sábado, 10 de junio de 2023

Hacer dinero


 Si me pedís que nombre la distinción más orgullosa de los norteamericanos, escogería – porque contiene todas las otras – el hecho de que fueron el pueblo que acuñó la frase: “hacer dinero”. 

 Ningún otro lenguaje o país había usado antes estas palabras; los hombres siempre habían pensado que la riqueza era una cantidad estática – a ser arrebatada, mendigada, heredada, distribuida, saqueada u obtenida como un favor. 

 Los norteamericanos fueron los primeros en entender que la riqueza tiene que ser creada. Las palabras “hacer dinero” contienen la esencia de la moralidad humana.

Pero estas fueron las palabras por las que los norteamericanos fueron denunciados por las decadentes culturas de los continentes de saqueadores. Ahora el credo de los saqueadores os ha llevado a considerar vuestros más dignos logros como motivo de vergüenza, vuestra prosperidad como culpa, vuestros mejores hombres, los industriales, como granujas, y vuestras magníficas fábricas como el producto y la propiedad del trabajo muscular, trabajo de esclavos manejados con látigos, como las pirámides de Egipto. El bellaco que gesticula que no ve diferencia entre el poder del dólar y el poder del látigo debería aprender la diferencia en su propio pellejo – como, creo, lo hará –.

A menos y hasta que descubráis que el dinero es el origen de todo lo bueno, estáis buscando vuestra propia destrucción. Cuando el dinero deja de ser el instrumento por el cual los hombres tratan unos con otros, entonces los hombres se convierten en instrumentos de los hombres. Sangre, látigos y pistolas o dólares. Escoged, no hay otra opción, y vuestro tiempo se está acabando.

Discurso de Francisco d´Anconia


 La rebelión de Atlas (Ayn Rand).

 Este es un libro que merece la pena leer. Por lo menos para mi. 

 Que Fortuna nos propicie riqueza. 

8 comentarios:

  1. De muy joven leí Ayn Rand, me fascinaban sus novelas, luego de mayor, leí que si era facistoide y no sé qué más. A mí, los que vivimos me impacto, así como el Manantial. La rebelión del Atlas no la he leído.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francesc Puigcarbó, se le podra acusar de muchas cosas a Ayn Rand, pero fascista es lo más alejado de su pensamiento que puede hacer. Ella, como sabes, defiende que el Estado sea mínimo y que sean los individuos los que con sus "industrias" proporcionen servicios previo pago.
      Yo no comparto al 100% su pensamiento, me parece muy radical y alejado de la realidad. Creo que el Estado, las obras comunes, son necesarias para que todos avancemos, lo que detesto es que el Estado quiera acapararlo todo con el pretexto del "biencomun".
      Un saludo.

      Eliminar
  2. jooo....mi problema está en como gastarlo ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, cuando el dinero deja de ser el producto de intercambio llega la esclavitud del Hombre. El dinero es aseptico, no tiene ideologia, ni clase social. En tu caso se de tus gustos por las prótesis de pene. Cada uno con lo suyo, si te las puedes permitir.
      Un saludo. .

      Eliminar
    2. Soy ansí, hasta me he comprado una carretilla para arrastrar con los guebos.
      Cuidate, que se, te van las de corte de pelo con hacha.

      Eliminar
    3. Miquel soy nun hombre de gustos sencillos, si te refieres a ciertas habitantas de cierta región norte de Castilla con corte de pelo "anticonceptivo", pues no se, no son de mi gusto, pero cada una que se corte el peo como la de la gana.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Porque los Norteamericanos como ninguna otra potencia han llevado a ultranza el capitalismo hasta sus últimas consecuencias, ¿esto es bueno? Pues siento decirte mi querido DANIEL que no y de hecho, aunque sé que tú no lo compartes, este materialismo atroz en el que salvo que algo sea rentable materialmente y a costa de cualquier precio no interesa, es el que está destruyendo este Planeta que ya no aguanta más depredadores. El sistema hace aguas cuando además de cargarse el Planeta genera más y más desigualdades, donde el 99,09% posee toda la riqueza planetaria frente al 0,01% que posee el resto. Sinceramente, creo todo lo contrario de lo que dice este escrito, creo que la aparición del dinero es la madre de todos los males de la humanidad, la codicia, el egoísmo, el ansia por esquilmarlo todo sin pensar en nada más, está en la base de todas las guerras, de todos los conflictos, seguramente es imposible volver al intercambio y al trueque porque si volviéramos a eso, se terminaba de un plumazo casi todos los problemas, usar lo que necesitamos, compartir lo que cada uno sabe y elabora, no acaparar para cien vidas unos y otros muriéndose de hambre. En fin que gracias, pero no me interesa.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria, el dinero es honesto y permite ademas su acumulacion. Es esta acumulacion de dinero la que ha hecho posible que tu puedas tener internet, que existan medicinas en todo el mundo, que el hambre, a nivel mundial haya desaparecido, ha sido el capitalismo el que ha proporcionado frigoríficos que conservan alimentos, camiones que los transportan, viven en una casa que tiene calefacción y lavadora gracias a que el capitalismo hizo populares estos aparatos. No Maria, el capitalismo no es solo acumulacion desproporcionada de riqueza, es el señor que cultiva sus tierras, el el frutero de la esquina que quiere ganarse la vida trayendo fruta de un lado para vendersela a los vecinos, el que carpintero que transforma unos tablones en un mueble, es el fontanero que te arregla la cañería o el abogado que te asesora en los pleitos. El retorno a la Naturaleza queda muy bien, es bonito y esas cosas pero la Naturaleza es un matadero cruel, sin piedad, donde la inmensa mayoría de nosotros posiblemente ya estaríamos muertos de hambre, frio o cualquier enfermedad.
      Es mi opinion.
      Un saludo.

      Eliminar

Piensa como piensan los sabios, más habla como habla la gente sencilla. Aristoteles (384 AC-322 AC). Filósofo griego.

Bienestar social

 Una persona bien comida, bien bebida, bien dormida y con algo de sexo puede aguantar sin trabajar varios días. Si, se que parece imposible,...