domingo, 18 de octubre de 2020

Automóviles eléctricos I

Prólogo.

Entiéndase esta entrada y las siguientes no como una exposición de una supuesta sabiduría que no tengo (es referir, no falsa modestia) en nada de lo que posteriormente voy a exponer. Véase más bien como una aportación a como yo pienso que debiera ser, a grandes rasgos, un coche eléctrico para que este tipo de vehículos, de una vez por todas, se impongan en el mercado. 

 Los actuales motores de combustión interna, están desfasados, son ineficaces energéticamente hablando (apenas aprovechan realmente un 20% de la energía que generan, lo demás se va en rozamientos y calor), son sucios y en menos de dos décadas estarán fuera de lugar.

 Para el triunfo de tan razonable medio de locomoción, hay que vencer varias fuerzas, primero las físicas y luego las económicas. Las primeras, son más fáciles, de hecho, ya hay soluciones que solo tienen que desarrollarse y perfeccionarse, para las segundas hay verdaderos titanes a tumbar, la pregunta es sencilla:
 

 ¿Quienes son los titanes?


 Bueno básicamente hay tres fuerzas económicas que deben mirar un poco más allá de ombligo, que deben mirar su supervivencia más allá del próximo consejo de administración o las próximas campañas electorales y deben hacerlo de forma adulta, yo diría que ambiciosa, sabiendo que renunciando a un corto plazo rentable pueden llegar más lejos y mejor.

 La primera son los actuales fabricantes de automóviles y camiones. Me consta que hay importantes corrientes que ya han decidido que el futuro es eléctrico, así de sencillo, pero este cambio es duro. No es cambiar un motor y ponerle otro, el coche eléctrico no tiene averías y prácticamente su mantenimiento es nulo, así de sencillo.  

 Cuando un ciudadano compra un automóvil, a grandes rasgos, el coste del mismo viene del coste de la estructura (el hierro, los cristales, los asientos, las ruedas, el volante y demás partes), a eso se suma el coste del desarrollo del producto, si un coche vale desarrollarlo 1.000.000 de euros y se venden 1.000.000 de coches, al coste del producto se le suma un euro. Se suma a esto los precios de garantías que normalmente están bastante bien definidos y que se basan en el volumen. A estos tres anteriores valores se les suma el marketing y publicidad y a la anterior suma hay que añadirle el coste de comercialización del mismo a través de los concesionarios.  Y sobre todo lo anterior la comisión de Hacienda (que es la que más gana en toda esta "fiesta").

 Los fabricantes de automóviles cuando ponen el precio , suman las anteriores cifras y le añaden un beneficio, que para eso están, para ganar dinero o por lo menos para intentarlo. Pero en los actuales tiempos parte de ese beneficio esta basado en la tasa de retorno, es decir las veces que el cliente va al concesionario para mantenimiento o accidentes, que es una parte importante del actual beneficio de  cualquier vehículo. Los beneficios de estas compañías están basados en el número de pequeños beneficios, el sacrosanto volumen. 

 Bueno, pues ahora con los coches eléctricos una parte importante de los beneficios no estarán en la post venta y deberán estar en la venta, con lo cual el precio de cada unidad subirá, porque los coches eléctricos no tienen averías, el cliente tendrá como contraprestación un coche para más años y más fiable. Pero... siempre hay un pero... ¿qué hacemos con la ingente cantidad de concesionarios y servicios oficiales que tenemos? ¿les mandamos a todos los trabajadores a la calle?.. 

 Bueno, para esto, yo he pensado una solución que no encarece el producto y genera trabajo local, que ya les comentaré. 

Mientras tanto, los coches de combustión interna que se venden actualmente contaminan veinticnco veces menos que hace 20 años,  no un 25%,, 25 veces menos. Es un parche bueno, insuficiente, pero bueno. 

Otra fuerza a vencer es la de esas pequeñas compañías que venden hidrocarburos. Y aquí el "bicho" es peligroso por las ramificaciones políticas que tiene el "animal", véase a que se dedican nuestros ex-presidentes y demás tropa y lo entenderán y si no lo entienden, será su problema. Pero estos tampoco son tontos, y saben que sus días, les guste o no, están contados. Los grandes grupos energéticos primero tomaron posiciones con el gas, (como si el gas no contaminase), pero ya están arrimando al tema eléctrico. Sus tres patas van a ser controlar el transporte y distribución (ya lo tienen), como segunda pata el almacenaje (a un futuro medio) y la tercera ya la practican, el soborno legal de nuestra "democrática casta política" y el control de entidades financieras, donde también están, para hacernos esos estúpidos anuncios de "energías limpias".  Quien controla la pasta controla el negocio, como quien controla los jueces controla la democracia. 


La tercera fuerza a combatir es el estado, para que se hagan una idea:



El año pasado y según la columna adjunta  en España se recaudaron 12.358.000.000 de euros en el Impuesto especial de Hidrocarburos. Esto sobre un consumo total 34.727.000.000 de euros.

A este impuesto hay que sumarle el IVA que es del tipo impositivo del 21% con lo cual nos encontramos con otros 7.292.670.000 eurazos. Total, la cantidad que se llevan los gobiernos y gobiernas de la comercialización de combustibles fósiles y la contaminación:

           19.650.000.0000 Euros

 Quizás no la vean ustedes muy grande, asustados por las cifras que vemos todos los dias en los telediarios,  pero si la multiplican por un periodo electoral llegaría a casi 80.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, lo que nos ha costado rescatar a la banca pública de la desidia y mangoneo de su democráticoss gestores y algo más de propina. Y con algún año más lo que supuestamente vamos a recibir del resto de Europa.  

 Si hacen cuentas, que no cuentos, verán que casi un 60 por ciento del importe que ustedes pagan en gasolinera es para impuestos directos, más los que paga el de la gasolinera del beneficio que obtiene, más los que paga usted en su declaración de la renta, por si no lo sabía. 



  Que el coche eléctrico es el futuro, solo lo pueden discutir quien no está informado, por lo menos en mi opinión.  Que los fabricantes europeos están pasando una situación muy apurada, que les está llevando o llevará a despidos masivos para costear estas nuevas inversiones,  tampoco es para ponerlo en duda, porque es real.
 Si nos descuidamos nos pasará como a los EEUU en la década de los 70-80 con los automóviles japoneses y europeos, lo tengo claro. Que los estados deben apoyar a estas nuevas tecnologías e intentar reducir costes operativos que asuman estas pérdidas de ingresos, para mi, es la única solución. 

 Pero estas soluciones deben ser pactadas en toda Europa, debemos afrontar el futuro como una comunidad importante, como actor principal, más allá de egos, de fantasmas provincianos y envidias estupidas. La década que empieza este año será decisiva para esta energía, no se olviden ustedes de esto, no se olviden.  

 La formación de nuestros futuros técnicos (no hablo solo de ingenieros) es fundamental, que estudien, pero que trabajen como aprendices hasta su formación total, que mamen las nuevas energías más allá de los libros, que trabajen por dinero, pero también por vocación, que es la única forma de triunfo.

 Vuelvo a decir, esto no es cambiar un motor y poner otro, quien lo vea así, está muy equivocado, es una nueva forma de ver las cosas, la energía, el transporte,  la comercialización, todo...

 Pero claro, siempre hay gente que en vez de encarar los problemas reales, les gusta filosofar sobre monarquia y republica o el sexo de los ángeles, y demostrarnos sus "altos e inquebrantables ideales", como si eso hubiese solucionado algo alguna vez.  Hay que buscar soluciones antes que culpables, utilizar la imaginación, ser creativos, buscar alternativas, porque las hay, desde luego que las hay. En siguientes entradas, yo propondré algunas, posiblemente no sean acertadas, o no sean posibles a corto plazo, pero para mi si serian un punto de partida. Me gustaría tanto participar en esta nueva generación... 

En fin, es una opinión, no hablo ex catedra, otro día hablaré de cómo yo haria esos nuevos coches y como los comercializaria, por hoy, para ser domingo por la mañana del día 18 de octubre de 2.020, ya está bien. 


Que Fortuna nos aporte inteligencia. 

16 comentarios:

Llamadme Daniel dijo...

Disculpen la redacción y la puntuación.

Tot Barcelona dijo...

La verdad es que no tengo idea de coches. No son lo mío. Tuve en WW Golf, duro y eficiente como nada, y al final lo regalé porque aquí ya no se podía circular y cada año había que llevarlo a revisar.

veo que el trabajo que has realizado ha sido preciso y minucioso. Mi pregunta es el porqué si, tan buena que es la energía solar, no montan en Almería un captador de la misma como si fuera un pantano?
¿Porqué se espera tanto para una universidad de energía renovable?
Cómo es que seguimos dando concesión a las atómicas cuando han pasado los plazos de uso? Y si con el tiempo no harán falta de muchas centrales de este tipo porque al final todo será eléctrico y de acumulador y que se hará con las baterías, de las que nadie dice nada.
Un abrazo
perdona mi ignorancia en el tema, es supina.

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Yo vendi el mio hace un año, como la mayoria de la gente, no lo necesito, tengo otros medios de transporte alternativos que cubren de sobras mis necesidades, aparte de la bici.
Sobre el coche eléctrico y su cirscunstància, yo de eso no entiendo y doy por bueno lo que tu dices que eres el que entiende, De todos modos, el futuro pasa por NO COCHES y no está muy lejos.

Saludos

Rodericus dijo...

Has hecho un buen y desglosado análisis del presente de la automoción, que abre aún mas debates sobre el tema.

El coche de empresa que uso para trabajar, es un hibrido. Su consumo de gasolina es del cincuenta por ciento que el de un coche convencional, aunque no deja de ser una tecnología de transición.

No dudo que el futuro el el coche eléctrico integral, pero para llegar a ese punto, necesitamos un salto tecnológico mas. Aumentar la autonomía por lo menos hasta llegar a quinientos kilómetros, y conseguir ciclos de recarga mas rápidos.

Multiplicar la capacidad de generación eléctrica para atender toda la demanda, y tener fuentes de generación mas eficaces y limpias que las actuales.

Esto último es la "madre del cordero", porque si trasladamos la contaminación de los vehículos a las fuentes de generación eléctrica, no ganamos nada.

Todo un reto.

Albada Dos dijo...

Ha de ser la tendencia, eso seguro, pero han de mejorar las fuentes de energía. Sólo con pintura que captase la energía solar, como complemento a cargar en puntos concretos, sería más cómodo y fácil todo. Y barato.

Un abrazo

Llamadme Daniel dijo...

Miquel, si tu eres una compañía eléctrica, ¿que prefieres? ¿dos o tres fuentes de energía que puedas controlar o prefieres múltiples campos solares que generen su propia energía sin cortapisas de combustibles ni restricciones?. ¿Que porque no hay macroinstalaciones de energía solar? Puedes preguntar a , entre otros, José Montilla (PSC), Pepe Blanco (PSOE) y Cristóbal Gallego
Podemos con sus 160.000 napos al año y su dilatada experiencia en energía te resolverán todas las dudas, democrática y progresivamente, desde luego (y luega). Pero, te digo al oido lo que pienso, si en Alemania la energía es más barata que en España, sin sol, para mi que te estan robando, democráticamente, eso si...
Un saludo.

Llamadme Daniel dijo...

FRancesc, el futuro ecológico pasa por NO Coches, no lavadoras, no frigorificos, pero la realidad es que cada día hay más coches, más lavadoras y mas frigorificos. No se pueden poner obstáculos al desarrollo. lo que hay que hay. es, en mi opinión, vivir con él, y es posible. Hay alternativas razonaas y razonables.
Un saludo.

Llamadme Daniel dijo...

Rodericus Garoña producía 468MW, hay molinos, el Enercon E161 tiene 4,6MW, cien molinos de estos produce llo de uamn central nuclear, más barato, más limpio y sin peligro, por ejemplo. https://www.enercon.de/en/news/news-detail/cc_news/show/News/enercon-installs-e-160-ep5-prototype/.
Quizás, como apunta Albada Dos, los vehiculos deben autoregenerarse, al fin y al cabo, les esta dando todo el dia la luz y se desperdicia mucha energía en frenadas y otros aspectos. Por ahí va mi propuesta. Dentro de unos años, lo raro será ver gasolineras ¿apostamos?.
Pero deben cambiar los tres ejes que apunto y aquí no vale revolución, sino evolución firme y decidida. Me parece a mi. En la próxima entrada hablamos del diseño.
Un saludo

Llamadme Daniel dijo...

Albada Dos, pintura no conozco, pero si placas y nuevos materiales como el grafeno que pueden dar juego a lo que dices, es un excelente apunte.
Un saludo

Luis Antonio dijo...

Yo tengo un Toyota híbrido y ahorra bastante gasolina en la ciudad

Rodericus dijo...

Nota :

El hibrido que conduzco, recupera energía en las frenadas, ese tema ya está resuelto.

Llamadme Daniel dijo...

Luis Antonio, Toyota en este campo fue pionero y siguió, ahora está sacando provecho de sus veinte años de adelanto. Pero el híbrido, para sacarle el rendimiento energético que puede tener, requiere estudiar la conducción para maximizar ese beneficio. Un saludo.

Llamadme Daniel dijo...

Rodericus, creo que más que en las frenadas, es en las deceleraciones donde realmente se recupera la energía, es parecido, pero no lo mismo. Por eso le digo a Luis Antonio que requiere cierto aprendizaje de conducción para maximizar ese ahorro, en mi opinión, por lo menos.

Un saludo.

Llamadme Daniel dijo...

Decimocuarta

Pitt Tristán dijo...

Todo esto es una completísima información y muy currada por cierto. Yo creo que hay que prohibir todos los coches de combustión, o como se diga, y que todos sean eléctricos, y nuevos, nada de coches con más de diez años, que contaminan mucho, medidas con las cuales se podría devolver a las personas pudientes la oportunidad de tener un signo de su riqueza con el coche, que ahora lo tiene cualquier mindundi. Coches, sí, eléctricos, nuevos, caros, solo para los pudientes, como debe ser y no debería de haber dejado nunca de ser.

Saludos.

Llamadme Daniel dijo...

Pitt Tristan, creo que el poder desplazarse uno libremente no debiera ser un lujo, es más creo que debiera ser posible. Coches más pequeños recargables, con menos peso, con menos tonterías y más enfocados a lo que es importante es la función que deben tener. MIra el tráfico y eras que la mayoría de coches van con un conductor, ahí es donde esta el problema y donde debe articularse la solución, creo yo.
Un saludo