lunes, 13 de abril de 2015

Endogamia



Uno de mis errores cuando fui concejal del pueblo donde vivo fue apoyar que se contratase con gente de allí, digo apoye porque estaba en la oposición y lo apoye.

Hoy veo las cosas de diferente manera cuando veo las campañas políticas para las municipales y la contratación de desempleados a tutiplen por Ay untamientos de todo color como una forma de asegurarse votos, sobre todo en pueblos pequeños.

Me parece muy bien que a igualdad de méritos se contrate antes al vecino que a otro, (yo lo hago), sobre todo en pueblos pequeños para fijar población, pero eso, en no pocas ocasiones, se transforma en un coladero legal para el amiguismo. 
Supongo que todo el mundo da por supuesto que los concursos públicos se hacen ad hoc, en no pocas veces, y si no lo saben, ya se lo cuento yo.

Este tipo de practicas son propias de un estado de hace tres siglos, de caciques que dicen quien trabaja y quien no, el cuñado, el vecino y demás simpatizantes.

Por eso, creo, se pusieron los Secretarios Interventores, que eran trabajadores foráneos que cobraban del Estado Central para no estar influidos por "insignes municipes".



Esta endogamia es perniciosa para el verdadero desarrollo del país, en mayor medida lo vemos en eléctricas, trafico y especulación de gas y determinados pelotazos asfálticos.

Sin embargo, la gente más que pedir su anulación, en no pocas ocasiones, lo demanda, sobre todo cuando no paga directamente con su dinero, porque con nuestro dinero no hacemos eso.

La pregunta que se me ocurre es:

 ¿Por qué con nuestro dinero hacemos unas cosas y con el que no nos afecta, o pensamos que no nos afecta, hacemos otras?

¿Necesitamos o queremos caciques?

Bueno, son dos preguntas.

La endogamia es mala, solo hay que ver las familias nobles que se casan entre ellos, terminan como gilipollas o lo que cuesta sacar adelante de verdad una economía como España después de décadas o siglos de proteccionismo absurdo.



Al final, coger a nuestro vecino porque es vecino para un trabajo, es como ir a operarte de apendicitis a la casa de al lado porque esta al lado.

El Plan E de Zapatero o la contratación de miles de españoles a media jornada (se matan dos pájaros de un tiro) por los Ay untamientos en la actualidad. La contratación  para trabajos que no hacen falta o mal dirigidos, se de lo que hablo, es otro ejemplo más de caspa, de caciques y de mangoneo en el poder.
Básicamente, falta de imaginación, falta de ambición y ser vagos, profundamente vagos, con su dinero no lo harían, estoy seguro.

Que Fortuna nos sea propicia.





11 comentarios:

María PAZ dijo...

Me resulta harto familiar, y para decirte la verdad, que siempre que puedo la digo, ya estoy harta de la misma sopa, como decimos los argentinos, la misma sopa podrida acá y allá.

Un abrazo.

Fer

F. Puigcarbó dijo...

de hecho, hagas lo que hagas, la cagas. Si los contratas del pueblo, malo, y si son de fuera, malo también-. En cuanto a los caciques, son parte del paisaje y se van perpetuando con el paso del tiempo. Cuando digo que en muchos aspectos España está en el siglo XIX, ancorada allí, es por cosas o casos como estos.

Miquel dijo...

Como dice F Puicarbó, malo es el asunto hagas lo que hagas.
Y por otro lado, lo que hace falta es trabajo de empresas privadas y no públicas, que es lo que crea el amiguismo.
salut

Dr.Krapp dijo...

Podría escribir un libro de no pocas páginas sobre este tema, del que fui involuntario observador y víctima desde la más inmediata cercanía en un ay untamiento que sobrepasa los 250.000 habitantes.
En fin que se te pondrían los pelos como escarpias si soltara prenda cosa que no es el momento y el lugar.
Abrazos

Temujin dijo...

Maria Paz creo que va en los genes de la Humanidad estas cosas, sin embargo, seguimos avanzando, que no es poco. Un saludo

Temujin dijo...

FRancesc creo que no se trata de que sean de aquí o de allí, tan solo que cumplan su misión de manera eficaz, si son de aquí mejor, pero que el localismo no sea el factor más importante.

Temujin dijo...

Miquel, no es que sean privadas o publicas, ocurre que en no pocas ocasiones los que tienen que controlar los trabajos públicos tampoco pisan la calle ni tampoco hacen un seguimiento de lo que se hace nada más que por estadísticas. El favorecer a los del pueblo porque si, es otra forma de caciquismo. La gente ralentiza todo porque como tampoco hay quien les apriete....

Temujin dijo...

Doctor , el panorama que describes es más o menos lo que yo denuncio, el factor de contratación no son las cualidades sino las afinidades, los precios por trabajo se disparan y los trabajos contratados se ponen en marcha lenta. Ademas quien viene con ganas esta mal visto. Un saludo

Joselu dijo...

Toda esta tendencia a centrarse en lo de casa, la endogamia, es propia de este país: en los ay untamientos, en las universidades, en las comunidades autónomas... Favorece, como dices, el caciquismo. Es la España que hemos construido a base de primos y cuñados o adláteres ideológicos. Es la España moderna que en tantos sentidos reproduce la tradicional.

Temujin dijo...

Joselu ese fue mi error, pero no se repetirá y seré critico con él. Siempre defendere comprar a igualdad de criterios al de al lado, pero nunca comprar al de al lado por otros factores, como es el caso. Un saludo

Luis Antonio dijo...

En la Universidad española la endogamia está muy presente. La convocatoria de oposiciones para ocupar una plaza es una farsa. En la mayoría de las ocasiones está decidido de antemano que la gane el candidato de la propia facultad...

Saludos