Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 21 de abril de 2014

Aurelia Cota y el futuro populista.




Dicen que Aurelia Cota recibió una ínsula como dote en su "casamiento" con Cayo Julio Cesar y en vez de delegar la gestión de la misma en un casero profesional, dicha señora dijo verdes las han segado, que ya era ella lo suficientemente inteligente y capaz como para manejar esa propiedad.

La Ínsula esta situada en la Subura, un barrio popular y populoso de Roma donde vivían gente de múltiples nacionalidades. Las plazas en los cruces estaban gobernadas por los colegium. Una especie de cofradías que había en los barrios populares para gestionar entre, otras cosas, los entierros y actos comunes y que acabaron degenerando en "múltiples actividades" por decirlo de alguna forma, como dar "protección" a los comerciantes...

Aurelia Cotta era una señora de voluntad férrea, inteligente y, (dicen), extremadamente hermosa.
Esta mujer supo manejar de forma profesional esta ínsula, navegar con el Colegium que había en su edificio y mantener la ínsula en perfecto estado y rentable.


Su marido, el pretor, debido a su cargo, viajaba mucho, fue esta circunstancia la que propició que Aurelia Cota se encargase de la educación del que seria posiblemente el mejor general de la Historia de Roma (junto con Escipion y Cayo Mario, estos últimos menos conocidos pero igual de geniales) y el romano más famoso de todos los tiempos.

Julio Cesar descendiente de los antiguos reyes de Roma se crió entre una multitud de nacionalidades, galos, italianos, hispanos, orientales, mauritanos y demás personas de diferentes credos y lenguas que se juntaban en el Subura.
Así aprendió, dicen, varias lenguas diferentes a la vez que crecía y se educaba en el latín materno y el griego culto (que era como el ingles actual en el Mare Nostrum).
 Un poco más tarde dicen que Julio Cesar fue confiado como compañía a su tío Cayo Mario.


Cayo Mario revolucionó el ejercito romano, dicen que adoptó de Hispania el Gladium, la espada corta de las legiones que caracterizo a este ejercito durante siglos, otro cambio fundamental que hizo Cayo Mario fue aceptar a proletarii los provenientes del "capite censi" como soldados.Antes solo iban los terratenientes a la guerra, pues según el planteamiento romano se pagaban sus armas y luchaban mejor por defender lo suyo.

Mario cogió a todos los hombres libres, les pagó el equipamiento a cuenta de la soldada y cuando se jubilaban les daba una porción de tierra que no podían vender para asegurar su vejez,(para impedir que se lo jugasen a los dados o de putas, aficiones muy en boga entre los legionarios romanos de la época).

Esto, si bien le proporciono éxitos militares de una envergadura desconocida hasta la fecha (excepto Escipion), le trajo verdaderos quebraderos de cabeza con el Senado, que no veía bien estas practicas, pues las fincas que recibian los soldados venian de los grandes latifundios públicos en manos de los senadores (nada nuevo bajo el sol).

Dicen que esta  política fue la que llevo posteriormente a su segundo en el mando Lucio Cornelio Sila a ser el dictador de Roma, pero eso ya es otra Historia.

De momento dejamos a Cayo Julio Cesar empapándose de estrategia militar con su anciano tío Cayo Mario, como se alinea una legión, la importancia de la caballería, Alejandro Magno y su Gaugamela, Escipion el Africano, la importancia de los mandos intermedios, la ventaja de la rapidez en el combate, el actuar como un solo cuerpo, ser querido por tus soldados y sobre todo una de sus maximas: "Se ganan más combates con la pala que con la espada", un estilo de hacer la guerra la rapidez y la construcción de grandes campamentos fortificados, que fueron su firma.

Dicen que al final Cayo Mario viendo que su sobrino podía hacer sombra a su aura de gran general, rencoroso, le nombro o, mejor dicho, manipuló para que le nombrasen Flamen Dialis, sacerdote de Júpiter. Un puesto donde no podía tocar metal, ni comer carne e iba con un uniforme ridículo, un puesto que lo que le sacaba de facto del ejercito y se aseguraba que no sobrepasase sus proezas en la guerra...

Y es que Cayo Julio Cesar, desde pequeño ya mostraba una inteligencia muy superior a la media, una capacidad para leer y aprender idiomas innata, junto con un gran talento para escribir y memorizar.

Dicen que esta etapa de su vida junto a su exigente madre, (que despues seria el ejemplo de matrona romana
), marcó a Julio Cesar.

El conocimiento del pueblo llano, sus inquietudes y anhelos, tambien le sirvio para manejar y ser querido por sus soldados, y probablemente es la causa de su gran popularidad entre el pueblo de Roma.
Seguro que, de vivir ahora, seria lo que la gente mediocre y sin carisma llama de forma despectiva un populista, gente que congenia bien con las personas humildes, conoce sus aspiraciones e intenta cubrir sus necesidades.

De momento, estaba de Flamen Dialis, sin dinero y con muchas ganas de liderar un ejercito.

Que Fortuna os sea propicia.

P.D. Continuara.

14 comentarios:

Miquel dijo...

Estamos a la espera...

Temujin dijo...

Miquel, Julio Cesar siempre me fascino, su vida merece bien ser contada y eso me propongo hacer, aunque la redaccion no sea la apropiada, "se me juntan las ideas" y me enrollo.

Francesc Puigcarbó dijo...

ahora empiezo a entender a Obelix cuando decía; son raros estos romanos...y ojo, que no eran de Bilbao.

Temujin dijo...

Francesc lo que eran es unos pesados, si perdian una batalla, volvian otra vez y otra hasta que loa ganaban... Obelix estaba equivocado, debiera haber dicho ¡¡¡Que pesados son estos romanos!!!

Francesc Puigcarbó dijo...

Pues eso, pesados, como los de Bilbao.

Malo Malísimo dijo...

Y como buen conocedor de Roma se presentó y salió electo como Tribuno de la Plebe...y lo hizo muy bien. Como dato curioso fue o el primero o de los primeros que tras pasar por hispania y conocer la costumbre de la "devotio hispana" se rodeó de la que entonces era la mejor caballería del mundo, la íbera, con la peculiaridad esa de la devotio...vamos un juramento a muerte...luchaban hasta la muerte protegiendo a su jefe y si este moría se suicidaban, así que se entiende que fuesen los mejores guardias de corps.

Temujin dijo...

Francesc los bilbainos somos la hostia...

Temujin dijo...

Malo, no conocia este hecho una guardia hispana de Julio Cesar, si que sabia de los iberos que tuvo Anibal y que consiguio de ellos excelentes resultados. Me informaré.

María dijo...

Nooo TEMUS un "populista" no es quien ..."congenia bien con las personas humildes, conoce sus aspiraciones e intenta cubrir sus necesidades" es quien abusando de sus necesidades y carencias, les promete el oro a berrido limpio y de paso recalienta sus motores para que odien a alguien a quien culpar de todos sus males... esto es un populista de libro, un oportunista panfletario...por lo que cuentas nada que ver con ninguno de estos romanos tuyos...

Todos los dictadores que ha sufrido la humanidad fueron populistas de estos... "vende motos" a golpe de machete, no vende camiones como tú:-)



Ave Cesar! galoburgalés! tú eres más galo que romano... se siente Asterix;)) Muaaaaaaaakss!!

Temujin dijo...

Maria, mucha gente llamaba populistas a quienes demandaban listas abiertas hace años o a quienes querian impedir los desahucios, para mi que populista eres cuando fracasas...Y Roma es mi favorita, los galos tenian a los druidas que eran sanguijuelas, todos menos Panoramix, desde luego...

Anónimo dijo...

"mejor caballería del mundo" sip senores, se conoce muy bien la historia de las colonias y las barbaridades que no nos hacen mas humanos, Espana era como el ladron de tierras numero 1, ladrones asesinos que hacian todo por sus Reyes y sus fabulas Eclesiasticas. Que me dicen de las barbaridades que Espana participo por su FE? ya claro, hay que estar orgullosos de lo popular que era entonces matar en el nombre de Dios, cuando Dios no pertenece para nada a esa porqueria general. Seamos hermanos de sangre o no, la historia ya nos decia por sus conquistas (logros enfermos contra otras cilivizaciones)lo que ahora se consideraria Robo y barbarismo, algo que no me hace sentirme orgulloso. "luchaban hasta la muerte protegiendo a su jefe y si este moría se suicidaban" Y eso? eso lo hacen todos los militares, nada nuevo, sabes la tasa de suicidio que tienen estos chavales que vuelven de ese infierno? pues ya sabes, se cuicidaban por causas de lo mas normales, por que todo ese traumatizante caos, despues de ver el para que y el por que, es para luego tener la consciencia por los suelos.
O si, hay que decir que eran la hostia, como los Americanos que se cargaban a los indios y luego que Viva Hispania y los TOROS jajaja en fin, dejaros de paridas y mirar por un momento cuales son vuestros representantes del pais hoy en dia..ya claro, matando Elefantes modus pasatiempos, la otra conduciendo con las de la ley como en el campo y los usureros que se os llevan el pan de cada dia! eso no era la mejor conquista hispana, ains! mecachis, estas conquistas y ladrones sueltos solo son graciosos cuando se les hace a los demas, no al mismo pueblo..karma quizas? o es que hay que levantar la bandera Hispana por los caballeros que os han llevado a esa gloria en la que aun sonais? Buen post Temujin, me encanta la historia, pero la buena, eh? la que no te daban en la escuela.

Dr.Krapp dijo...

Tienes una idea de la historia parecida a la que tenía Thomas Carlyle en el siglo XIX. Pareciera que la historia es una sucesión de personajes brillantes y singulares que trazan una ruta luminosa en un mundo en tinieblas. Yo no creo en los grandes personajes, en los grandes taumaturgos y no creo en Julio Cesar. Prefiero que me gobiernen 100 hombres mediocres a los que puedo deponer que un hombre brillante que se cree poseedor de un destino y que acabará convirtiéndose en un gran dictador por la gracia de Dios, por la gracia de Júpiter o por la gracia de las armas. Afortunadamente siempre hay un Bruto para volver a la normalidad.
Es mi punto de vista.
Salud

Temujin dijo...

Anonimo yo no iba a clase, estaba fumando por el barrio o en los billares. En los tiempos de los que estamos hablando, Jesus de Nazaret no había nacido y todavía no contaba con el club de "fans" posteriores. España era Hispania, no habia corridas de toros y mucho menos indios pero hijoputas habia muchos, como ahora, o mejor dicho menos que ahora. Por lo demas, en Hispania ademas de con los romanos les gustaba pegarse ellos yo creo que eso es marca peninsular absoluta, aunque dudo que e resto de estados de la época tuviese actitudes diferentes. Con la Reforma nos pusimos en el lado equivocado y de esos barros en el fondo, estos lodos. Gracias por el elogio, pero creo que no he escrito bien una entrada en la vida, pero muchas gracias.

Temujin dijo...

Krapp, la verdad es que me gustan los héroes, puede ser una conducta incluso infantil para algunos y para otros inútil, pero es lo que hay. Para mi los héroes son gente que piensa de forma diferente y que ademas hace cosas diferentes y encima tienen éxito. Este hombre, Julio Cesar, lidero su ejercito y fue un hombre muy inteligente, conquisto Las Galias con apenas bajas en su ejercito para el tamaño de la guerra, asesino a mucha gente y en el ultimo pueblo Uxellodunum, mando cortar la mano que empuñaba el arma a miles de galos y los esparció como ejemplo para el resto. Es un asesino a gran escala pero cuidaba mucho de sus soldados y creo que un Senado corrupto e infame le puso contra las cuerdas, iban a ir contra el, o eso creo yo. Yo lo veo con la frialdad de dos mil años. Y respecto a lo político ¿quien dice que puedes deponer a trescientos cincuenta pequeños dictadores? tienen muchos efectivos para reponer, tienen el dinero detrás y manejan los medios a su antojo, quitarnos a estos es más difícil de lo que crees, porque mientras un dictador puede llevarse en su persona todos los agravios como foco de males, con los 350 tienes que estar todo el día quitandoles y salen más como, (permitaseme la comparación), cucarachas y encima nadie es responsable, la multitud les da impunidad, no tengas tan claro que les puedes quitar. Un saludo y cuídate.