nuestra llamada democracia, termino este sujeto a no pocas y variopintas interpretaciones últimamente, esta siendo dirigida, encaminada, manipulada y conducida por medios de comunicación, que para anular cualquier disidencia molesta, tan solo tienen que sacarla de las encuestas de intención de voto.
Democracia a golpe de titular resumido, cortado, extraído, capcioso y mentiroso.

Solo hace falta ver quienes son los dueños de los medios de comunicación en este país...
Mientras tanto, todos mirándonos el ombligo, como si el nuestro fuese mejor.


Yo, sin embargo, cuestiono la belleza de mi ombligo a la vista de estos, ademas, si te pasas la vida mirándote el ombligo te vas dando trompazos con todo, te da dolor de cuello, te salen chichones...y es una lata.

Que Fortuna nos aporte criterio.




24 comentarios:

Francesc Puigcarbó dijo...

no es que nos miremos el ombligo. es que ya no sabemos a donde mirar de avergonzados que estamos.

Luis Antonio dijo...

No conozco a ningún diario o publicación que pueda considerarse independiente. Me gustan, eso sí, algunos columnistas de opinión.
Mirarse el ombligo es una especie de actitud de ensimismamiento o de abandonarse a la autocomplacencia y al egocentrismo.
Contemplar los ombligos que nos muestras no tiene nada que ver con lo expuesto en la frase anterior...

Saludos

emejota dijo...

Mirarse propio ombligo implica agachar cerviz en la misma proporción. Y no sigo para no ofender inútilmente a los inconscientes inclinados.

tecla dijo...

Necesito leerte con profundidad y tiempo por delante.
Lo haré, Temujin.
Esta entrada merece una buena reflexión.
Un abrazo.

Temujin dijo...

Francesc, la cabeza alta y mucho cuidado con las trampas, que las hay...

Un abrazo.

Temujin dijo...

Luis Antonio, saca a un partido de las encuestas de intención de voto y le sacas del Congreso, es muy fácil. Hay demasiada autocomplaciencia, demasiado ego y pocas ideas. Quizás es que la democracia tiene estas taras, no lo se.
Un saludo

Temujin dijo...

Emejota, jajajajaja, esa es la acción y reacción...

Temujin dijo...

Tecla, este texto es de un Discurso de Kennedy, en el que acusaba a la industria armamentística, entre otras, de la continuación de la guerra fría, más guerra fría, más producción de armamento , hasta el estúpido ya que podían destruir el mundo diez veces. Pero la introducción por la puerta de atrás de determinados intereses en la vida de los ciudadanos es muy peligrosa, lease la privatización del agua o de la Sanidad, ¿quien entiende que sobre el agua o salud mande alguien privado? ¿volvemos a la Edad Media y al derecho de paso?

Anónimo dijo...

Eres un excelente observador de la realidad. Un razonador que analiza con sentimientos sin que estos le perturben la visión.He leido comentsrios tuyos en otros blogs.
Mis respetos. Admiro la inteligencia y la sensibilidad.
Gabriela

Krapp dijo...

¿Por qué tendemos a pensar que las cosas malas que nos ocurren empezaron con nosotros y en nuestra propia época?
Si miramos atrás veremos que nuestros males no son tan malos como los males antiguos cuando un hombre/mujer podía ser quemado en la hoguera por opinarse, vestirse o comportarse de forma diferente.
Los medios de comunicación nacieron como expresión de grupos de poder o de grupos que ansiaban el poder. Eran medios para poner anuncios o medios de partido pero se fueron convirtiendo en forma de manifestar la discrepancia. Eran contrapoderes de los verdaderos poderes aunque fueran partidarios. El problema fue cuando estos medios se convirtieron en medios del poder, dependientes del poder por necesidad de supervivencia económica ya que la gente no los compra o no se fía de ellos. Pero eso ocurre por que hay otros contrapoderes en Internet que ocupan el espacio que ellos ocupaban antes. A la gente ya no le basta una única opinión periodística, la contrasta con otras para forjarse una opinión más o menos propia, al menos personal.
Lo mismo ocurre con los grandes poderes hegemónicos económicos mundiales. Ellos buscan el poder absoluto, el dominio sobre bienes y personas, pero mientras sepamos lo que hacen, cómo lo hacen y por qué lo hacen, sus poderes sobre nosotros serán limitados.

Un abrazo

Blue dijo...

El problema de la información en este país es que es mala, tendenciosa y mucha. No da tiempo ni a procesar. Y si ya quieres buscar algo que se salga de lo correcto no queda otra cosa que internet.
Del nivel de periodismo mejor no hablar. Me llama mucho la atención como se quedan mudos ante muchas respuestas, con nula capacidad para rebatir temas con cierta profundidad. NO me extraña que los más avispados los toreen a placer.
Besos.

Temujin dijo...

Gabriela, gracias por tu comentario. Creo que mi única virtud y mi único defecto es la sinceridad.

Temujin dijo...

Doctor Krapp, en el caso de España, yo veo dos poderes uno económico de la banca-electrica y otro político-caciquil, las autonomías que dedican ingentes partidas publicitarias a la publicidad con la que comprar silencios o altavoces, ¿es necesario gastarse tanto en publicidad?, Qui prodest?... Yo entiendo que un banco se anuncie, pero no una central nuclear o un gobierno que anuncia que ha gastado nuestro dinero en determinadas cosas y no se gasta en atender mejor a la gente. Todos los medios de comunicación son propiedad de bancos-energéticas (íntimamente unidos) ...

Temujin dijo...

Blue ayer en el seudocoloquio de la Sexta, oí a un oráculo de la economía afirmar para explicar un dato: "La mala economía que ha practicado Rajoy", creo que si alguien explica algo debe dar datos y contrastarlos con los anteriores o posteriores, no dar opiniones políticas cuando te contratan como analista, no como opinante. Y no es que yo sea forofo de Rajoy, que ya sabes que no, es que me joden según que planteamientos que parecen tomarnos como idiotas...
Besos

tecla dijo...

Lo de las privatizaciones de bienes de primerísima necesidad nunca jamás deberían realizarse puesto que son un bien común.
Lo mismo habría que decir con las farmacéuticas que según he oído decir a los expertos no producen lo que es más eficaz y necesario sino lo que da más beneficios.
Si se nacionalizaran las medicinas serían nuestras y estarían a nuestro bien.
Pero poco confío yo en los mandamases encargados de que esto se llevara con honradez y a rajatabla. Y volveríamos a las andadas como ha ocurrido con las dictaduras de izquierdas. Y de derechas.
Si es que no, Temujin. Que esto no tiene arreglo.
¿Por qué consentimos aforados?

Prefiero irme al puerto a mirarme el ombligo.
Buenas noches, caballero de espada y armadura.

Blue dijo...

Eso es lo que hay: demasiada opinión y demasiado poca información.

Temujin dijo...

Tecla, hay algo obsceno en privatizar la gestión del agua o de la Sanidad. Es un paso atrás en la evolución de la especie, es un asalto a la dignidad de las personas y es un robo a la sociedad.
Las farmacéuticas privadas deben tener derecho a las patentes, pero estas deben tener definidida claramente su caducidad a nivel mundial. Y ahora vamos a porque hay farmacéuticas privadas rentables y porque las públicas son un cachondeo en no pocas ocasiones. La respuesta es sencilla, gestión, nuestros políticos no ven más allá de las próximas elecciones y lo que nos se pueda vender en las mismas carece de valor, así vemos glorietas de millones de euros, mientras centros de investigación se cierran. Es la falta de acuerdos a largo plazo en los temas esenciales lo que ralentiza los temas principales, la enseñanza como arma política, la tontería, la cobardía, "la supremacía moral e intelectual" de unos contra otros.
De verdad ¿Quien entiende que alguien vote a unos gestores para que estos no gestionen?, mientras las partes esenciales del estado quedan descuidadas y sin planes, los ejércitos de burócratas atacan a la sociedad y se meten en cosas que ni por formación, ni por necesidad, ni por beneficio alguno son competencia suya.

Un saludo.

Temujin dijo...

Blue, excelente resumen...
Besos

U-topia dijo...

Los medios de comunicación más importantes están subvencionados por el poder político o son propiedad de empresas, por tanto están al servicio de quien paga. Solo algunos medios en internet son independientes que no quiere decir objetivos. Conviene que seamos conscientes de ello ahora que hay una corriente, que encuentra el consenso de una parte importante de la población, partidaria del control, censura y persecución de la libertad de expresión.

Salud-os!!

Temujin dijo...

U-topia, creo que la imparcialidad en la información no existe, todos tenemos nuestra opinión, pero si en vez de dar luz se provocan sombras eso no es bueno. ¿Cuantos españoles saben interpretar el recibo de la luz?, por ejemplo. Ver determinados señores que dicen ser periodistas lanzar propaganda politica, ocultar y manipular la información es malo, máxime cuando dicen que son "informativos". No tengo ningún problema en escuchar opiniones, pero no disfrazadas de información, para mi no es lo mismo.
¿Nadie cuestiona que los bancos, adalides de la rentabilidad, pierdan dinero a mansalva en medios de comunicación?
Tampoco creo que el estado, mejor dicho, el Gobierno de turno, maneje los medios de comunicacion, ya que solo los utilizan para perpetuarse.

Un saludo

María dijo...


Es verdad TEMU, nos miramos el ombligo, nos duele el pie soooolo cuando nos aprieta nuestro zapato, nos acordamos de Santa Bárbara sooolo cuando truena… así todo y aun así… cada día siguen naciendo y muriendo miles de seres humanos de los que nadie sabemos nada, ni nos importa saber, pero hoy 22 de Marzo unos bárbaros en Bruselas han matado a más de 30 personas y un centenar de heridos y nos miramos consternados porque los informativos nos atiborran con esa información .. ya no hay mundo a parte de Bruselas… el 19 de marzo murieron 5 personas y 36 heridos en Estabul y el 13 de marzo otro en Ankara con 27 muertos y cien heridos pero esos nos pillan lejos, como todos cientos de miles de muertos de Siria, Irak, Afganistán… y en Europa se arrastran os refugiados en barrizales y sí, es verdad, aquí es terrible que privaticen parte de la sanidad.. cierto, pero tenemos sanidad y nadie nos ha volado la cabeza, aun…

Un besito TEMU, perdóname, es el día, a veces depende de con quien nos comparemos el ombligo se hunde tanto que nos sale por la espalda y los informativos siguen atiborrándonos de noticias y nosotros seguimos sin enterarnos de nada... pero mañana volverá a salir el sol...mal que les pese, a quien le pese.


Que descanses!


Temujin dijo...

Maria, mañana no saldrá el sol, ya esta ahi, jejejeje. El concepto proximidad es claro, y cuando la guerra nos toca cerca es otra cosa. Es diferente ver bombas "inteligentes" por la televisión, que dicen que siempre dan en objetivos estratégicos y si no dan solo dañan "daños colaterales" que es una forma de llamar a la población civil muy educada, que ver las bombas explotar en la civilizada Europa. No me siento culpable , ni responsable de estos atentados, yo no he hecho nada y no creo que Europa halla hecho nada para merecer esto.

Un saludo

Anónimo dijo...

Temujin , gracias por tu respuesta, en lo que dices somos iguales..directa, clara, sincera y razono los errores que cometo y sé pedir disculpas, si es le caso.
Gabriela

Temujin dijo...

Gabriela, pienso que si haces eso ya tienes un gran trecho recorrido para la felicidad o la infelicidad razonada, que tampoco es tan malo.
Un saludo